Ocho Segundos

Loli Musina decía que le gustaba aprovechar el tiempo pero más comer pasteles. Montó un servicio de de dulces on time. 

 

Ocho segundos. Ésa es la capacidad de concentración actual del ser humano.

Ligeramente inferior a la de la carpa de río. Sí, eso dicen los estudios.

Qué fuerte, cari.

Pepita Magochi creó una máquina del tiempo doble: una para disfrutarlo y otra para disfrutarlo aún más.

 

Así que cuando quieras la atención de alguien, tenlo presente. Dispara bien. Tú ya me entiendes.

Y asegúrate de emplear correctamente esos ocho segundos.

Por ejemplo para:

Dar un abrazo

O un beso

O un salto

Verbalizar un mensaje de amor

Elena Ranjasdelachina tenía muy claro para qué quería controlar el tiempo: para dormir más.

 

O recordarle a esx amigx cuánto te importa

Enviar un whatsapp con un corazón

Soltar una ventosidad y sonrojarte

Tomar un trago de horchata de forma sensual

Hacer cosquillas a quien tienes delante

Pensar firmemente un deseo

Mirar fijamente a alguien

O al cielo

O a esa fachada preciosa

Teresa Randonga no quería perder el tiempo, por eso besaba a la primera de cambio.

 

O a ti, al espejo

Sin apartar la mirada

Aceptándote

Y queriéndote de verdad

Ocho segundos pueden parecer poco.

Pepi Nacoteca siempre llegaba tarde así que se hizo relojera para cambiar todas las horas a su conveniencia.

 

Pero bien empleados, con un rumbo bien dirigido y con convencimiento

Pueden ser el cebo y el inicio de algo fantástico.

O simplemente de un chapuzón. Que tampoco está mal. Como la carpa de río.

¿Qué harías ?

En ocho segundos puedes hacer un Voguing estupendo aprovechando que vuelves al lugar donde naciste.

¡Sed muy Felices!

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong

Para saber más sobre mis librosun click aquí.

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer