Tengo el karma a punto de caramelo

Hay momentos en la vida y hay MOMENTAZOS. Aquí tenemos uno del segundo grupo.

 

Tengo el karma a punto de caramelo. Estoy que me salgo. Vamos, que me hacen una foto con la cámara Kirlian y parezco una discoteca de los 90.

Yo no sé si es porque desde hace un tiempo medito más que el Dalai Lama antes de un examen (me paso el día con el “suelto y confío” y escuchando música que me pone de buen rollo a todas horas) o porque ya me tocaba una buena racha. El caso es que todo me sale al revés que las conversaciones a mi alrededor: bien.

Desde luego, no hay mal que por bien no venga, y terminar de ponente en este congreso fue un BIEN mayúsculo. Aquí junto a mis fascinantes compañeras de mesa.

Tengo un estilo muy “Julio Iglesias” dando conferencias. Próximamente subiré a instagram la foto que hice en el palacio de fuera.

 

¿Que no me aceptan una comunicación para un congreso nacional? Pues resulta que me acaban publicando esa misma charla en una revista científica, me pagan por ello y hasta me invitan como conferenciante a un congreso… ¡internacional! Encima en ese congreso conozco a un montón de gente apasionante y me hago unas fotos para instagram chulísimas. Un win win en toda regla.

¿Que me equivoco reservando las fechas de un hotel en Lanzarote? Pues la empresa se apiada de mí y me lo cambia ofreciéndome incluso la posibilidad de una habitación mejor.

Otra SUERTE: poder ver a mi admirado Chenta (PutoChinoMaricón) de la forma más casual. Escuchad su música, es fascinante.

 

¿Que mi editorial no tiene presupuesto para publicitar mi novela? ¡Pues resulta que a una editora del CUORE le gusta tanto BARCELOBA que decide recomendarlo por iniciativa propia en la revista! Los ángeles existen, amigxs, y son personas.  Creo que después de eso ya poco más puedo desear.

Fuerte no, LO SIGUIENTE. ¡Gracias!

 

¿Que me planto solo en la inauguración de una exposición de moda y fotografía? Pues me encuentro con gente maravillosa y termino apareciendo en la crónica cultural de EL MUNDO (afortunadamente me había currado el look. Miniconsejo del día: no salgáis de casa hechxs unos zorros, nunca sabes si terminarás en la prensa nacional).

En la fiesta coincidí con Mercè Taús, icono, influencer y apoyo incondicional. ¡Buscadla!

También estaban el ilustrador Joel Miñana (mirad su instagram y sus creaciones en directo en desfiles), Gemma Ravasi y el fotógrafo Javi Dardo (cuyas fantásticas obras se exponen en el Bar Marfil del Hotel Murmuri).

 

De hecho no sé si es por ese motivo o por qué me han ofrecido participar en una iniciativa solidaria para recaudar fondos para la lucha contra el SIDA el próximo sábado. Sí, en plan celebrity. Y yo encantado.

Aquí está el cuarteto anterior, rodeados de crónica social y con nombre propio. ¡Ea!

El próximo sábado tarde estaremos PITICLI y yo como vendedores solidarios en La Roca Village. ¡Acercaos!

 

Total, que no es que sea desagradecido, pero yo esto quiero continuarlo, los mismo que Rosalía. Así que me he imprimido la foto de un millón de euros y la de un aticazo en Barcelona a ver si me tocan. Y también le estoy dando caña a la traducción de mi última novela (una historia de misterio con mucho sexo), a ver si se vuelve un pedazo de best seller.

Os prometo que me he imprimido esta imagen y me la he puesto en la mesa de mi trabajo.

 

¿Y sabéis por qué? Porque no tenemos que dejar de soñar, ni de valorar las cosas buenas (grandes, pequeñas, excepcionales o agradablemente cotidianas) que nos pasan a todxs a diario. Que las hay, y tenemos que detectarlas.

¡Sed muy Felices y cuidad vuestro karma!

¿Todo es cuestión de perspectiva?

 

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkongPero si me veis en el mundo físico… ¡saludadme!

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer