Ocho cosas que aprendí en Sant Jordi

Para tan importante ocasión realicé un auto retrato en rojo chillón.

 

Hola amig@s, esta última semana he aprendido unas cuantas cosas que quiero compartir con vosotr@s.

  • (1) La vergüenza NO sirve para nada. De verdad. ¿Que te ofrecen algo? Lo tomas. ¿Que tienes la oportunidad de saludar o contactar con alguien? Pues lo haces. ¡No desaproveches oportunidades por pudor! Eso sí, NUNCA olvides que…

Con las responsables del Ayuntamiento de Deltebre y mi camiseta en honor a las tierras del arroz.

 

  • (2) La educación es muy importante. Echarle morro es una cosa, tener cara, otra. Sé resuelto, no un aprovechado. Y, por supuesto

Para el Delta realicé una charla donde ensalzaba a verdaderos influencers, como los abuelos.

  • (3) Sé agradecido. De verdad, da las gracias. La gente no está a tu servicio ni vayas de Diva. Agradece a quien se implica en tus proyectos e ilusiones, y a quien te echa un cable. Y estate alerta porque

Soy absolutamente fan de las Terres de l’Ebre y de sus gentes, que siempre sorprenden (para bien). Aquí “Tere la moderna”.

 

  • (4) El Universo puede enviarte personas o mensajes que podrían pasarte desapercibidos. En los últimos días me ha sucedido cosas tan surrealistas que podrían ser explicadas únicamente desde la magia. Ejemplo: me llaman de Radio Nacional para hacerme una entrevista, pero hay un problema para coincidir con la presentadora. En ello andamos cuando me piden, la mañana de Sant Jordi, que firme a una hora diferente a la pactada. ¿Con quién acabo compartiendo mesa? ¡Bingo! ¡Con la presentadora del programa! ¡Y resolvemos la entrevista! Por cierto, recuerda el punto dos, y sé siempre amable porque

El domingo, en las Cavas Agustí Torelló Mata, participé de un divertido coloquio sobre educación, sexo y postureo. ¡Gracias Gemma por tu generosidad y por presentarnos!

 

  • (5) Nunca sabes quién puede estar al lado. Con esto no me refiero a que no vayas criticando (que tampoco) sino que ser majo con la gente que te rodea puede traerte gratas sorpresas. Otro ejemplo: en la presentación de Deltebre (¡ay, qué gente más bonita!) pude conocer personalmente, por fin, a un tipo encantador que seguía por instagram y que acudió de público. Fuimos a cenar y… alucinad, ¡resultó ser el fundador de MOSCHINO! Imaginaos qué pasada de cena fue. Esto me invita a recomendaros que

Tras la tertulia se ofreció un vermú en el jardín. Creo que es el ambiente más bonito en el que he firmado libros. ¡Y qué delicia su cava rosado!

Amig@s que son tesoros, y que te apoyan vayas donde vayas. ¡Gracias!

 

  • (6) No os dejéis fascinar por la fachada o los miles de seguidores de alguien. Primero: pueden ser comprados. Segundo: hay gente sabia y maravillosa alrededor nuestro si sabemos estar atentos. Estos días he aprendido enormemente de la asociación de mujeres de Deltebre, de personas anónimas que luchan por sus proyectos o de maestras retiradas que dominan el arte de vivir. Ellos son los verdaderos influencers. De paso, te diré que está muy bien que divulgues todo por las redes pero también

Empecé Sant Jordi increíblemente bien acompañado junto a Bárbara Alves, Clara Ferrer, Paz Castelló y Miquel Esteve.

La hora de la comida fue una fiesta, junto a mis colegas escritoras Erika Ramos, Bárbara Alves y Lorena Franco, con quien firmaba por la tarde.

 

  • (7) Comparte con la gente que te rodea. Invita, convoca, ofrece un espacio. No voy a demonizar la soledad, pero compartido cualquier acontecimiento es mejor. Estos últimos días he tenido la fortuna de poder realizar todos los viajes con PITICLI, de recibir la visita de amigos leales, de reencontrarme y encontrarme con personas fabulosas. Ése ha sido el mejor regalo. Y con ellos he podido

El momento central de la tarde. Un sueño hecho realidad. ¡Gracias a todxs lxs que vinisteis! ¡Gracias On the Road por contar conmigo!

Fin de la firma. Un pequeño acto en la ciudad y un gran episodio en la vida de un chico que creció en un barrio obrero donde costaba soñar de día.

 

  • (8) Disfrutar del momento. Parece de locos, pero una vez has logrado algo, automáticamente ya quieres más: más eventos, más gente, más reconocimiento. No, saborea el instante, ese privilegio, ese regalo. Como este momento, aquí, ahora, contigo, con vosotros.

Celebrar en el momento es fundamental.

 

¡Sed muy felices!

Gracias PITICLI por tantos Sant Jordis y tantos días para el recuerdo.

 

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong)

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer