Misión: dar la talla en Asturias

Aparecer dignamente en la TPA ha sido uno de mis mayores retos. ¡Mil gracias Leti y Arantxa! Os adoro.

 

Misión: dar la talla. La talla 40 de pantalón, para ser más exactos.

Querid@s amigos, este año teníamos una Misión Imposible Navideña, tan compleja que me río yo de Tom Cruise bajando colgado de un cable y hablando por teléfono. ¡Ja! La nuestra requería mucha más pericia de mi estómago.

Resumidamente el plan era: aparecer dignamente –y entrando en el modelito escogido- en la TPA (Televisión del Principado de Asturias) el 27 de diciembre y realizar una buena presentación de la novela en Gijón –sin vararme- el día 28. Todo ello mientras acabábamos con toda la comida de la zona, tanto dentro como fuera de las reuniones familiares.

Sé que parece la típica foto de ruta de montaña pero no, en Asturias todo trekking termina en un bar, restaurante o merendero.

 

Éste fue el diario de a gordo bordo.

Día 24. Llegamos a Asturias y  paramos a comer en Colombres, en “La Barata”, un lugar que nos encanta. Nada más sentarnos la señora nos sirve: una fuente de fabada de primero; patatas fritas con huevos (cuatro) y picadillo de chorizo de segundo; tarta de postre. Bebida: vino con gaseosa. Por supuesto, café con sacarina.

En la Barata se come fenomenal, y el pueblo de Colombres es una preciosidad. Ideal para la digestión.

 

Arribamos a la Cuenca Minera del Nalón con alto riesgo de atorarnos, pero logramos llegar a tiempo para la cena de Nochebuena. Afortunadamente han decidido que ésta sea “ligera”. A saber: sopa de marisco, salpicón, lenguado relleno, cabrito y ternera en salsa. De postre: pasteles de avellanas y toneladas de turrones y polvorones. Todo acompañado de cava, sidra y bingo. A estas alturas creo que no lograré alcanzar la televisión con forma humana. Y el viaje no ha hecho más que comenzar. Primer Almax.

Aquí con María, la artista detrás de Regaliz Negro. Atención a mi pose “Santa Teresa de Jesús”, que disimula un montón.

 

Día 25. Tras un noche agitada despierto con una idea firme: comprar un pantalón de la 42 por si acaso. Respiro hondo: volvemos a la carga. La comida del 25 consta del mismo menú que el 24, porque sobró la de Dios. Jugamos a cartas y a las películas. Intento moverme lo máximo posible representando cine de acción. Desafortunadamente arrasamos con TODO lo de la mesa. Creo que puedo apellidarme alfajor.

En el Boca a Boca no sólo hay tofu, también buena música y súper buen rollo.

 

Volvemos a Oviedo soñando con que esté abierto el “Boca a Boca”, un local con muy buen rollo que tiene oferta vegetariana en la carta. ¡Lo está! Pido ensalada y seitán. Sin embargo Víctor pide un revuelto de patatas y langostinos tan grande que me pide ayuda. Sucumbo. De perdidos al río. ¡Y venga vino! Mi abrigo azul triunfa, eso sí.

Esta foto fue tomada en La Buena Letra, el día de la presentación. Luego os muestro más para que veáis el ambientazo.

 

Día 26. Por la mañana nos acercamos hasta Gijón para conocer a Rafa, el magnífico librero de La Buena Letra. Un amor. Profesional, eficaz y súper activo. Su librería es un templo para los amantes de la literatura. Me muestra el sillón en el que tiene pensado que me siente. Empiezo a dudar si cabré y si no debería utilizar una chaise longue. De ahí vamos hasta FNAC, donde me reciben con tanto cariño que por un momento creo haber sido poseído por el espíritu de Mary Santpere. Salgo de FNAC Intu Asturias con proyectos, nuevos amigos y el ruego al Señor de que algún día haya verdura en un menú.

Sorpresa 1: ¡en FNAC Asturias me tienen súper bien considerado!

Sorpresa 2: ¡ahí conocí, finalmente, a Mariví!

 

Partimos hasta Caleao, bonito pueblo donde se encuentra el famoso “Tierra del Agua”. Entre ovejas, trepamos hasta el comedor mirador. Mis plegarias han sido escuchadas: ¡verduras de primero! Sin embargo el segundo es gochu (cerdo) asturcelta crujiente –que sabe a gloria- con patatas. De postre, queso casín.

Tierra del agua es muy fotogénico, para qué nos vamos a engañar.

Pero no sólo es fachada, la comida está buenísima y tanto la cocinera como la camarera son un amor.

 

Tras un paseo por el pueblo para digerir, vuelta a la cuenca. Para despedir la noche, en Oviedo, cena en “El Loco del Pelo Rojo”. ¡Qué descubrimiento! Comemos en la barra y bebemos gin-tonic por aquello de favorecer la digestión. Pedimos de todo. Sus croquetas de kimchi están tan buenas que en vez de postre las pedimos de nuevo. Volvemos caminando al hotel. Siento un sudor frío: mañana salgo en la tele y descubro que no me cierra el pantalón. ¡Encima la cámara engorda! Antes de dormir, fave de fuca.

 

El Loco del Pelo Rojo ha sido uno de mis grandes descubrimientos este año.

 

Día 27. Desayunamos con amigos. Intento pedir sólo café con leche pero en la cafetería van pasando bandejas con polvorones e insisten. No se puede decir “no” en Asturias. Por suerte, la fave hace efecto y pierdo talla y media de una sentada.

Lo de María no es sólo un lugar donde comer bien, es también donde la vida del pueblo se cuece.

 

Decidimos hacer unas compras y acercarnos a Rioseco (en Sobrescobio), mi pueblo preferido. Allí nos recibe María en su bar “Lo de María”, en el que tan buenos momentos hemos pasado. Al ser un día muy invernal nos sube a su cálido comedor y nos sirve una olla entera de sopa de ajo. Posteriormente una fuente con una granja de pollos sacrificada para nosotros y otra de lacón. No hay lechuga para acompañar, sólo patatas fritas. Horrorizado descubro que tantas patatas fritas han generado granos de pus en mi nariz. Compruebo, sorprendido, que los pantalones me cierran, pero rezo para que el maquillaje iguale mi napia.

Tomo un café con sacarina y partimos hacia la TPA. Descubro que he tomado tanto café que sólo quiero ir al baño. Respiro.

Ya en la productora, Luisa consigue que me vea, por primera vez en mi vida, con la nariz del mismo tono que el resto de la cara. ¡Gracias!

Mi participación en el programa “De Hoy No Pasa” constó de tres partes. La primera fue una entrevista sobre BARCELOBA.

 

Llegamos. Todo el mundo es muy amable en la televisión. Desde Luisa, la maquilladora, a Ciro, de producción, o David, de sonido. Nos ofrecen otro café (¡no, por Dios!). Entro en el plató de “De Hoy No Pasa”. Leti, Arantxa y Pedro me acogen súper bien. El look gusta. Sólo es cuestión de mantenerse erguido. La entrevista es dinámica y divertida. Me lo paso genial. Álex dijo que le parecía una mezcla entre George Clooney y Berto Romero, jajaja.

La segunda fue un test sobre influencers.

Esto es lo que se veía desde casa.

La tercera parte fue más de “chinchar” y “desmontar” a los influencers.

 

Salimos y para celebrar terminamos la noche en “Secreto a Voces”. Milagrosamente ha quedado una mesa libre. Volvemos a cenar con gin-tonic. Flipante el pulpo con pasta de palomitas.

El equipo del “Secreto a Voces”, encantadores y profesionales.

 

Día 28. Despertamos con algo de resaca. Es tiempo de ir a Gijón para dejarlo todo listo. Por suerte hay sitio en “Raw Coco”, donde se come bien, ligero y orgánico. ¿Cabré en el sillón? ¡Confío en que sí! Me llaman de la prensa para entrevistarme. Alucino.

El “Raw Coco”, una muy buena opción para comer bueno, bonito, barato y saludable en Gijón.

Alucinante, La Nueva España vino a la presentación, me entrevistó y me sacó en papel y digital. ¡Gracias!

 

Llegamos a La Buena Letra y nos está esperando nuevamente la TPA y los fotógrafos de “La Nueva España”. Por suerte la camiseta que llevo me hace muy buen tipo (no me pude poner camisa porque no cerraba).

Lleno total en la librería. La presentación, junto a Leti, del programa “De Hoy No Pasa” va divinamente. ¡Leti, I Love You! La gente está muy entregada. ¡Qué felicidad! Casi no quepo en el asiento, pero es por el ego.

Hubo lleno total. Fue increíble y me sentí muy arropado. ¡Mil gracias a tod@s por venir!

Me encantó poder conocer a gente que sigo por instagram. ¡Incluso vinieron desde Salamanca! Subidón.

¡Gracias por venir, repetir, ayudar!

Nunca había hablado para un público mas atento. ¡Qué maj@s sois!

Con Leti, qué genial compañera de aventuras.

Atención al ambiente. Mil gracias Rafa por poner La Buena Letra a mi disposición.

 

Salimos a celebrar con amigos. Piden cachopos. Estoy por optar por Almax en vena. Exploto feliz.

Tierra Astur, ya un clásico para comer como en la familia de Obélix 🙂

 

Día 29 y en adelante. Sucesión de amigos, nuevos amigos y cachopos. Viva la ropa elástica y las rebajas. Pero, sobre todo, ¡viva la gente de Asturias!

 

No puedo sentirme más afortunado, ni más lleno, en Asturias.

 

Sí, no puedo estar más agradecido y contento por cómo han ido estos días. Asturian@s, sois gente maravillosa y excesiva. Pero… ¿quién quiere vivir a medias?

¡Puxa Asturies!

Saltando, metiendo la barriga para adentro y deseándoos lo mejor para 2018.

 

¡Sed muy Felices!

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong)

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer