Hasta Lugo

Desde las Murallas Romanas, rememorando a los Monty Python y saboreando el éxito instagramero 😉

 

No hay nada más exótico que irse unos días a Lugo. Sobre todo cuando tienes a todo tu entorno re explorando Manhattan, Islandia o las Seychelles.

-¿Así que habéis hecho una escapada romántica? -¡Sí! -¿A alguno de esos destinos urbanos vuestros tan interesantes? -¡Por supuesto! -¿¡Habéis vuelto a Tokyo!? -¡No! -¿A Londres? -¡Ni hablar! ¡A Lugo!

Y quedas súper snob. Encima la ciudad, honestamente, es lo más.

Un buen instagramer ha de saber hacer el “cucu-trás” allá donde fuere. Y Lugo no es una excepción.

 

He de reconocer, por otro lado, que toda mi vida quise ir. Porque yo nací en un barrio emigrante y obrero, y muchos de mis vecinos eran lucenses.

Que nadie se moleste por lo que diré, pero cuando yo era pequeño los de Lugo eran como los chinos (y no sólo porque tuvieran una muralla): trabajaban más horas que nadie y manejaban y remontaban todos los negocios.

Lo mismo un taxi, un bar, una mercería o la librería donde todos comprábamos la Súper Pop, Tele Indiscreta o los libros para el cole.

Fingir que eres urban sketcher generará curiosidad en los paseantes y te dará un aura de interés muy gustosa. Animaos pero recordad: sostened la libreta del derecho.

 

Antes de empezar el curso, en la época de forrar los libros, TODA LA FAMILIA (incluidos los hijos) forraban a destajo hasta que no quedaba un niño en el barrio sin su material a punto.

A mí me fascinaba oírles hablar entre ellos en gallego desde la trastienda o desde la ventana de casa que daba a su patio de luces (como veis, por poco entro en contacto con el gallego antes que con el catalán).

De Lugo fueron algunos de mis compañeros de EGB, de voluntariado y de universidad. Y algunos de mis mejores amigos.

Sabes que el Universo te ama cuando te envía a un turista que sabe hacer buenas fotos. ¡Menudo recuerdo de la Playa de las Catedrales!

 

Así que cuando por fin llegué a esa ciudad experimenté una sensación muy especial, de misión cumplida. Sin dependes.

Porque a Lugo uno no va porque sí, uno la elige adrede. Y nosotros tuvimos la suerte de que la ciudad nos correspondió, como las flechas del amor de Karina.

Los que nos habéis seguido por instagram ya estaréis al corriente.

A diferencia de otras vacaciones, esta vez decidimos ser lo que la sociedad demanda: ¿cooperantes? ¡No! ¡Buenos Instagramers! De modo que fuimos subiendo fotos y vídeos de nuestras andanzas.

Cuando experimentas la “Lugo Connection”

 

¿Y qué creéis que pasó en Lugo? Pues que desde que subimos el primer vídeo en la Playa de las Catedrales la respuesta fue brutal. Más de trescientas personas se conectaron a verlo.

Sí, ¡Lugo nos empezó a redifundir y a aportar espectadores! ¿Cosa de meigas?

Viendo la respuesta, decidimos iniciar una sección titulada “EL ESPONTÁNEO con diferentes localizaciones. Para el vídeo de las Murallas de Lugo ya teníamos 500 visualizaciones.

Los lucenses son tan sabios que inventaron el helado de pimiento de herbón y el de requesón con higos.

 

Nos escribían espectadores lucenses saludándonos, invitándonos a una ruta de vinos… ¡Nunca vimos nada igual! ¡Qué gente más maja!

Así, mientras descubríamos su increíble patrimonio (qué maravilla de murallas, de claustro de la catedral, de plazas, de termas romanas), recorríamos sus calles, dibujábamos sus rincones o nos deleitábamos con sus vinos, su pulpo o sus helados de pimientos de Herbón, yo me sentía tan acompañado como cuando de pequeño me castigaban en la habitación y, desde allí, podía hablar con mis amigos por el patio de luces.

El día que marchábamos de Lugo, repletos de amor y de pulpo.

 

Ellos me hablaron entonces de sus vacaciones en Lugo, ahora lo hago yo.

Como podréis imaginar, nos costó mucho marchar. Espero que no tardemos en volver.

Y como siempre me pedís alguna recomendación, os paso la del RESTAURANTE ESPAÑA. Allí no sólo se come tremendamente bien, también se experimenta un trato al cliente increíble. Atención a su steak tartar o su canelón de buey. Rúa do Teatro, 10.

El comedor del Restaurante España. ¡Qué noche la de aquel día! ¡Y qué steak tartar!

 

¡Hasta siempre Lugo! ¡Sigamos conectados!

Nota: en respuesta a vuestra petición de poder ver todos los vídeos de “El Espontáneo”, he subido los de las vacaciones, por orden, en el grupo de Hong Kong Blues de Facebook. ¡Gracias por vuestro apoyo!

Paredes lucenses que recuerdan a Miami e invitan a saltar.

 

¡Sed muy Felices!

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong)

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer