Confieso que he comido (crónica de un verano en Asturias)

Asturias te pone del revés 🙂

 

“No hay amor más sincero que el que sentimos hacia la comida.” George Bernard Shaw

Éste es el deporte que más hemos practicado durante las vacaciones: el salto a la mesa. Aquí, intentando mimetizarme con la botella, a ver si me estilizaba.

 

“Comerse el mundo es, claramente, una expresión que acuñó un asturiano. Por el Amor de Dios, ¡qué tierra! ¡Y qué gastronomía!

Si quieres salir con tipín en las fotos estivales astures te recomiendo que las hagas al inicio del viaje. Aquí con una amiga que es una animal mediático.

 

Calidad y en cantidad. Olvidaos de las cenas ligeras, porque allí el acompañamiento de cualquier plato no es ensalada, sino patatas fritas (patatinos). Vamos, que te puede suceder lo siguiente:

“-¿Qué te pongo, vida?” “-Una ensalada, por favor”. “-Ay, fíu, quedeme sin lechuga”. “-Vaya, ¿y qué tiene?”  “-Hoy, carne de caza”. Y terminas cenando una bandeja de corzo (con patatas, claro) y unos calamares a la romana para chuparte los dedos. Y en vez de agua, sidra, claro.

Menús playeros de bandera roja.

 

Lo que no entiendo, después de haber pasado un verano en Asturias, es cómo no te regalan después un semestre en la Buchinger para recuperarte.

Ay, Asturias patria querida, esa tierra maravillosa e inconquistable en la que sobresalen los bares por encima de las iglesias. Quizá por eso dicen que es un paraíso.

Imagen tomada en la recomendable Ruta del Alba. Chorrocientos metros más arriba, en casa Dios, encontraréis un bar.

 

Que te vas a una ruta de montaña, y cuando al cabo de tres horas crees que desfallecerás, un letrero te anuncia: 1. La cima. Y 2. ¿La ermita? ¡No! ¡El bar! ¿Cómo abastecerán esos bares? Porque no creáis que ahí preparan sándwiches.

Amigos que te invitan a unas jornadas de rock… pero antes una tonelada de arroz caldoso con bogavante. ¡Ellos sí que saben!

 

Si tu opción es la playa (¡y qué playas!) tampoco pasarás hambre: sus chiringuitos ofrecen hasta fabada –ved la foto más arriba-. Supongo que allí no hay operación biquini, sino operación a secas.

San Salvador de Valdediós, joya prerrománica donde sus monjas preparan… ¡hummus! En todas partes sorpresas culinarias.

 

Y hablando de playa, nosotros no nos podemos quejar: hasta morenos volvemos tras haber pillado los quince días de verano de este año (en Asturias el verano no es una estación, sino un apeadero).

Look influencer de verano para pasar el día en Torimbia, una de las playas más hermosas que vi jamás.

En Gulpiyuri, seguramente la playa más peculiar de Asturias… y de España. ¡En mitad de un prado!

 

Menos mal que dicen que el bronceado adelgaza, pues terminé subiendo el Carne por Followers en modo acrobático para disimular perímetros y leyes de la gravedad. Eso sí, funcionó tan bien que en Gulpiyuri me soltaron “vaya ombligu guapu que tien”.

Amigos asturianos con los que quedas para una sardinada y unas sidras y terminas triunfando en internet.

Su performance en “el espontáneo” fue un éxito. ¡Y con razón! Recordadme que os hable de los vídeos que realizamos en otro post 🙂

 

Aunque si algo debo destacar de estas vacaciones es que han sido un viaje al centro de la buena gente. Que tengo el hombro sobado y los afectos a rebosar. Allá donde fui me atendieron bien y de forma cariñosa (de ahí lo del hombro). Lo mismo en un hotel, un restaurante o el mismísimo Corte Inglés (y con eso os lo digo todo).  ¡Nunca vi nada igual!

Mi familia asturiana. Mi familia. Imán y talismán.

 

En definitiva, pocos lugares tan recomendables uno encuentra.

Y para quienes me piden direcciones, ahí van.

 

El interior de La Cacharrería, uno de esos lugares a los que sabes que volverás.

 

LA CACHARRERÍA. Un restaurante simpático y con un punto de diseño en Villaviciosa. Platos creativos para compartir y una carta que invita a pasarse muchas veces.

En Secreto a Voces tomé una de las mejores lentejas de mi vida.

 

SECRETO A VOCES. Ya un clásico en Oviedo. Cocina de autor a precios asequibles. Atención a su menú de mediodía. Increíble.

Terraza posterior del Catalín. Tan luminosa como el trato de las chicas que lo llevan.

 

EL CATALÍN. Antes de llegar al pintoresco pueblo de Tazones, con vistas al mar y a unos bonitos prados. Menús de mediodía pantagruélicos (y me quedo corto). Su arroz con almejas es sensacional.

Puedes ver y sentir la vida del pueblo en Lo de María. Cómo agradecer los buenos momentos que he pasado allí <3

 

LO DE MARÍA. En la plaza mayor de Rioseco, probablemente mi pueblo preferido de Asturias. Ambiente familiar y unos platos contundentes y sabrosos. Atención a su lacón. Para repetir y repetir.

Con Rosita. Verla en acción es un espectáculo a la altura de sus platos.

 

CASA MORÁN. Dicen que ofrece el mejor pote asturiano y no seré yo quien lo contradiga. Me chifla. Tanto como ver en acción a Rosita, que lleva sesenta y ocho años atendiendo las mesas con profesionalidad y carácter. En Benia de Onís.

Alojamientos.

Entrada al Don Félix. Nos gusta tanto que antes de decantarnos por El Delta pensamos en casarnos en él.

 

DON FÉLIX. En Rioseco, puerta de entrada al parque de Redes (Soto de Agues, Ladines… una maravilla) encontramos esta preciosa casona atendida con tanta calidez que a uno le cuesta marcharse. Además, tienen una máxima: ningún cliente se hospeda sin desayunar. Y no repiten desayunos para que siempre te sorprendas.

Vista de la casa donde estaba nuestro apartamento, rodeado de limoneros. Una delicia.

 

QUINTA LA ESPADAÑA. En Bedriñana, una aldea junto a Villaviciosa. Dos casas que ofrecen habitaciones o apartamentos. Vistas estupendas. Y además, incluido: piscina, huerto orgánico, llagar de sidra natural, barbacoas, futbolín… ¿Quién da más? ¡Nadie!

Gracias por todo, Asturias. He vuelto increíblemente lleno de ti (en todos los sentidos).

Saltando con la Regenta, que ye una guaja muy saladina.

 

¡Sed muy Felices!

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong)

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer