Os traigo un notición

 

Todo el mundo parece querer saltar a la fama. ¡Pues yo tengo novedades! @holamoderno 🙂

 

“Los ratos de ocio son la mejor de todas las adquisiciones.” SÓCRATES

 

A Bruna Peonzi no le preocupaba el tiempo libre, ¡lo adoraba! A ella lo que le angustiaba era que le abandonara el desodorante.

 

Mi madre no sabe tener tiempo libre. Se pone de los nervios. Tú le das un rato ocioso y te descuelga una lámpara, o una persiana, y te las deja como los chorros del oro.

Yo le digo que aprenda a relajarse, a disfrutar de no hacer nada. Ella, entonces, se pone a leer un rato, o a ver una película, pero a los pocos minutos ya ha descubierto cómo echar conserva de tomate en casa, y monta una factoría en la cocina.

A la familia Jackson Cartagonova le encantaba fingir ver la tele frente a la chimenea durante su tiempo libre. ¡Eran unos expertos!

 

Ha acabado con todos los tarros de vidrio de su barrio, y, la verdad, le ha salido un tomate delicioso. Ahora, cada vez que viene, nos trae conserva junto a sus famosos tuppers y su jabón de aloe vera. Una maravilla.

Ella dice que prefiere estar activa, no como una de sus vecinas, cuya afición preferida, cuando no trabaja, es investigar, divulgar y opinar sobre las vidas de los demás. Para que os hagáis una idea, tiene un nivel tan pro que la llaman “la Gaceta”.

A Loli Targaryan lo que le gustaba no eran los chismorreos, sino los tupperwares.

 

Mi madre huye de los chismorreos como de la pereza. Le interesan bien poco las vidas de los demás. En ocasiones parece que ni la mía. Que yo le quiero contar algo y ella sólo me habla de sus historias.

Como hoy, que me ha pasado algo MUY FUERTE y ella a lo suyo. También es verdad, pobrecilla, que se le habían borrado todas las fotos del móvil y andaba más desesperada que Madame Butterfly.

Paulina Tapuerca nos da una pista del notición que viene a continuación.

 

Yo quería contarle que como servidor sí sabe qué hacer son su tiempo libre forzoso, además de escribir y hacer abdominales, últimamente me había dado por meditar y visualizar.

Llevo días visualizando a todo trapo. Imaginando que me llama mi agente literario y que me da un notición. Sintiendo mi novela publicada. Viendo la portada. Notando el grosor del libro… oliendo el papel. Vamos, que hasta me he ido a las librerías a visualizar in situ, actuando como si mi obra fuera era una de las expuestas.

Paquito Jones fue el maestro de la meditación en la oficina. ¡Voy a buscar sus vídeos y a seguir sus pautas ya!

 

Pues bien… ¿qué creéis que ha pasado? ¡Exacto! Para flipar. Mi agente me llamó porque… ¡Ediciones B – Penguin Random House va a publicar mi novela!

¡Incluso me han pasado el texto editado y la propuesta de portada! ¿No es increíble?

Voy a mostrároslo por aquí. A ver si así mi madre lo ve y se entera. ¡Viva el tiempo libre bien aprovechado!

¡Tachán! ¡Aquí tenéis el borrador de la cubierta!

 

Disfrutad de vuestro ocio, en el que pronto me podréis leer en papel, y… ¡Sed muy Felices!

 

Aquí, muy góticos, para desearos un buen agosto.

 

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong)

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer