Barcelona, la Bolsa o la Vida

Como dice Lali Fuetdulot a Barcelona se le ha subido el éxito a la cabeza. Dentro de nada la tendremos que llamar de usted y todo.

Como dice Lali Fuetdulot a Barcelona se le ha subido el éxito a la cabeza. Dentro de nada tendremos que tratarla de usted y en inglés.

 

Barcelona nos ha salido un poco golfa. En todos los sentidos. Que sí. Pero no voy a hablaros de su faceta nocturna (salgo menos de noche que Drácula por la mañana).

No sé a qué academia de estética habrá ido pero no os la recomiendo: últimamente se maquilla en exceso, se obsesiona con seducir por la fachada y oculta tanto sus arrugas y aplica tal cantidad filtros a sus selfies que podría ejercer de protector solar.

Xènia Forçabarça tuvo una acalorada discusión con Barcelona en el centro estético. Resultado: un ojo morado (maquillado, no os penséis).

Xènia Forçabarça tuvo una acalorada discusión con Barcelona en el centro estético. Resultado: un ojo morado (maquillado, no os penséis).

 

Ella me dice que me calle, pues parece que así se vende y funciona.

Yo le canto aquello de “Roxanne, you don’t have to put on the red light”, pero creo que sólo escucha “put on” y se mosquea. Que me vaya a otro sitio si no me gusta éste, me replica.

Teresina Pamtumàquet está un poco cansada de tanto Hotel lujoso con spa. A ella le gustaban los baños de la Barceloneta. Es que ella fue siempre muy campechana (y le pirran los marineros).

Teresina Pamtumàquet está un poco cansada de tanto Hotel lujoso con spa. A ella le gustaban los baños de la Barceloneta. Es que Teresina fue siempre muy campechana (y le pirraban más los marineros que los empresarios).

 

Estoy por hacerme el turista, a ver si así me quiere más, porque no es que se nos haya puesto gentrificada, ¡qué va! ¡Ojalá! es que ahora le ha dado por estar turistizada. Que sólo le ponen los turistas, y cuantos más mejor, a lo gang bang. Yo no sé si eso es una filia que se cura, pero tendré que preguntar.

A mí Barcelona me preocupa, porque el otro día me la miraba y le salían los turistas y las tiendas de recuerdos hasta por el lagrimal.

Enriqueta Vilanovailageltrú tiene un remedio buenísimo cuando desbordas turistas: tapón de oro en el lagrimal y aquí paz y en la caixa pessetes.

Enriqueta Vilanovailageltrú tiene un remedio buenísimo cuando desbordas turistas: tapón de oro en el lagrimal y aquí paz y en la caixa pessetes.

 

Yo le decía: chiquilla, vigílate los barrios bajos, que no es que los tengas superpoblados, es que tienes algunos ya más falsos que un concierto de los Milli Vanilli.

Pero nada, ella que si está muy subida (de vivienda), que si la bossa sona (¿habrá elegido la bolsa a la vida?), y que si gitana hechicera, marabú.

Una pena, oye, porque a mí Barcelona me encanta sin tanto maquillaje. Con su espíritu abierto, sus mezclas de identidades, su Sant Jordi (fantástico), su Ou com balla (imperdible), su arquitectura

Quim Pontdesuert logró conquistar a Mariona Pratdellobregat (que andaba un tanto descarriada) refrescándole todas sus virtudes. Voy a seguir su ejemplo.

Quim Pontdesuert logró conquistar a Mariona Pratdellobregat (que andaba un tanto descarriada) refrescándole todas sus virtudes. Voy a seguir su ejemplo.

 

Se me ocurre recordarle algunos de sus rincones menos trillados, a ver si desfibrila. Y, de paso, los comparto con vosotros.

Éstos son algunos de los lugares menos turistizados (ejem, dentro de lo que cabe) que os recomiendo:

 

Patio central de la fábrica. El pasaje hasta llegar a ella también mola lo suyo

Patio central de la fábrica. El pasaje hasta llegar a ella también mola lo suyo.

Lady Laca siempre quiere ser la más moderna de sus amigas, por ello la trajimos a la fábrica. Por cierto, ya tiene whatssap y Gmail...

Lady Laca siempre quiere ser la más moderna de sus amigas, por ello la trajimos a la fábrica. Ah, y aviso: ya tiene whatssap y Gmail…

 

La Fábrica Lehmann. Consell de Cent 159.  Un espacio de creación (y creadores) con aires berlineses en l’Eixample. Desconocido para muchos. Fotogénico como pocos. El próximo 13 de mayo, además, ofrecerá puertas abiertas.

 

Esta foto de Beatriz Fabres muestra la entrada de uno de los pasajes. ¿Lo reconocéis de alguna película?

Esta foto de Beatriz Fabres muestra la entrada de uno de los pasajes. ¿Lo reconocéis de alguna película?

 

Pasajes. Aunque hay varios más por la ciudad, en Sant Pere Més Alt disfrutaréis de dos, estupendos y evocadores. La calle, en sí, también tiene mucho que ofrecer. No digo más.

Interior de la parroquia. Si buscáis en Google, veréis las multitudesque se forman para Santa Rita.

Interior de la parroquia de Sant Agustí. Si buscáis en Google, veréis las multitudes que se forman para Santa Rita.

 

Barcelona filipina. Ya sabéis lo que me gusta esa zona. ¿Qué os recomendaría? Que iniciaseis el recorrido en la Plaza  Terenci Moix, junto al CCCB -donde practican deporte y coreografías- y que fuerais bajando hasta la calle Hospital, concretamente a la plaza y Parròquia de Sant Agustí. Allí podréis sorprenderos con la devoción que se profesa a una imagen de Santa Rita (hay incluso una urna para pedir deseos).

Elevador del Carmel, cercano al metro. Tomadlo, y seguid subiendo. Vistas maravillosas aseguradas.

Elevador del Carmel, cercano al metro. Tomadlo, y seguid subiendo. Vistas maravillosas y sorpresas aseguradas.

 

El Carmel. Una Musa decía que éste era el último lugar por descubrir. Probablemente. Salid del metro dirección a la cima de la montaña. Elevadores como en Lisboa, vistas increíbles de la ciudad y bares de tapas a buen precio.

Nada más verlo emociona, ¿verdad?

Nada más verlo emociona, ¿verdad?

Si vais podréis haceros una foto tan poco pretenciosa y épica como ésta...

Si vais podréis haceros una foto tan poco pretenciosa y épica como ésta…

 

Pabellón de la República. Existe una estupenda reproducción del pabellón que la República envió a la Exposición Internacional de París en 1937. Para saber cuál era la ubicación del Guernica. Cerca del metro Montbau.

Imagen tomada durnte un festival reciente. No me digáis que no tiene su punto el sitio.

Imagen tomada durante un festival reciente. No me digáis que no tiene su punto el sitio.

La iluminación del festival de arte urbano era tan buena que nos permitió el postureo nocturno. ¡Ni Batman!

La iluminación del festival de arte urbano era tan buena que nos permitió el postureo nocturno. ¡Ni Batman!

 

La zona de Pere IV cercana a la Parròquia del Sagrat Cor (carrer de Provençals) . Zona en transformación, veréis restos de arquitectura industrial, grafitis y un cierto aire de far west. Eventualmente se celebran festivales de arte urbano.

 

Este lugar me tiene ENAMORADO. Por l noche ofrece una sensación indescriptible. ¡En mitad de la ciudad!

Este lugar me tiene ENAMORADO. Por la noche ofrece una sensación indescriptible. ¡Y en plena ciudad!

Sé que parece una foto de autobombo, pero os aseguro que el objetivo era mostraros los jardines del Teatre Grec... ¿ha colado?

Sé que parece una foto de autobombo, pero os aseguro que el objetivo era mostraros los jardines del Teatre Grec… ¿ha colado?

 

El Teatre Grec y sus jardines. Inspirado en el de Epidauro, se creó en 1929, utilizando el espacio que ocupaba una cantera de Montjuïc. Tremendamente evocador. Ver un espectáculo ahí, una noche de verano, es incomparable.

Ellos sí sabían construir...

Ellos sí sabían construir… nada de pladur.

 

Temple d’August. En mitad del barrio gótico, al fondo de un callejón, y dentro de un edificio, están los restos del Templo romano de Augusto. Sobrecogedores. Aunque cada vez más popular, me gusta llevar a mis amigos allí para iniciar cualquier ruta por la ciudad. Carrer del Paradís, 10.

Vista aérea del laberinto. No lo memoricéis, es mucho mejor perderse un rato por él.

Vista aérea del laberinto. No lo memoricéis, es mucho mejor perderse un rato por él.

 

Parque del laberinto. Sí, todo el mundo va a visitar el Parc Güell. Sin embargo, yo siempre fui más del Parc del Laberint d’Horta. Además del laberinto en sí (toda una experiencia) se puede hacer un recorrido por la finca, sus esculturas, fuentes y hasta comer en su área de picnic. Metro Mundet.

Nada, a ver si Barcelona no se nos pierde por su laberinto y encuentra la salida.

Recuperando este salto desde la cima del Carmel. ¡Viva la Barcelona auténtica!

Recuperando este salto desde la cima del Carmel. ¡Viva la Barcelona auténtica!

 

Y vosotr@s… ¡Sed muy Felices!

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong)

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer