Un Señor de Barcelona

Ésta es la pinta que tiene un "Señor de Barcelona" cuando acude a una inauguración. Si te han de fotografiar, mejor antes de comer canapés (por los restos entre los dientes).

Ésta es la pinta que tiene un “Señor de Barcelona” cuando acude a una inauguración. Si te han de fotografiar, mejor antes de empezar a comer canapés (por los restos entre los dientes).

 

Por si nos encontrábamos a la Baronesa Thyssen, en la inauguración de la exposición en el CaixaForum, llevaba yo un mechero (aunque ya no fumo) y un paquete de caramelos. No es que se los quisiera vender, es porque las dos cosas me vinieron muy bien hace unos años, cuando me la presentaron (o, en lenguaje oficial, “me la introdujeron”).

Para que veáis el título de la exposición y nuestro atuendo a todo color.

Para que veáis el título de la exposición y nuestro atuendo a todo color.

 

Tenía pensado decirle, si finalmente hablaba con ella, que un personaje de mi novela realiza una acción inspirándose en una suya. Ya imaginaréis cuál. Pero mi gozo en un pozo. Eso sí, pena ninguna, pues la exposición es una maravilla, y sólo por disfrutar del Chagall, del Hopper o del Georgia O’Keeffe hay que ir.

Éstas fueron las finalistas a "Señor de Barcelona en femenino" que se llevó a cabo en Logroño Distrito Federal hace unos años.

Éstas fueron las finalistas a “Señor de Barcelona en femenino” que se llevó a cabo en Logroño Distrito Federal hace unos años.

 

Lucía yo para la ocasión un look de galerista petardo muy apropiado. O, como dice PITICLI, muy “Señor de Barcelona”.

Un “Señor de Barcelona”, según PITICLI, siempre lleva gafas de pasta y lo mismo es humorista que cineasta que escritor que diseñador gráfico o artista conceptual.

Lo mejor, cuando entras en la cuarentena, es que puedes posar así, ocultando barriga, y no sólo se te consiente sino que favorece. Aquí, con la Musa Jones, ejerciendo de escritores barceloneses.

Lo mejor, cuando entras en la cuarentena, es que puedes posar así, ocultando barriga, y no sólo se te consiente sino que te favorece. Aquí, con la Musa Jones, ejerciendo de escritores barceloneses.

 

Un “Señor de Barcelona” parece profundamente superficial pero no lo es. Viste modernete y, generalmente, conserva el cabello y la talla. Efectivamente, Isabel Coixet también podría ser un señor de Barcelona.

¿Y Eduardo Mendoza?  Por supuesto, pero a él no me atrevería a abordarle, ni con caramelos ni sin, después del bufido que me pegó la última vez que coincidí con él. Para colmo de mi desgracia, en casa somos tan adoradores de Mendoza que PITICLI se puso de su parte y no de la mía, y no tengo yo ahora el cuerpo para divorcios.

Petronila Gurb nos superó en el concurso "Fans de Eduardo Mendoza" cuando se presentó así: vestida únicamente con sus libros.

Petronila Gurb nos superó en el concurso “Fans de Eduardo Mendoza” cuando se presentó así: vestida únicamente con sus libros.

 

Pero bueno, a lo que iba, que gracias a mi cabello blanco y a la miopía me he convertido en uno de ellos. Y lo mejor de todo: he encontrado a mi público. ¿Literario? ¡Qué va!

Tiene guasa: toda la vida luchando contra la cana y abusando de la lentilla y ahora que no tengo más remedio que llevar gafas y ahorrar en tinte me llueven los piropos.

Como veis, a un "Señor de Barcelona"  le favorece mucho la americana de terciopelo. Yo tengo tres.

A la vista está: a un “Señor de Barcelona” le favorece mucho la americana de terciopelo. Yo tengo tres.

 

Fijo que es porque cierto tipo de persona mantiene una fantasía no resuelta con su profesor, y que debe de ser lo que yo despierto.

No os engaño: tuvo más éxito esta foto en redes que otras en las que enseño carnaza.

No os engaño: tuvo más éxito esta foto en redes que otras en las que enseño carnaza. Llego a llevar gafas y explota mi instagram.

 

Para acabar de redondear la ironía, me ha sucedido otra cosa curiosa. Dicen que las gafas empequeñecen los ojos, pero en mi caso lo que han hecho es agrandar mis piernas. Ya, yo también alucino. Pero si no, no me explico por qué precisamente ahora la gente se percata de que tengo los gemelos grandes. Para fetichismos los colores.

Imagen que demuestra que tengo buenos gemelos previo a llevar gafas. No obstante, y no me preguntéis por qué, así no lucen igual.

Imagen que demuestra que tengo buenos gemelos previo a llevar gafas. No obstante, y no me preguntéis por qué, así no lucían igual.

 

Me escriben privados, me tocan al pasar y hasta un pintor me pidió dibujarlos (obviamente accedí, pero no le quise cobrar aunque me ofreció dinero, pues yo no me vendo).

Si el cuadro queda bien igual se lo comento a la Baronesa cuando la vea.

Niños candidatos a "Futuros Señores de Barcelona" en clase de conversación. Como comprenderéis, la capacitación empieza en edad temprana.

Niños candidatos a “Futuros Señores de Barcelona” en clase de conversación. Como comprenderéis, la capacitación empieza en edad temprana.

 

Porque, esto es fundamental, un “Señor de Barcelona” ha de saber conversar de todo. Y ella, por cierto, también posee unas piernas estupendas.

Conversad y… ¡Sed muy Felices!

Salto de homenaje frente a torre del ídem. Los que nos seguís en instagram ya sabréis que fue celebrando nuestro décimo aniversario :-)

Salto de homenaje frente a torre del ídem. Los que nos seguís en instagram ya sabréis que fue celebrando nuestro décimo aniversario 🙂

 

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong)

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer