Apadrina un barcelonés

Los García Lapelaéslapela buscaban casa bien conectada con Barcelona centro. Dieron con una en Calatayud Distrito Federal. ¡A un tiro de AVE!

Los García Lapelaéslapela buscaban casa asequible bien conectada con Barcelona centro. Tuvieron suerte, dieron con una en Calatayud Distrito Federal. ¡A un tiro de AVE!

 

Subir al Himalaya, enfrentarse a Gengis Kan y arrancarle tres pelos de la barba es más fácil que conseguir piso en Barcelona.

Deberían proponerlo como prueba de resistencia psicológica. Si la superas, entras en la Academia del Triunfo, la de los Mossos, la de Chiquote o la del Teléfono de la Esperanza.

Eleonora Tararí Queteví no pudo comprar un piso con ascensor. Por ello enviaba a sus hijos al cuarto mediante este sistema de catapultas infantiles.

Eleonora Tararí Queteví no pudo comprar un piso con ascensor. Por ello enviaba a sus hijos al cuarto mediante este sistema de catapultas infantiles.

 

¡Ja! Me río yo del surrealismo daliniano y de Pekín Express. Quince mil euros al mes costaba un piso –mono, no vamos a negarlo- de un anuncio que miramos. ¡Y eso que estaba al lado de un barrio chunguísimo! ¡Supera eso!

Nosotros, ilusos, empezamos buscando un ático, luego uno con terraza y ahora, simplemente, que tenga ascensor. Ése es nuestro “irrenunciable”. Que sí, que ya estamos muy Mallorcas y como te dé una meaja pechusque las roscas. O lo que es lo mismo, te quedas sin poder salir de casa, con lo que nos gusta la calle.

Genaro Cooperativo era de los que se tomaba la justicia por su mano ante la gentrificación y la presión turística.

Genaro Cooperativo era de los que se tomaba la justicia por su mano ante la gentrificación y la presión turística. No es que fuera bruto, es que era del norte.

 

Vivir en una ciudad internacional y turística es fabuloso lo que tiene. Compites contra todos los airbnbs del mundo, los inversores, las cadenas hoteleras y los ricos de países fríos o inseguros. Quedas “Solo ante el peligro” (inmobiliario).

De hecho no sólo compites, también terminas más acorralado que Stallone. ¿Qué culpa tengo yo de vivir en el centro? ¿Y de que encima me guste? Esto, más que Ciutat Vella, parece la Aldea de Astérix.

Los Monicabeluchis Ohmygod no es que fueran hippies, es que pagaban tanto por el alquiler que tenían que ir a bañarse al río. Ganaron un premio a la Familia Millennial.

Los Monicabeluchis Ohmygod no es que fueran hippies, es que pagaban tanto por el alquiler que tenían que ir a bañarse al río. Ganaron un premio a la Familia Millennial.

 

Para presupuestos humanos la oferta inmobiliaria es tan deprimente que deberían avisarlo en el prospecto. Cuchitriles, túneles del terror, nidos de monstruos y poco más. ¡Si hasta aplaudes cuando tienen interfono o cierran las ventanas!

Total, que la cosa se complica. Yo quiero iniciar una campaña en Change.org titulada “apadrina un barcelonés” para que los susodichos podamos seguir viviendo en el hábitat natural. No os preocupéis, que si funciona lo podemos ampliar a los madrileños, los venecianos o los neoyorquinos.

Para conseguir la casa de sus sueños Rosita Thesingle tuvo que vender a su marido en internet. Dicen que jamás se arrepintió.

Para conseguir la casa de sus sueños Rosita Thesingle tuvo que vender a su marido en internet. Dicen que jamás se arrepintió.

 

Porque… si nos vamos todos, ¿qué gracia tiene para el que viene de afuera? ¿Ver un decorado o recorrer un gran IKEA?

Nosotros, la verdad, ya nos consideramos un poco parte del escenario del barrio, y nos gusta. Nos llaman “los chicos de la plaza”. De hecho, temo cuando dejemos de ser “chicos” para “señores”, pero ése ya es otro dilema.

No sufráis, no es que nos hayamos ido a vivir a este puente, es que vino Lady Laca a celebrar su cumpleaños y le chifla la Rambla de Mar.

No sufráis, no es que nos hayamos ido a vivir a este puente, es que vino Lady Laca a celebrar su cumpleaños y le chifla la Rambla de Mar.

 

En fin, que si el que la sigue la consigue, tendremos que seguir. Ahora bien, si conocéis a alguien que quiera alquilar su piso a dos excelentes personas de confianza, ya sabéis. O, si queréis apadrinar a un barcelonés, lo mismo.  ¿No dicen que hay que hacer correr la voz? Pues eso.

Ala, a correr la voz -o lo que queráis– y… ¡Sed muy Felices!

Todo lo que se ve desde Las Golondrinas tiene un precio impagable, pero qué más da. ¡Se trata de celebrar!

Todo lo que se ve desde Las Golondrinas tiene un precio impagable, pero qué más da. ¡Se trata de celebrar!

 

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong)

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer