Pareja o Banquillo

A raíz de sus malas experiencias sentimentales la famosa cantante Manana Torrelodonich sólo se casaba con miembros de su club de fans. ¡Así consiguió hasta diez felices matrimonios!

Debido a sus malas experiencias sentimentales adolescentes, la famosa cantante Manana Torrelodonix sólo se casaba con miembros de su club de fans. ¡Así consiguió hasta diez felices matrimonios!

 

Tengo a las Musas ante un dilema: ¿pareja o banquillo?

Según comentan, el mercado romántico-carnal no es que esté mal, es que ronda la esquizofrenia.

Ketevan Fandagou tenía un sentido del humor excelente. Cada vez que un pretendiente le salía rana se lo tomaba a risa. Aquí con la amiga que la convenció para hacerse monologuista.

Ketevan Fandagou tenía un sentido del humor excelente. Cada vez que un pretendiente le salía rana se lo tomaba a risa. Aquí con la amiga que la convenció para hacerse monologuista.

 

Conocen a un tipo estupendo, éste no para de decirles lo enamorado que está, que jamás vio mujer igual, que sólo desea un futuro conjunto. Ellas quieren ir despacio pero él insiste. Fuerza el ritmo. Regalos, cenas, hoteles. Promesas. Y cuando las Musas bajan la guardia… ¡tachán! ¡Desaparición más impactante que las de Houdini! Aparte de otras sorpresas.

Marine Torquemádar sufría porque no daba con su príncipe azul. Resultó ser un problema de daltonismo y se casó con su oftalmólogo.

Marine Torquemádar sufría porque no daba con su príncipe azul. Resultó ser un problema de daltonismo y se casó con su oftalmólogo.

 

Así como la pareja aparece el banquillo se busca. Que si Tinder, que si otras vías. Una selección exigente es fundamental. Un buen banquillo exige trabajo y esfuerzo, pero da muchas alegrías, dicen.

Recomiendan mínimo dos reservistas, por aquello de garantizar disponibilidad. Lo ideal: que no sólo haya química horizontal, sino también colegueo. Si es joven y deportista, un plus. Pero si ya está disponible los domingos, de traca.

Cada vez que un integrante de su banquillo le proponía algo más serio Natia Larangeira se volvía bizca. ¡Vamos, que ni por asomo!

Cada vez que un integrante de su banquillo le proponía algo más serio Natia Larangeira se volvía bizca. ¿Cambiar de estatus? ¡Vamos, ni por asomo!

 

Ironías de la vida el banquillo muestra una lealtad que los príncipes azules desconocen. Y cuando entra en terreno de juego asegura victorias. Pero no compromisos conyugales.

Lo que no abastece el banquillo lo cubre la amistad. ¿Será ésta la fórmula contemporánea?

Hay quien cree que.

Lía Toletum-Visigotia sólo creía en los amores de verano. Por ello viajaba de un hemisferio a otro y siempre protegía concienzudamente su piel del sol.

Lía Toletum-Visigotia sólo creía en los amores de verano. Por ello viajaba de un hemisferio a otro continuamente y, eso sí, siempre protegía concienzudamente su piel del sol.

 

El caso es que mientras unas Musas cultivan su banquillo, y no lo cambian por nada, otras tienen unas ganas tremendas ya de pareja.

Yo, que las adoro, les deseo suerte a todas. Y que me cuenten detalles, claro.

¡Aprovechad los días soleados que quedan! ¡Y felicidades a las Mercedes!

¡Aprovechad los días soleados que quedan! ¡Y felicidades a las Mercedes!

 

¡Sed muy Felices!

Podéis chafardearme en Instagram

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer