Oda a la realidad

Horatia Wisconsin de Sotomayor se dio cuenta de que en realidad su puesto de investigadora en neurociencias no le aportaba, que lo suyo era el swing. Así que lo dejó todo y montó una academia pionera en Siberia. ¡Triunfó!

Horatia Wisconsin de Sotomayor se dio cuenta de que en realidad su puesto de investigadora en neurociencias no le aportaba, que lo suyo era el swing. Así que lo dejó todo y montó una academia pionera en Siberia. ¡Triunfó!

 

“Odio la realidad, pero es en el único sitio donde se puede comer un buen filete”. Woody Allen.

“La única verdad es la realidad”. Aristóteles.

Hubo un momento en la vida de Cornelia Yurneixion en que hubo de reconocer la realidad: estaba con el agua hasta el cuello. ¿Qué hizo? Aprender a bucear y disfrutar como la que más.

Hubo un momento en la vida de Cornelia Yurneixion en que hubo de reconocer la realidad: estaba con el agua hasta el cuello. ¿Qué hizo? Aprender a bucear y disfrutar como la que más.

 

Dicen que los amigos se eligen y la familia se impone, pero si de verdad algo se impone en la vida, eso es la REALIDAD.

A mí la realidad me gusta más unas veces que otras. Pero claro, como es muy tozuda, se acaba por imponer. No importa lo mucho que la niegues, se te pone delante y a ver quién la quita. Ni las manchas de vino tinto.

Hablando de familia, ayer fue el cumpleaños de Lady Laca. Es curioso, conozco pocas personas tan realistas que puedan plantarse a simular una ópera en La Fenice.

Hablando de familia, ¡ayer fue el cumpleaños de Lady Laca! Es curioso, conozco pocas personas tan realistas que puedan plantarse a simular una ópera en La Fenice.

 

Hay quien opina que la realidad está muy sobrevalorada, o que debería estar prohibida. De hecho la mayoría de los gestores públicos la obvian, y es que si no eres una persona un tanto preparada para mirarla de frente, la realidad te supera.

Como también supera a la ficción, eso es sabido. Yo he vivido situaciones más delirantes con mi entorno que las vistas en las películas.

Publia Torrelodones no sólo era daltónica, también un tanto fóbica. Al final descubrió que para mirar la realidad, en su caso nada mejor que una Cámara Kirlian.

Publia Torrelodones no sólo era daltónica, también un tanto fóbica. Al final descubrió que para mirar la realidad, en su caso nada mejor que una Cámara Kirlian.

 

Un amigo dramaturgo precisamente se quejaba de que a las obras se les exige verosimilitud mientras que a  la realidad no (aunque eso no ha evitado que en el argumento de varias de sus creaciones la Sagrada Familia explotara de las formas más diversas).

Efectivamente, otra característica de la realidad es la imprevisibilidad. De acuerdo, más o menos uno intuye por dónde pueden ir los tiros, pero en cuanto te descuidas un giro inesperado de los acontecimientos puede cambiar el curso de la historia. Me río yo del surrealismo cuando analizo el momento actual.

Spuria Windowsvista no podía tolerar la realidad ni el frío, así que se compró dos videojuegos de realidad virtual y una buena calefacción. Se quedó la mar de a gusto, pero dejó de salir de casa, evidentemente.

Spuria Windowsvista no podía tolerar la realidad ni el frío, así que se compró dos videojuegos de realidad virtual y una buena calefacción. Se quedó la mar de a gusto, pero dejó de salir de casa, evidentemente.

 

Claro que otra amiga opina que lo que a mí me sucede –y por eso hablo así- es que tengo un exceso de realidad: ando demasiado expuesto a demasiadas historias diariamente, sin término medio, del glamour y el oropel a la crudeza más atroz.

Yo ya le respondo que como me refugio en la literatura (y en los modelos con Manoli), la cosa no va a mayores, y que tampoco me interesa crearme una burbuja para vivir ajeno al mundo (total, en el minipiso no me cabe).

Como algun@s me habéis preguntado por la última pieza realizada con Manoli, aquí os dejo esta imagen. ¡Por cierto que he de agradecer a los fotógrafos Paco y Manolo por la difusión que hicieron de ella! (de la imagen, no de la falda).

Como algun@s me habéis preguntado por la última pieza realizada con Manoli, aquí os dejo esta imagen. ¡Por cierto que he de agradecer a los fotógrafos Paco y Manolo por la difusión que hicieron de ella! (de la imagen, no de la falda).

 

Que no, que lo mejor es poderla mirar, vivir. Sin antifaz, pero con gafas si es necesario. Sin armadura pero protegiendo las zonas más sensibles, tampoco es plan de exponerse más de la cuenta.

Al fin y al cabo no hay otro escenario, esa es la realidad. Y también tiene su punto.

Appia Numeria Caravacadelacruz fue la primera persona en intentar domar la realidad en un show en vivo. No lo consiguió, pero sí un montón de fans (claro que quizá el escote ayudó).

Appia Numeria Caravacadelacruz fue la primera persona en intentar domar la realidad en un show en vivo. No lo consiguió, pero sí un montón de fans (claro que quizá el escote ayudó).

 

¡Sed muy Felices!

En realidad no es un casting para teloneros de las Spice Girls, sino una foto que aparece de repente y te deja realmente sin palabras. ¡Qué tarde la de aquel día!

En realidad no es un casting para teloneros de las Spice Girls, sino una foto olvidada que aparece de repente y te deja realmente sin palabras. ¡Qué tarde la de aquel día!

 

¡Nos vemos en Instagram !

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer