Taiwan Surprise

En Kaohsiung conocimos a este tipo tan majo, gracias al cual nos sentíamos muy seguros

En Kaohsiung conocimos a este tipo tan majo, que nos dio trucos para no oxidarnos con la edad.

Nadie necesita más unas vacaciones que el que acaba de tenerlas“. Elbert Hubbard.

Hay momentos en la vida (y en Taiwán) en los que no sabes cuál es la mejor dirección

Hay momentos en la vida (y en Taiwán) en los que no sabes cuál es la mejor dirección (quizá todas sean correctas)

Había una vez un treintalescente que tras unas semanas en Taiwán debió volver a su cotidianidad. Por suerte su realidad no estaba del todo mal y su tarjeta de crédito podía exprimirse un pelín más aún, de manera que nuestro protagonista tuvo un aterrizaje movido pero llevadero.

Taiwán, una tierra exótica donde puedes encontrar estos objetos en las tiendas de diseño

Taiwán, una tierra exótica donde puedes encontrar estos objetos en las tiendas de diseño

Dado que mucha gente de su entorno le pidió la crónica vacacional, dicho sujeto peterpanesco decidió enumerar las anécdotas más destacadas de su viaje en este entrañable post.

Aterrizar en Taipei y a las dos horas estar cenando con los blogueros de holataipei y de taipeistreetstyle ¡qué majos!

Aterrizar en Taipei y a las dos horas estar cenando con los blogueros de holataipei y de taipeistreetstyle ¡qué majos!

Primero. Todo aquel que desee viajar a Taiwán deberá justificarse. Os lo aseguro. Nos lo preguntaban aquí y allí. ¿Pero por qué Taiwán? ¿No será Tailandia? ¿En serio os está gustando nuestro país? Y la respuesta era sí.

Los tejados de los templos, fascinantes

Los tejados de los templos, fascinantes

Taiwán tiene el encanto de lo desconocido, de Asia, de una isla tropical, de la seguridad en la calle, de lo tremendamente organizado que está, de sus playas, de sus montañas, de sus mercados nocturnos, de lo barato que resulta… de lo encantadoras de sus gentes. Pero a vosotr@s seguro que os gustará más conocer sus peculiaridades.

Brochetas deliciosas (y baratísimas) que puedes comer a casi cualquier hora

Brochetas deliciosas (y baratísimas) que puedes comer a casi cualquier hora

Los horarios en Taiwán son un galimatías. Comen a las 12h y cenan a las 18h, mientras que las tiendas pueden abrir a las 14h y cerrar a las 23h. Sí, puedes terminar de cenar e irte a comprar con calma al Carrefur o al UNIQLO tan ricamente. De todos modos, como les encanta comer y hay un sinfín de opciones, en realidad desde que se levantan hasta que se acuestan comen.

Por la noche es posible disfrutar de unas deliciosas Oreos Fritas (o también Twix). Festival de la diabetes.

Por la noche es posible disfrutar de unas deliciosas Oreos Fritas (o también Twix). Festival de la diabetes.

En verano la temperatura es muy elevada, y la humedad también. No obstante, la comida (y la cena) habitual es una sopa de tallarines muy caliente o un caldo al que se le van echando todos los ingredientes que tú quieras para que se vayan cociendo in situ. Por supuesto, con el aire acondicionado a tope.

Cómo echaré de menos tener tantos wc cerca...

Cómo echaré de menos tener tantos wc cerca…

Al igual que Japón o Corea del Sur, Taiwán es el paraíso de los meones. Sí, todo el país está repleto de baños públicos (estaciones de metro, parques, etc.) perfectamente indicados y limpios. Ideal.

Instrucciones facilísimas para elegir en el karaoke

Instrucciones facilísimas para elegir en el karaoke

Taiwán es un destino turístico habitual para japoneses, coreanos del sur, hongkongeses, singapureses… pero no para occidentales. Así que prepárate, porque aunque hablan bastante bien inglés y metro e indicaciones generales están traducidos, muchos mapas de turismo no. Claro que ellos son tan amables que no hace falta.

Que se pidan hacerse fotos contigo incluso en el hotel mola

Que se pidan hacerse fotos contigo incluso en el hotel mola

En Taiwán resultas exótico y confuso. Se harán fotos contigo, les llamarás la atención… pero les costará saber si el de la foto de tu pasaporte y tú sois la misma persona. De verdad, se lían. ¡Es que todos nos parecemos!

Pesque su propia gamba y cómasela, todo un éxito

Pesque su propia gamba y cómasela, todo un éxito

Nunca verás tantos hombres occidentales heterosexuales feos como en Taiwán. ¿Por qué? Porque han descubierto que allí resultan guapos. Es muy llamativo, la verdad.

Señales un poquito desasosegantes cuando paseas

Señales un poquito desasosegantes cuando paseas

Y nunca verás más parejas de chicas por la calle que allí. Hay muchas explicaciones posibles, y todas resultan curiosas. En todo caso, es así.

En los mercados hay de TODO, lo cual es un consuelo

En los mercados hay de TODO, lo cual es un consuelo

En Taiwán se lleva ir al Karaoke, pero también las boleras-discoteca. Lo más.

Karaoke & new friends, lo más

Karaoke & new friends, lo más

Es un territorio en el que cuando te cruzas con otros occidentales, éstos te ignoran. De verdad. Quizá tengan miedo a que les quites protagonismo.

Hamburguesas sorprendentes

Hamburguesas sorprendentes

A los templos se llevan ofrendas. Fruta (mucho kiwi, claro, con tanto arroz), billetes… pero también maquillaje y pizzas acabadas de traer por el repartidor. Sus Dioses están muy actualizados.

Maquillaje divino

Maquillaje divino

Sus hamburgueserías molan más. Tanto en las cadenas habituales como en las autóctonas, suele haber hamburguesa de marisco, de tofu… y posibilidad de arroz prensado en vez de pan.

Comida vegana para perros, sí

Comida vegana para perros, sí

No te esfuerces en decir muchas expresiones en mandarín, no te entienden. Mejor inglés. Os juro que fue un frustre. Y rizando el rizo: un taiwanés y un habitante de la china continental hablan igual (mandarín) pero escriben distinto (chino tradicional versus chino simplificado). Un taiwanés y un hongkongés escriben igual y se entienden por escrito (chino tradicional) pero hablan distinto (cantonés). Un hongkongés habla y escribe habitualmente distinto a un habitante de la China continental.

Dos japonesas, dos taiwaneses y nosotros que consiguen entenderse para compartir taxi

Dos japonesas, dos taiwaneses y dos de Barcelona que consiguen entenderse para compartir taxi

Una de sus más célebres “delicatessen” es el “tofu apestoso, un alimento que hace honor a su nombre. Huele a diarrea, y todos los alrededores donde se cocina también. Da igual que ellos digan que nosotros comemos queso azul, eso no tiene perdón de Budha. Dicen que es una delicia. También adoran el zumo de espárragos en lata.

Encontrárselo cerrado, una pena

Encontrárselo cerrado, una pena

El restaurante más famoso de Taipei actualmente es uno cuya temática son los váteres.

Ir a un espectáculo aborigen y que te pidan ellos fotos a ti es posible

Ir a un espectáculo aborigen y que te pidan ellos fotos a ti es posible

Las facturas de cualquier compra llevan impreso un número de lotería (fue el sistema que encontró el gobierno para estimular a que los ciudadanos no realizaran transacciones “en negro”).

Lo típico que encuentras en las máquinas de vending

Lo típico que encuentras en las máquinas de vending

En Taiwán hay un té excelente, pero también más cafeterías que en cualquiera de los países colindantes. Eso sí, resulta bastante caro y tardan dos días y un amanecer en prepararlo. Lo más difícil, de todos modos, es tomar alcohol en las comidas. En muchos lugares no hay ni cerveza. Pero si buscas, encuentras.

Qué gente más civilizada, por Dios

Qué gente más civilizada, por Dios

Tampoco es fácil encontrar servilletas. Al final descubres que suele haber alguna caja de kleenex cerca para los comensales. De todos modos, ellos son muy habilidosos y se manchan poco.

El restaurante más famoso de Taipei

El restaurante más famoso de Taipei

La arquitectura tiende a lo delirante y al feísmo, pero los templos son maravillosos. Al igual que la naturaleza, que lo cubre todo. Es posible salir del metro, sólo a una parada de la zona de los rascacielos en Taipei, y a 500 metros iniciar un trekking por la frondosidad casi selvática.

Las Chicas de Oro taiwanesas en la playa

Las Chicas de Oro taiwanesas en la playa

Es posible ir a playas idílicas, de postal. También es probable que compruebes cómo ellos se bañan vestidos para no broncearse, con chalecos salvavidas, con sus perros y/o en zonas cercadas para evitar ser arrastrados por las corrientes. Dado que el sol abrasa, es posible ver a chicas conduciendo motos con una pamela sobre la cual se plantan el casco.

Como es un país muy lluvioso me compré estos zapatos. Aquí canalizando mi aliento tras una comida con mucho ajo

Como es un país muy lluvioso me compré estos zapatos. Aquí canalizando mi aliento tras una comida con mucho ajo

Y hablando de perros. Allí son tratados como peluches. Los sacan a pasear en carricoches, en brazos como un bebé, vestidos, de peluquería… y rara vez sueltos o con correa para que se desfoguen.

Toparse con un perro en un mostrador del mercado, cosas que pasan

Toparse con un perro en un mostrador del mercado, cosas que pasan

El 2% de la población es aborigen. Así que puedes ir a zonas en las que te encuentres con espectáculos temáticos. Hablan otras lenguas y su aspecto es distinto. También es posible que tú les resultes más llamativo a ellos que ellos a ti.

En esta playa se rodó "La vida de Pi", tendremos que verla

En esta playa se rodó “La vida de Pi”, tendremos que verla

La naturaleza es impactente. Y sus animales también. Prepárate para toparte con arañas y mariposas de tamaño descomunal. O con indicadores que te alertan de seres venenosos inesperados.

Este wc no era de lo mejor pero te ofrecían colutorio gratis

Este wc no era de lo mejor pero te ofrecían colutorio gratis

Taiwán se encuentra en una zona sísmica, o sea que algún terremoto experimentarás. A diferencia de las películas, a nosotros nos sucedió mientras estábamos en el wc. Error de glamour total.

Pues mira, escurres los platos en la ventana y secas los edredones en la calle, tan ricamente

Pues mira, escurres los platos en la ventana y secas los edredones en la calle, tan ricamente

En definitiva, un viaje más que recomendable. Es un lugar tan fácil, la gente es tan maja… Reconozco que he disfrutado una barbaridad y que en algún momento incluso me emocioné.

No queríamos ver que teníamos que volver

No queríamos ver que teníamos que volver

Ahora toca disfrutar de lo conocido, de intentar hacerlo mejor en lo cotidiano. Y he de reconocer que tenía ganas de volver a estar en contacto con vosotros.

¡Hola de nuevo! ¡Sed muy felices!

¡Nos vemos en instagram!

¡Nos vemos en instagram!

¡Podéis seguir nuestro viaje en Instagram !

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer