Idas y venidas, turistadas y movidas

La familia Bacallauábrás siempre querían superarse en vacaciones. En esta foto, el año que fueron  a pescar en los restos de agua de Marte. Sí, eran ricos y excéntricos.

La familia Bacallauábrás siempre quería superarse en vacaciones. En esta foto, el año que fueron a pescar en los restos de agua de Marte. Sí, eran ricos y excéntricos.

 

No es por llevar la contraria a Julio Iglesias (Dios me libre) pero por mucho que dijera “unos que vienen, otros que se van, la vida sigue igual” yo no estoy de acuerdo. Quizá él no vivió en una ciudad llena de turistas, ni en un edificio que alquila pisos a los mismos. Me paso el día sorteándolos en bici para ir a trabajar, esquivando a gente contentilla que vuelve de fiesta y rogando por la noche que no la monten en la finca.

 

Mansuara Bigudíqueteví desarrolló un sistema infalible para librarse de turistas indeseables: se sacó el título de bruja y los empezó a convertir en caballos de competición. Aquí con el último borracho que encontró en su escalera.

Mansuara Bigudíqueteví desarrolló un sistema infalible para librarse de turistas indeseables: se sacó el título de bruja y los empezó a convertir en caballos de competición. Aquí con el último borracho que encontró en su escalera.

 

Hace poco organizaron una sesión de DJ hasta las tres de la mañana del miércoles fabulosa (pinchadiscos profesional incluido). Sólo faltaba Paris Hilton con su cañón de espuma. De todos modos no son los únicos que entran y salen estos días. Trabajar en vacaciones hace que todo el tiempo andes despidiéntode de compañeros de trabajo y amigos que se van, y que al poco suben sus fotos envidiables estivales, mientras tú estás sacando la lengua en el trabajo.

Lady Laca volvió a presentarse cargadita de tuppers. Esta vez la sensación fue su merluza en salsa (y su nuevo peinado)

Lady Laca volvió a presentarse cargadita de tuppers. Esta vez la sensación fue su merluza en salsa (y su nuevo peinado)

 

Cada año pienso “por mucho que me apetezca coger vacaciones en septiembre, ¡la madre que me parió, quién me mandaría apuntarme para cubrir los servicios mínimos!”. Claro que como desde que tener trabajo es un privilegio, no me puedo quejar –pero sí morir en el intento-. Por cierto que la madre que me parió también vino el otro día a disfrutar de Barcelona antes de partir para tierras de Murcia.

 

Aquí tenéis una de las últimas obras de Lady Laca: un cuadro compuesto de flores realizadas en cerámica rusa. ¡Qué arte! ¡Y qué genio si no os lo muestro!

Aquí tenéis una de las últimas obras de Lady Laca: un cuadro compuesto de flores realizadas en cerámica rusa. ¡Qué arte! ¡Y qué genio si no os lo muestro!

 

Vino cargada de energía y de tuppers, y con alguna que otra recriminación. Encontró las juntas de las baldosas demasiado sucias (menos mal que no se fijó en las ventanas) y se mosqueó porque no había colgado en el blog sus últimas manualidades. Así que nos trajo las fotos para subsanar tamaño error. Ella partió para Murcia y de Murcia vinieron unos primos al día siguiente. Porque eso es lo bueno de vivir en Barcelona, siempre recala familia y amigos durante el verano para visitar la ciudad.

Lady Laca nos hizo esta foto ante uno de mis cuadros preferidos del MNAC y la subí a instagram. ¿Queréis creer que el Museo me ha pedido si la puede utilizar? Pues sí, lo ha hecho, jaja.

Lady Laca nos hizo esta foto ante uno de mis cuadros preferidos del MNAC y yo la subí a instagram. ¿Queréis creer que el Museo me ha pedido si la puede utilizar? Pues sí, lo ha hecho, jaja.

Como ya tenemos una fama, diseñamos dos itinerarios turísticos diferentes: Lady Laca haría Centro Comercial Las Arenas con su terraza – paseo – mirador + comida en restaurante panorámico + tarde en el MNAC (un museazo nunca suficientemente valorado con un fondo impresionante).

No sólo subimos al MNAC eludiendo las escaleras automáticas sino que hasta posamos saltando. Somos así de deportistas.

No sólo subimos al MNAC eludiendo las escaleras automáticas sino que hasta posamos saltando. Somos así de deportistas.

 

Para mis primos organizamos una ruta básica con tramos ampliables en función del tiempo y del cansancio. Como muchos de vosotros me pedís ejemplos, y ante la posibilidad de que debáis hacer de guías (o queráis ir vosotros mismos), os la dejo:

Para los que no lo hayan visto, El Molino, de noche, tiene unos efectos de luz geniales.

Para los que no lo hayan visto, El Molino, de noche, tiene unos efectos de luz geniales.

 

Inicio en El Molino. Con posibilidad de explorar el Poble Sec (pincheo por zonas de Vilà i Vilà , Blai o Plaza del Surtidor) o bien Parlament (cada vez más Barcebrooklyn). Nosotros esta vez optamos por Parlament, donde hay un montón de sitios para comer, hacer un vermú o incluso tomar la mejor horchata de la ciudad (en SIRVENT).

Los fines de semana de verano, como mucha gente está en la playa, conseguir mesa en Parlament es posible. Aquí mostrando a la familia el Pastrami del TARANNÀ

Los fines de semana de verano, como mucha gente está en la playa, conseguir mesa en Parlament para comer es posible. Aquí mostrando a la familia el Pastrami del TARANNÀ

 

Bajar Ronda de Sant Pau hasta Calle Sant Pau. Pasar por la preciosa iglesia románica, seguir hasta la Plaza Salvador Seguí, contemplar la transformación del Raval y tomar algo si apetece. Subir Rambla del Raval y girar por Calle Hospital. Aquí disfrutar de la mezcla de culturas y de los Jardines del antiguo hospital (posibilidad de parada para tomar algo aquí también).

En los alrededores de Santa María del Pi suelen ponerse, además, un mercadillo  de alimentos artesanales y otro de pintura.

En los alrededores de Santa María del Pi suelen ponerse, además, un mercadillo de alimentos artesanales y otro de pintura.

 

Ir hacia las Ramblas y Liceu. Fijaos enfrente en la casa con el dragón y subir por Cardenal Casañas para alcanzar y contemplar- Santa María del Pi. De ahí pasar a Carrer de la Palla o Banys Nous para adentrarse en el antiguo Barrio Judío (Call), cruzando tiendas que ocultan Baños (como en la planta baja del CAELUM), anticuarios… y terminar en la imprescindible Sant Felip Neri.

En el sótano del Caelum no hay cobertura, y sí dulces deliciosos y restos de los baños judíos.

En el sótano del Caelum no hay cobertura, y sí dulces deliciosos y restos de los baños judíos.

 

Desde ese punto se puede uno acercar a la zona trasera de la Catedral, para entrar en los patios de los distintos palacios o maravillarse ante los restos del Templo Romano (en Calle del Paradís).

Si vais a Sant Felip Neri explorad la joyería - galería de arte cercana, La Basílica, os fascinará.

Si vais a Sant Felip Neri explorad la joyería – galería de arte cercana, La Basílica, os fascinará.

 

Si uno baja hasta la Plaza de la Generalitat, bajo el famoso puente, siempre podrá tomar una auténtica merienda Siciliana en la Heladería de la Baixada de la Llibreteria, apreciando la antiquísima cerería antes de adentrarse en El Born.

Joyas que permanecen en pie: La Cerería Subirá. ¡Que dure!

Joyas que permanecen en pie: La Cerería Subirá. ¡Que dure!

 

El Born daría para todo un día, pero con todo lo caminado, lo mejor es bajar Argenteria, entrar (hay que entrar sí o sí) en Santa María del Mar, cruzar el Passeig del Born (subir Montcada hasta el Picasso o recorrer las callejuelas para sorprenderse ante las tiendas de los diseñadores dependerá de las energías) y maravillarse con la restauración del Mercado.

Si tenéis oportunidad, reservad plaza para las visitas guiadas a pie de calle de 1714. Recorrer el recinto desde esa perspectiva es conmovedor.

Si tenéis oportunidad, reservad plaza para las visitas guiadas a pie de calle de 1714. Recorrer el recinto desde esa perspectiva es conmovedor.

 

Si después de alucinar con las ruinas del barrio de 1714 todavía no habéis desfallecido, subir por Rec o Flassaders (os encantarán sus tiendas), cruzar Princesa, continuar por Allada Vermell y girar a la derecha para, desde Sant Agustí Vell (que ha quedado preciosa y donde se puede comer muy bien) iniciar el último tramo del recorrido.

La plaza donde nos gustaría vivir. Mientras, disfrutar de su ambiente (o del En Aparté, su estupendo restaurante francés) también compensa.

La plaza donde nos gustaría vivir. Mientras, disfrutar de su ambiente (o de las propuestas de En Aparté, su estupendo restaurante francés) también compensa.

 

Ya sea desde La Sèquia o Les Basses de Sant Pere (interesantes bares) superar Sant Pere Més Baix (fantásticos restaurantes, tiendas de libros y videotecas) para terminar descansando en las terrazas de la encantadora Plaça de Sant Pere (una de mis preferidas, sin duda), de la que no queda lejos El Palau de la Música.

Petronila Nabucodonosor tenía tanta energía que inició nuestra ruta, se entusiasmó, y terminó un poquitín más lejos. Menos mal que llevaba suficientes carretes de fotos.

Petronila Nabucodonosor tenía tanta energía que inició nuestra ruta, se entusiasmó, y terminó un poquitín más lejos. Menos mal que llevaba suficientes carretes de fotos.

 

Con esto habréis visto una más que buena representación de Ciutat Vella. Y si como en nuestro caso, vuestros familiares aún os dirigen la palabra, es que les gusta el arte y tienen buen aguante.

Disfrutad de la ciudad, del verano y… ¡Sed muy Felices!

 

Posar y parecer que bailas Aurresku en mi caso es posible. ¡Pero es que yo fui concebido en Bilbao!

Posar y parecer que bailas Aurresku en mi caso es posible. ¡Pero es que yo fui concebido en Bilbao!

 

¡Nos vemos en Instagram !

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer