Hombres

Cuando a Carlos Eduardo   Chevalierdantán le pidieron su opinión sobre "el hombre actual" se quedó en esa pose y no se ha movido de la misma en diez años. Aún esperamos su reflexiva respuesta.

Cuando hace unos años a Carlos Eduardo Chevalierdantán le pidieron su opinión sobre “el hombre actual” se quedó en esta pose y no se ha movido de la misma. Aún esperamos su reflexiva respuesta.

 

Dicen que ¿detrás? de cada gran hombre hay una gran mujer. Y que detrás de cada gran mujer hay una amiga loca. Pero lo que mucha gente me pregunta es si en mi mundo, a parte de Musas, hay hombres a los que podría dedicar una nota.

Hablar de los hombres no es fácil. Y ya no digamos hablar de cuáles son las características.

Antonella Vianicí sólo distinguía entre dos tipos de hombres: los que se podía llevar y los que no. Aquí vemos un ejemplo del primer grupo.

Antonella Vianicí sólo distinguía entre dos tipos de hombres: los que se podía llevar y los que no. Aquí vemos un ejemplo del primer grupo.

 

Mis amigas más deslenguadas diferencian entre eternos adolescentes y protectores solventes; entre manitas y desastres; entre sensibles y empotradores. O como dice la Musa Bruja: entre los que respiran y los que no.

Curiosamente la mayoría coincide en que actualmente tiene más éxito el modelo varonil por encima del ultradepilado y bronceado. Pero cuidado, pelo en pecho sí, mato grosso no. Con aires primarios también, primitivo tampoco.

Julio César Mónamúr se propuso acumular todas las virtudes deseables en un hombre. Y lo consiguió pero quedó un poco extraño de frente. Ahora bien, de perfil, un exitazo.

Julio César Mónamúr se propuso acumular todas las virtudes deseables en un hombre. Y lo consiguió pero quedó un poco extraño de frente. Ahora bien, de perfil, un exitazo.

 

 

Irónicamente ése es el modelo que más triunfa también entre los gays.

El otro día leí que es cosa de las épocas de crisis, que volvemos a lo primigenio, aunque un tanto photoshopeado.

Harper Olivia Mercadoney creía firmemente que sólo encontraría a su hombre ideal en París. Pero como vivía en Austin, Texas, no tuvo más remedio que poner a los candidatos sobre un fondo con un póster a ver cuál encajaba mejor. Aquí n pleno proceso de selección.

Harper Olivia Mercadoney creía firmemente que sólo encontraría a su hombre ideal en París. Pero como vivía en Austin, Texas, no tuvo más remedio que poner a los candidatos sobre un fondo con un póster a ver cuál encajaba mejor. Aquí en pleno proceso de selección.

 

Al final decidí que lo mejor que podía hacer era preguntar directamente a los hombres que me rodeaban. Porque sí, ya os avanzo que tengo la suerte de estar rodeado de hombres excepcionales.

Por si alguien tiene curiosidad, aclararé que para la muestra escogí hombres de –aparentemente- reconocida heterosexualidad.

Lo sé, todo un exotismo.

Liam Opendedor tenía un tic cada vez que le preguntaban por sus sentimientos, así que cuando su hermano William Opendedor le retó al polígrafo no tuvo más remedio que tirar de parche.

Liam Opendedor tenía un tic cada vez que le preguntaban por sus sentimientos, así que cuando su hermanastro William Clousededor le retó al polígrafo no tuvo más remedio que tirar de parche.

 

  1. Todos se bloquearon temporalmente y pusieron cara de cordero degollado cuando les pedí si me podían ayudar a realizar un artículo sobre los hombres.
  2. Unos cuantos me dijeron que “total, tampoco era un tema que diera tanto juego” (pero sonaba a excusa), aunque luego hubo quien reconoció que quizá sí sería interesante analizar el amplio abanico que va del “macho ibérico” al “new age”.
  3. Pero TODOS verbalizaron que hablar de esas cosas les costaba, que si lo que quería es que me hablaran de los sentimientos les ponía en jaque. Sin embargo aceptaron.

 

Los tres hermanos Perry Mason eran famosos porque personificaban todas las características posibles de los hombres. De los hombres cuadriculados.

Los tres hermanos Perry Mason eran famosos porque personificaban todas las características posibles de los hombres. De los hombres cuadriculados.

 

Así que según los integrantes de mi muestra, lo que caracteriza a un hombre hoy en día, independientemente de regiones y nacionalidades es:

–          Los hombres son “sota, caballo y Rey” (juro que son palabras textuales). Es decir: hay tres grandes pasiones: la COMIDA, las MUJERES / EL SEXO, y DEPORTES O MOTOR. Y se habla apasionadamente del menú de un restaurante, de cómo están ciertas mujeres, de algunos vídeos X compartidos, de tal partido de fútbol o de lo enamorado que estás de tu moto.

Lo que más les gustaba a José Gregorio Tunacan y Carlos Alberto Calamargéant era discutir sobre física cuántica. Pero siempre después de unas cuantas cervezas. Por suerte o por desgracia jamás recordaban a qué conclusiones llegaban.

Lo que más les gustaba a José Gregorio Tunacan y Carlos Alberto Calamargéant era discutir sobre física cuántica. Pero siempre después de unas cuantas cervezas. Por suerte o por desgracia jamás recordaban a qué conclusiones llegaban.

 

–          El hombre es grupal, tribal y de ritual. Ya sean solteros o emparejados. La mayoría tiende a mantener un encuentro fijo irrenunciable (o varios) a la semana con sus colegas, independientemente de si está casado, tiene niños o pluriempleo. Eso es SAGRADO. Algunos comentan satisfechos que ahora sus parejas también lo hacen.

–          Los hombres se vinculan / relacionan a través de una actividad. No se queda para hablar de sentimientos, se queda para el pádel, el póker, el fútbol, ver el partido, etc.

–          En los grupos de whatsapp entre hombres se escribe muy poco y se envían muchos vídeos (y fotos).

Miguel Ángel Vincitore inventó el elixir para que los hombres hablaran de sentimientos, pero al final el resultado no gustó a las mujeres porque vieron que los preferían como antes. Entonces inventó la Coca Cola Zero.

Miguel Ángel Vincitore dio con el elixir para que los hombres hablaran de sentimientos, pero al final el resultado no gustó a las mujeres (vieron que los preferían como antes). Entonces inventó la Coca Cola Zero.

 

–          Si alguien es demasiado profundo o tocón el resto del grupo aplica “la extinción de la conducta” y se acabó.

–          El hombre a solas, y sobre todo ante compañeros gays o mujeres sí se suelta más y expresa algunos sentimientos. En grupo se retrae. Y no hay que forzar tratar esas cosas.

–          Las muestras de afecto existen, pero “son a su manera”. Vamos, toscas y en ocasiones etílicas.

La única vez en que el duro de Logan Niza Elpozo mostró sus sentimientos fue cuando le atacó una manada de comadrejas mutantes. E incluso ahí le costó soltar una lagrimilla.

La única vez en que el duro de Logan Niza Elpozo mostró sus sentimientos fue cuando le atacó una manada de comadrejas mutantes. E incluso ahí le costó soltar una lagrimilla.

 

–          La competencia es distinta. Dicen que no existe o es más deportiva.

–          Las relaciones son más directas, “y no pasa nada”.

–          “Tener que parecer muy complejo, muy moderno, es cansado y además antiguo”. “Por suerte ya ni se lleva ese modelo new age” (añádanle gestos de liberación y descanso).

–          Con un hombre lo que ves no es todo lo que hay, pero sí es más básico (ésta y la anterior son frases literales cuando saqué el tema de si se es menos “retorcido”).

Joshua Robocopdos fue el primer hombre semi biónico que mostró abiertamente su alegría al ejercer de padre. Dicho hallazgo se aplicó posteriormente para la jardinería creativa.

Joshua Robocopdos fue el primer hombre semi biónico que mostró abiertamente su alegría al ejercer de padre. Dicho hallazgo se aplicó posteriormente para la jardinería creativa.

 

¿Qué añadiría yo? Que al principio cuesta sacar este tipo de debates o reflexiones pero luego se generan charlas súper fluidas. Que a todos les gusta resultar atractivos. Que disfrutan como padres los que lo son. Que tienen la capacidad de ser buenos compañeros. Que piden más comprensión y respeto que cambios.

Y que como escuché en un documental, los hombres ya lo conquistaron todo en su momento, así que ahora lo que les toca es su conquista interior.

Matthew Juniorcheiw era tan majo como padre que cada día recibía propuestas de niños que querían ser sus hijos. ¡Y de adultos! Y él los adoptó a todos.

Matthew Juniorcheiw era tan majo como padre que cada día recibía propuestas de niños que querían ser sus hijos. ¡Y de adultos! Y él los adoptó a todos.

 

Los que a mí me rodean al menos parecen muy bien encaminados para esa conquista. Así que efectivamente, también estoy envuelto de Musos.

Dedicado a los hombres que me rodean. Que me enseñan. Que me muestran con humor el por qué de los estereotipos, pero también la belleza de la nobleza.

Jayden Flores Michigan tenía fama de buen amigo pero también de no saber colaborar en equipo. Era fácil detectarlo en las fotos.

Jayden Flores Michigan tenía fama de buen amigo pero también de poco competitivo y de no saber colaborar en equipo. Era fácil detectarlo en las fotos.

 

¡Que haya muchos como ellos!

¡Sed muy Felices!

Lo más que tengo de hombre tradicional es la boina, pero por algo se empieza.

Lo más que tengo de hombre tradicional es la boina, pero por algo se empieza.

 

¡Nos vemos  en Instagram 

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

 

 

  • ¡Qué interesante! Entiendo que cuando dices hombres es independiente de su vida sexual, aunque luego pareces reducir el concepto al heterosexual… uummm… un tópico inaceptable. Las gónadas siguen siendo las mismas aunque el uso y disfrute no siga las mismas reglas.

    De cualquier forma, muy interesante ver como la comodidad del modelo/rol tradicional, con sus pinceladas, al final se mantiene. Es lógico, por otra parte. Lo de la conquista interior me parece una gran verdad y muy interesante pero a los agentes de tu muestreo parece que ya les vale con lo conquistado.

    ¡Vivan los hombre/musos reactualizados!

    • Bueno, es que quería ahondar en el hombre heterosexual en concreto jaja, el espécimen más exótico de nuestros tiempos.
      A mí me sucedió como a ti, que me chirrió la adherencia al estereotipo. Pero así lo dijeron. ¡Besos y gracias!

  • No sé mucho de hombres (me siguen sorprendiendo), pero es verdad que ellos no expresan sus sentimientos en grupo como nosotras…también me gustaría que aprendiesen a poner la lavadora y el lavavajillas sin morirse…y en la consulta que no manden callar a sus mujeres…pero para eso estoy yo…una mujer…para mandarlos callar…jajaja…no sé… tema complejo, pero la psicología de los hombres me gusta más…

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer