La Ley de la Isla

Altagracia Weyssmüller y Jacobo Jocosen, preocupados por la radiación solar en las islas, se llevaban a la playa un microcosmos de PVC azul marino para protegerse. ¡Y oye, les funcionaba!

Altagracia Weyssmüller y Jacobo Jocosen, preocupados por la radiación solar en las islas, se llevaban a la playa un microcosmos de PVC azul marino para protegerse. ¡Y oye, les funcionaba!

 

Isla. Palabra que aprieta el gatillo de nuestra imaginación.  El mar. Quizá una palmera. ¿Un náufrago? No, ¡no queremos náufragos!

Y sol. Porque puestos a elegir,  aunque pueda llover, preferimos imaginar calor.

Luisa Tomaten siempre soñó con terminar sus días en una isla. Por desgracia se le cumplió el sueño, pero no de la mejor forma. Y terminó en Alcatraz. Como celadora, no penséis mal.

Luisa Tomaten siempre soñó con terminar sus días en una isla. Por desgracia se le cumplió el sueño, pero no de la mejor forma. Y terminó en Alcatraz. Como celadora, no penséis mal.

 

A las islas no se llega por mar ni avión, se llega por el destino (me da igual lo que diga  Ryanair).

No es un viaje a otro lugar. Es un viaje a uno mismo.

Amatulia Séquina Cómünpalu decidió, en 2008, tener un cuerpo 10 para ir a la Isla Bonita. Pero tanto se esforzó en el tipo que descuidó la elección del biquini adecuado y terminó por no lucirle.

Amatulia Séquina Cómünpalu decidió, en 2008, tener un cuerpo 10 para ir a la Isla Bonita. Pero tanto se esforzó en el tipo que descuidó la elección del biquini adecuado y terminó por no lucirle el resultado.

 

De las islas no se escapa fácilmente. No importa que haya Internet, al final siempre vuelves a topar con el otro. Y contigo. Así que elige bien tu compañía y no vayas enfadado.

Ley primera de la isla: cuanto más pequeña más te encuentras.

Y me apuesto unas vidas del Candy Crash a que quien más quien menos tiene recuerdos valiosos asociados a una isla.

 

Por todos era conocido el carácter fuerte de Robinson. Lo que nadie sospechó era que cansado de islas diera un giro tan radical a su vida. ¡Cualquiera le dice nada!

Por todos era conocido el carácter fuerte de Robinson. Lo que nadie sospechó era que cansado de islas diera un giro tan radical a su vida. ¡Cualquiera le dice nada!

 

Yo he vivido experiencias maravillosas en Patzcuaro (donde se construyen puentes de barcas iluminadas para los difuntos, se muele maíz azul y en vez de sopa de pescado te traen el tanque de “Liberad a Willy” con Willy dentro); en Menorca (donde el hombre ha domado las piedras para que aflore el verde, hay un palacio lleno de figuras kitsch de Lladró y pillas unas turcas de pomada memorables); en Sicilia (que sabe a pistacho, a chocolate y a limón y donde la policía me paró nada más llegar porque debía parecerles un mafioso con tanta gomnia); en Formentera (en la que viví hippy total, echando la siesta en cuevas con vistas al mar, sin luz ni agua corriente –ni ropa interior-, y aún así no me comí un rosco)pero vuelvo a Lanzarote.

Roberta Cruisin ganó la plaza de Robinson mientras éste andaba por Marte. Y no sólo feminizó la isla sino que impuso un uniforme mucho más sofisticado (aunque caluroso).

Roberta Cruisin sacó la plaza de interina de Robinson mientras éste andaba por Marte. Y no sólo feminizó la isla sino que impuso un uniforme mucho más sofisticado (aunque caluroso). Era una mujer de armas tomar.

 

Durante estos días, entre digestión e indigestión, entre cena y escena, la gente hace sus propósitos para el año próximo. Nosotros vamos a Lanzarote a reencontrarnos, porque nos gusta quienes somos allí.

Con esos ojillos de pulga que se te ponen con tanta luz, esos pelos de loco que te deja su viento (me río yo del secador), la cara de pasmo que te dibuja la arquitectura de Manrique o los viñedos más hermosos del mundo… con ese meneo yo vuelvo a escribir.

Por cierto que aprovechando una baja de los siete enanitos, las septillizas Marbelli Preziosi también dieron un giro radical a la historia y al escenario de Blancanieves. Ahora Rubiareni.

Por cierto que aprovechando una baja de los siete enanitos, las septillizas Marbelli Preziosi también dieron un giro radical a la historia y al escenario de Blancanieves. Ahora Rubiareni.

 

Ya me veo paseando por Teguise o Haría, bañándome en papagayo, tomándome unas papas y un malvasía, trepando (sin gracilidad alguna, qué le vamos a hacer) el volcán del cuervo.

Y recuerdo que Lanzarote es muy pícara, tanto que incluso alguien tan cascarrabias como Houellebecq va y le dedica textos.

Lo sé, mi devoción por Saramago y A Casa roza lo sectáreo, y qué :-P

Lo sé, mi devoción por Saramago y A Casa roza lo sectáreo, y qué 😛

 

Aunque el verdadero orgasmo como lector o escritor te lo proporciona Tías. Porque allí, con vistas a Fuerteventura, está A Casa. Y no hay nada comparable a recorrer esas estancias, empapándose de la energía de José y Pilar. Para terminar tomándose un café, por Saramago, en su cocina. Vamos, que si después de eso no prosigo mis novelas, es para darme una torta y enviarme a la Conchinchina.

 

He de reconocer que fue un momentazo toparme con esto.

He de reconocer que fue un momentazo toparme con esto.

 

Que tengáis una salida y entrada de año estupendas. Yo lo haré con nueva agencia literaria y una nueva novela en marcha. Así que sólo puedo pedir que se me pongan las carnes prietas por generación espontánea, porque me viene mucha silla, jaja.

Yolandinne Lagartte nunca pudo tener los muslos morenos, pero ése era un precio mínimo si tenemos en cuenta que ganó trece veces seguidas el concurso "Miss Élégancé Zárágózá Plágé".

Yolandinne Lagartte nunca pudo tener los muslos morenos, pero ése era un precio mínimo si tenemos en cuenta que ganó trece veces seguidas el concurso “Miss Élégancé Zárágózá Plágé”.

 

Qué gustito teneros ahí. Qué maravilla ver cómo siguen llegando Musas.

Gracias, gracias, gracias, viajad a vosotros mismos y… ¡Sed muy felices!

 

Mi primera visita al Volcán del Cuervo. Aún me produce la misma impresión. Pero ya no soy tan ágil.

Mi primera visita al Volcán del Cuervo. Aún me produce la misma impresión. Aunque no sé si soy tan ágil.

 

¡Nos vemos  en Instagram 

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

 

Eso sí, mantengo el salto como pose. Pero es que somos muy danzarines.

Eso sí, mantengo el salto como pose. Pero es que somos muy danzarines.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer