Consejos de muerte para una escapada romántica

Lorelay Requetewelldone fue la mayor experta en salidas de su tiempo. En salidas por la tangente.

Lorelay Requetewelldone fue la mayor experta en salidas de su tiempo. En salidas por la tangente.

 

Si queremos que nuestra escapada en pareja no termine en divorcio (o al menos en un divorcio mal avenido) es importante tener en cuenta ciertos detalles.

 

A sus 350 años, Andreyta von Eatthatchicken seguía creyendo en el amor y en los viajes románticos. Su clave: seguir mis consejos.

A sus 350 años, Andreyta von Eatthatchicken seguía creyendo en el amor y en los viajes románticos. Su clave: seguir mis consejos.

 

No sois siameses ni calcados, ¿verdad?  ¡Y menos mal! Pues ni forzar ni renunciar amig@s. Piensa en los gustos de tu partenaire sin olvidar los tuyos. Contempla espacios para cada uno.

No pasa nada si a uno le gusta esquiar y al otro no; si a uno le gusta comprar o los museos y al otro no. Se pueden pensar planes combinados, o como hace una de las Musas: en todo viaje incluyen momentos del día que son “exclusivamente individuales”. Cada uno hace durante unas horas lo que le apetece y luego se reencuentran para comer y contárselo.

 

Los Traveller García sólo se alojaban en aquellos hoteles en los que cupiese su propia compañía aérea.  Al final viajaban mucho pero pernoctaban poco.

Los Traveller García sólo se alojaban en aquellos hoteles en los que cupiese su propia compañía aérea. Al final viajaban mucho pero pernoctaban poco.

 

Elige bien el lugar. ¿Está en mitad del campo y no recordabas que tu pareja tiene alergia? ¿Es un hotel que admiten mascotas o niños y tu pareja les tiene alergia? Como veis, ciertas “alergias” son importantes. ¡Recordad que el objetivo es reforzar vuestro vínculo en positivo!

Johnny Wetdrop era alérgico al agua y su mujer al carbono 14. Pero encontraron la manera de viajar. Iban a lugares novísimos y  con piscinas abarrotadas de gente (para que ella no le echara de menos)

Johnny Wetdrop era alérgico al agua y su mujer al carbono 14. Pero encontraron la manera de viajar. Iban a lugares novísimos y con piscinas abarrotadas de gente (para que ella no le echara de menos)

 

Organiza, aunque sea mentalmente, momentos únicamente para vosotros. En ocasiones las escapadas contienen más actividad que los Juegos Olímpicos, y al llegar al alojamiento estás pre coma (¡error!).

Más allá de las comidas, ingéniatelas para que haya “espacios en blanco” sin programación. Que podáis hablar o simplemente estar sin prisas. Y si puedes, solicita bañera en la habitación.

Amanda Constanza Organigreim era tan literal que cuando le dijeron que durante el viaje debía haber "espacios en blanco" modificó su vestuario y la flota de aviones.

Amanda Constanza Organigreim era tan literal que cuando le dijeron que durante el viaje debía haber “espacios en blanco” modificó su vestuario y la flota de aviones.

 

Comidas. Lo que puede parecer un momento de placer también puede ser generador de discusiones: que no se haya reservado, horarios, carta que no os convenza… aunque el azar es el mejor aliado, es bueno llevar pensada alguna recomendación. Y una vez hallado el lugar, por muy buena pinta que tenga todo, no cenéis en exceso. Una cena copiosa ahuyenta sesiones libidinosas exitosas.

Suzette Coquettuse Tontette era tan friolera que aunque intentaba ser sexy no lo lograba al 100%

Suzette Coquettuse Tontette era tan friolera que aunque intentaba ser sexy no lo lograba al 100%

 

Lleva ropa mona. Exterior e interior (hecha a la maleta alguna sorpresilla y fomenta la pasión). Pero adáptate al lugar. No hace falta ir de explorador/a sexy ni de surfista ceñido. Eres un viajero experto. Ah, y que se pueda quitar fácilmente aunque haga frío (como los expertos). Otro consejo: si no te dio tiempo a depilarte, etc. usa uno de los “espacios en blanco” y verás qué buen resultado.

 

Vanessa le Hard, en cambio, era tan sensual con su presencia anulaba wifis, codificaba youtubes y hasta bañadores.

Vanessa le Hard, en cambio, era tan sensual con su presencia anulaba wifis, codificaba youtubes y hasta bañadores.

 

Internet.  Si sois un poco “adicto-dependientes”, el wifi gratuito del hotel puede ser vuestra suerte y vuestra perdición. Mejor pactar momentos sin conexión.

 

Así de apañados fuimos para recorrer Solsona. Entre forajidos y rocieros. Por cierto, Solsona es un lugar al que hay que ir.

Así de apañados -y discretos- fuimos por Solsona. Entre forajidos y rocieros. Por cierto, Solsona es un lugar al que hay que ir sí o sí.

 

Ojo con las críticas en Internet. Probablemente es la mejor -y más usada- herramienta para decantarse por un establecimiento, pero también te puede condicionar injustamente. Contrasta. Y comprueba por ti mismo. Nosotros, afortunadamente, no leímos todas las opiniones antes de nuestra última escapada, porque… ¡resultó que había decenas de entradas que hablaban de que el lugar, un antiguo castillo, tenía fantasmas!

Aquí os muestro un sencillo esquema de situación

Aquí os muestro un sencillo esquema de situación

 

A punto estuvimos de anular cuando nos enteramos, jaja. Y aunque bien es cierto que la primera tarde se fue la luz (sin saltar los plomos) mientras nos dábamos un baño en el jacuzzi de la habitación (¡eso sí fue una sorpresa!) no vimos más presencia misteriosa que la de dos turistas madrileñas con fobia a las alturas y que no fueron capaces de aparcar el coche por la impresión que les daba el parking (en la cima de la montaña del castillo). Al final PITICLI se lo aparcó.

Atención al comedor. ¡Y porque no muestro el bufé!

Atención al comedor. ¡Y porque no muestro el bufé!

 

Un lugar absolutamente recomendable. Un equipo muy majo y profesional, y un entorno impresionante. Por no hablar de los desayunos. ¡De miedo!

 

Planeé un viaje romántico y al final quedó sobre todo Románico

Planeé un viaje romántico y al final quedó sobre todo Románico

 

Los verdaderos fenómenos paranormales sucedieron días después. PITICLI y yo habíamos ido de compras (PITICLI se niega a aparecer en las fotos de viajes siempre con la misma ropa) y yo no paraba de buscar unos zapatos negros para mí (tipo brogues). Vi varios pero no me convenció ninguno.

Pues bien, estando en el hotel me llegó un e_mail invitándome al evento de GEOX (#GEOXONTOUR with FACEHUNTER). Se trataba de un networking con la presencia de Yvan Rodic (os recomiendo su instagram) para conocer toda la colección, probarte los que quisieras y llevarte el par que más te gustara (¡!). ¡Y allí estaban los zapatos que buscaba! Para que luego digan que la Ley de la Atracción no existe.

Composición GEOXONTOUR

¿Quién me iba a decir que como por arte de magia se materializarían los zapatos ideales y que encima conocería a Yvan Rodic? ¡Gracias GEOX! ¡Estoy encantado y son comodísimos!

 

Mil gracias a GEOX y a Estel Vilaseca por invitarme.

 

Un último consejo. Ante todo: relajaos y disfrutad. No hagáis como Ludmilla Countdown, que tan preocupada estaba siempre en que todo estuviera perfecto que perdía todos los trenes. ¡Y todos los novios!

Un último consejo. Ante todo: relajaos y disfrutad. No hagáis como Ludmilla Countdown, que tan preocupada estaba siempre en que todo estuviera perfecto que perdía todos los trenes. ¡Y todos los novios!

 

¡Sed muy felices!

¡Nos vemos  en Instagram 

Madre mía, ayer me operé las encías y voy a tener que estar unos días sin poder hablar. ¡No sé cómo la haré pero me convertiré en el marido ideal!

Madre mía, ayer me operé las encías y voy a tener que estar unos días sin poder hablar. ¡No sé cómo la haré pero me convertiré en el marido ideal!

 

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer