Críticas y Fobias

Eulálie du Richi-e-Póveri siempre se informaba antes de echarse polvos. Y así de bien tenía el cutis.

Eulálie du Richi-e-Póveri siempre se informaba antes de echarse polvos. Y así de bien tenía el cutis.

 

Hoy en día piden referencias para todo. Antes era para los trabajos, ahora también para los amantes.

¡Jesús, cómo está cambiando el panorama con Internet! Una amiga se decidió –tras una compleja separación- a volver al ruedo de la pasión. Y como no paraba de oír eso de “nena, vigila, que el mercado está fatal” ni quería nada serio –tenía ganas de un “aspirino”, nada más-, decidió hacerlo mediante determinados portales virtuales.

Macedonia von Flan-de-nát nunca salía de casa sin sus dos lectores de periódico preferidos.

Macedonia von Flan-de-Nát nunca salía de casa sin sus dos lectores de periódico preferidos.

 

Lo que no se esperaba –ni yo-, es que en ciertos portales los tipos no sólo cuelgan sus fotos y exponen sus virtudes, sino que las chicas que los han conocido los puntúan. ¡Eso es un portal chismoso y no el de tu vecina!

Basándose en las críticas y puntuaciones ha seleccionado a dos maromos bien distintos: uno brutote y policía, y otro empresario y gentleman.

Sólo me dijo una cosa: las críticas no mentían. Le ha sentado mejor que una permanente. Y se lo ha tenido que currar, vaya a ser que ellos también la valoren públicamente.

Pedro del Pinatar Escás dijo que sólo se casaría con aquella mujer que entendiera su bizarra fijación por el marrón. Tuvo que enamorarse de una daltónica.

Pedro del Pinatar Escás dijo que sólo se casaría con aquella mujer que entendiera su bizarra fijación por el marrón. Tuvo que enamorarse de una daltónica.

 

Otros deciden ir más allá (casi-casi al más allá, de hecho) y optan por casarse. Los que me conocéis sabéis la alergia que me provocan las bodas -y no únicamente por los gastos que suponen-, aunque he de reconocer que he acudido a unas cuantas emotivas recientemente.

El fin de semana pasado, sin ir más lejos, nos invitaron a una que tenía su peculiaridad: los casaba el padre de uno de los contrayentes, pastor de una Iglesia canadiense. Lo cierto es que lo hizo fenomenal, pero yo no quiero imaginarme ni por un momento que me casara mi padre. Ni que mi padre sometiera a PITICLI a un tercer grado previo a la boda para evaluar si realmente está preparado.

Wendolyn Organic y de la Huert eligió un vestido para su boda inspirado en plato preferido: las espinacas. Fue un éxito entre los fashionistas veganos.

Wendolyn Organic y de la Huert eligió un vestido para su boda inspirado en plato preferido: las espinacas. Fue un éxito entre los fashionistas veganos.

 

En mi familia nos gusta tanto el protagonismo que sería más fácil que cualquier miembro nos divorciase antes que nos uniese. Lady Laca empezaría casándonos y terminaría llevando a cabo una versión de Sister Act, pasando de nosotros, fijo.

No resulto exagerado si digo que íbamos todos estupendos a la boda

No resulto exagerado si digo que íbamos todos estupendos a la boda

 

 

Ah, un detalle que no os he comentado es que para ir a la boda debíamos acudir en autocar. Y ése sí que ha sido, por poco, motivo de separación en casa. ¿Nunca os hablé de mi fobia a los autocares? Pues la tengo. Entro en un autocar y sólo pienso “como tenga que ir al baño en plena ruta me muero”, y por mucho que me encomiende a Santa Concha Velasco del Indasec no se me pasa.

Estaba tan histérico los días anteriores al enlace que podían haber rodado Sandía Shore en casa. Pero afronté mi fobia y fui y volví en autocar. Hubo quien me felicitó, e incluso el conductor quiso hacerse una foto con nosotros (bueno, también porque íbamos súper originales).

El conductor del autocar pidió posar con nosotros, ¡y no le íbamos a decir que no!

El conductor del autocar pidió posar con nosotros, ¡y no le íbamos a decir que no!

 

“¿Lo ves, exagerado, como no pasa nada?”. Pues toma Ley de Murphy. Al volver de madrugada el autocar se estropeó en mitad de la autopista, dejando tirados a veinticinco jovenzuelos con importante hedor etílico (ahí sí que parecíamos Sandía Shore Fellini Mix).

Pero no perdí la calma. Ni cuando tuvimos que esperar a que un taxi nos recogiera entre la nada y Molins de Rei. Estoy hecho un valiente.

 

Ese momento en que quieres estar en la cama y terminas tirado en la autopista con tus mejores galas...

Ese momento en que quieres estar en la cama y terminas tirado en la autopista con tus mejores galas…

 

Irónicamente, no muy lejos de ese punto está el lugar donde un amigo ha de ir a recoger también de madrugada un importantísimo paquete que le envía su madre desde Polonia.

Su madre, sabiendo lo que le gustan las salchichas polacas a su hijo (ejem), y lo difícil que es encontrarlas en Barcelona –al menos a un precio decente-, le envía cada dos semanas una caja con varios kilos de las mismas a través de un transportista amigo de la familia. El único problema es que ha de ir a recogerlas en el momento y lugar en que descansa de camino al sur de España.

Eleonora Gentilia era tan discreta que en vez de pedir butifarras pedía croquetas

Eleonora Gentilia era tan discreta que en vez de pedir butifarras pedía croquetas

 

A mí se me haría muy difícil no quedarme dormido, por mucho que me gusten las butifarras. Claro que intentaría, si me quedo dormido, no tener la reacción que tuvo una amiga el otro día.

Cuando abrió los ojos más tarde de lo habitual y vio que no había oído el despertador, se puso histérica, porque no se le ocurrió otra cosa que pensar que la habían gaseado y que le habían secuestrado al gato. Montó un show que ni Drew Barrimore en Scream. Al final sólo se había ido la luz. Y el gato estaba tan pancho.

Montserrat era tan previsora que para no quedarse dormida, antes de acostarse se tomaba un litro de café. Nunca llegó tarde al trabajo. Ni a urgencias.

Montserrat Pésadill Noctámbul·le era tan previsora que, para no quedarse dormida, antes de acostarse se tomaba un litro de café.
Nunca llegó tarde al trabajo. Ni a urgencias.

 

Y para que también os quedéis tan panchos y disfrutéis de buenos momentos sin arruinaros, os paso un par de direcciones.

 

Cuando uno ve estas raciones de pulpo se arrepiente de llevar pantalones ceñidos.

Cuando uno ve estas raciones de pulpo se arrepiente de llevar pantalones ceñidos.

 

O RETORNO. No esperéis una decoración chic, ni tampoco quedar con hambre. Un restaurante gallego auténtico con unas estupendas raciones de pulpo (bueno, de todo) que harían tambalear a Obélix. Brutal. Mejor reservar. C/ Comte d’Urgell 168.

 

Placa_de_la_Vila_de_Gracia y logo

La vista desde el Amélie me remite siempre a Venezia

 

AMÉLIE. En la Plaça de la Vila de Gràcia, 11. Servicio encantador y platos aparentemente sencillos pero con toques geniales. Sus patatas bravas con aires mexicanos son de órdago. Cenar en su terraza es trasladarse a un campo veneciano.

Sandrine bailaba los pajaritos en combinación para ser feliz. Era un método tan efectivo que todas sus amigas la imitaron.

Sandrine Pulé Rostí bailaba los pajaritos en combinación para ser feliz. Era un método tan efectivo que todas sus amigas la imitaron.

 

¡Sed muy Felices!

 

¡Bye bye y hasta otro ratito!

¡Bye bye y hasta otro ratito!

 

¡A seguirme en Instagram !

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

 

 

 

 

 

 

 

 

  • ¡Qué fuerte lo de la página web con puntuación del usuario! El concepto se asemeja al de tr*padv*sor pero en personas reales… toma ya…

    Y que divinos que ibais para la boda, gguuuaauuuuu… si algún coche pasaba por Molins de Rei a las cinco de la mañana seguro que estaría alucinando (y quizás siga preguntándose si fue cierto).

    Barcelona es una ciudad pequeña muy grande, porque en ella tienen cabida muchas otras ciudades. Y siempre es Barcelona.

    • ¡Sí! Siempre es Barcelona. Y siempre es inspiradora.
      Gracias por tus palabras. En la página mencionada te dejaría buenas referencias 😛
      ¡Besos!

  • El que tiene un amigo tiene un tesoro y el que tiene un círculo de amigos… pues son, un gran tesoro. Sin red social, ¿qué seríamos? emirtaños, supongo… Por cierto, que “quien tiene un amigo tiene un tesoro” me hace pensar en Bud Spencer y Terence Hill… supongo que se me va la olla y necesito descansar.

    ¡Buen fin de semana! Visca el Grec i visca la Sala Montjuïc!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer