Desmadre Desorbitado pero no Desgobernado

Macarena Rocío y Dunia Petrarca siempre usan gafas de sol para buscar en el diccionario. El saber las deslumbra

 

Desconcertado estuve hasta que descubrí que para descifrar lo sucedido desde hace unos días necesitaba desempolvar el diccionario y buscar desde des

 

Estos dos niños anteriormente eran Gremlins, pero el buen hacer de la Maestra Gerifante Von Letters los humanizó

Estos dos niños anteriormente eran Gremlins, pero el buen hacer de la Maestra Gerifante Von Letters los humanizó

 

Desapegado. Lo que me llama Lady Laca porque últimamente la llamo poco.

Descolocado. Cuando al hablar con mi madre empieza opinando sobre lavadoras y termina preguntándome por cómo perfeccionar sus abdominales.

Reynaldo Powerblanch siempre se desajustaba tras tomar cerveza sin alcohol

Reynaldo Powerblanch siempre se desajustaba tras tomar cerveza sin alcohol

 

Desarrollado. El ingenio de una compañera de trabajo que me corrigió cuando yo me quejé de tener “pelo po**a”. Ella apuntó: “ese símil ya no es correcto, pues actualmente las po**as ya no tienen pelo”. Por lo tanto, descabellado.

Desajustado. Lo que sucede cuando naces en un barrio obrero pero tienes en la mente uno de alto standing. Vamos, la mitad de mi entorno. Pero hay que mantener la visión, y si no, recordemos el discurso de Pe en los Oscar.

Pétula Crosby-Crosby podía hacer muchas cosas, pero no desmelenarse

Pétula Crosby-Crosby podía hacer muchas cosas, pero no desmelenarse

 

Desahumado / desanimado. Como quedé yo cuando pese a vestirme cual fan de Justin Bieber me llamaron señor dos veces el mismo día.

Desencajado. Al escuchar cómo una señora explicaba que su marido ahora sólo disparaba “de fogueo” para referirse a la exitosa vasectomía a la que se había sometido.

Wynona Smithjerald-García siempre tentaba a la suerte ocultándose entre desalmados tunantes

Wynona Smithjerald-García siempre tentaba a la suerte ocultándose entre desalmados tunantes

 

Desacelerado. Estado de nuestra economía detectable a través de los muros de Facebook. O eso es lo que dice una amiga francesa. Mientras sus amigos australianos sólo hablan de su nuevo coche o su próxima casa, los españoles alternan hallazgos rebajados con reivindicaciones.

Daisy Margarita & Margarita Daisy, adictas al balón medicinal, nos descubren la siguiente enumeración

Daisy Margarita & Margarita Daisy, adictas al balón medicinal, nos descubren la siguiente enumeración

 

Descabellado. Cómo veía una amiga el echar una cana al aire.

Deshidratada. Estado en el que quedó tras probar lo del amante.

Desenfrenado. El tipo.

Desganado. El marido.

Desconcertada. Mi amiga cuando no le vino la regla.

Descansada. Mi amiga cuando le volvió.

Desemparejada. Riesgo.

Celeste de la Préirí desarrolló un lenguaje de signos altamente comprensible para expresar sus anhelos

Celeste de la Préirí y de la Fountaineblú desarrolló un lenguaje de signos altamente comprensible para expresar sus anhelos

 

Despavorida. O algo peor. Una amiga, durante su viaje por una isla caribeña, tomó por strippers a un grupo de marineros que llevaba tres meses sin salir del barco. Afortunadamente un colega la avisó a tiempo para que dejara de juguetear. Por poco, desahuciada.

Descubrimientos. Los últimos

¡Es que te lo llevarías todo! PITICLI me regaló un recortable de Blondie :-)

¡Es que te lo llevarías todo! PITICLI me regaló un recortable de Blondie 🙂

 

M – Store. En la Fábrica Moritz. Ronda Sant Antoni 41. Magnífica selección de artículos de diseño, revistas, gadgets ingeniosos, objetos de culto… e incluso panadería. Por no hablar de lo recomendable del espacio en sí.

Es que me acuerdo de su sopa y sus rollitos y me relamo :-P

Es que me acuerdo de su sopa y sus rollitos y me relamo 😛

 

Pho Bar. C/ Sepúlveda 159. O cómo dar con un restaurante vietnamita auténtico y delicioso fuera de las zonas habituales. Espacio minimalista, encargados encantadores. Si bien todo lo que probamos estaba delicioso, sus sopas son gloriosas.

Desde este punto. O llegados a este punto me…

Despido.

¡Sed muy Felices!

Teresa Macarena del Carmen no era feliz, pero se fue a Sevilla y su vida, como la lluvia, fue una maravilla.

Teresa Macarena del Carmen no era feliz, pero se fue a Sevilla y su vida, como la lluvia, fue una maravilla.

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer