Historias de Asturias

Claro cartel asturiano utilizado vilmente por los americanos en tiempos de antaño

 

Cuando te has metido en un campo de pruebas militar por equivocación –buscando una playa virgen-, vestido con minishorts y camiseta de tirantes, y en el coche suena tan a todo trapo Hidrogenesse que casi no puedes oír a los militares que te gritan que salgas pitando porque están ejercitándose con bombas…

Cuando eso te sucede durante unas vacaciones, a la gente le generas unas expectativas difíciles de superar. Eso nos pasó durante nuestra estancia en Fuerteventura. Y desde entonces, al volver de un viaje, nuestros amigos siempre nos preguntan: “¿qué os ha pasado esta vez?”

.

Cuando digo que voy a Asturias todo el mundo se imagina esto...

.

aunque es aquí adonde vamos, mezcla total de Robocop y Heidi

 

Así que cuando te llevan de madrugada a un mítico bar heavy de la cuenca minera asturiana y al DJ le da de repente por poner a Lina Morgan (“agradecida y emocionada”) piensas: “de acuerdo, hay pocas cosas más trash que esto, pero no sé si a l@s lector@s les parecerá suficiente”. Y te pones a bailar gin-tonic en mano, rodeado de los habituales, mientras cruzas los dedos para que con tanto brinco no te dé por echar la morcilla, los tortos de picadillo y el cabrales que tomaste poco antes.

Porque tú aterrizas en Asturias y tu cuñada –alta, rubia, maquillada, tacones, reafirmada- así, como si nada, ha preparado un pote con chorizo de venado como cóctel de bienvenida. A las tres horas de llegar al Principado mi cinturón contaba un agujero menos. Estoy porque me esponsorice ALMAX los viajes.

.

En Asturias estrené el frontal de polipiel que diseñamos Manoli y yo. Qué bien me vino su "efecto faja".

 

Pero volvamos a la cuñada. Sí, te cocina un pote, y te cura una úlcera, y hasta monta una trinchera en una huelga si es necesario. Porque las mujeres en Asturias –especialmente en las cuencas mineras- son TODÓLOGAS (que saben de todo y hacen de todo, como dice Maxi Rodríguez). Yo no he visto mujeres más capaces y con más ovarios. Y encima guapas.

.

Esto es TODO lo CONTRARIO a la mujer asturiana. Florero-less.

 

Una amiga muy resultona fue a París, un tipo se propasó con ella y ésta le dio tal puñetazo que lo tiró al suelo. Otra, de aspecto dulce y sumiso, cuando su jefe le dijo que a partir de entonces debía trabajar los domingos, y que le pagarían doce euros extra, le soltó que ya se los pagaba ella a él para que fuera éste a trabajar, a la vez que le amenazó con denunciar determinadas prácticas. Dejó la empresa, encontró otra mejor, se embarazó, y estando embarazada fue a tres manifestaciones.

Por no hablar de la que es capaz de dejar mudo (y si se tercia, hasta sin dientes) a quien le suelta cosas como “hay que ver las mujeres, que os cuesta tanto un ordenador y en cambio sois capaces de descifrar una lavadora a la primera”.

Y por supuesto todos recordáis lo bien que dispara el rifle mi suegra (que se graduó en un momento en el que las mujeres prácticamente no lo hacían y que no se casó hasta que su novio no le prometió que aceptaría que ella siguiese trabajando).

.

¡Guay! ¡Nos vimos con la súper bloguera de Maritienblog! http://maritienblog.blogspot.com.es/

 

Porque así es Asturias: los hombres pueden tener aspecto rudo, decir trescientos insultos por minuto –como gesto afectuoso local- y luego ser unos seres entrañables y adaptables.

En cambio las mujeres muestran una capacidad para la toma de decisiones extraordinaria combinada con un cuidado del chasis sorprendente.

.

Aquí nuestra Melanie, haciendo el famoso papel de asturiana: con cuerpo para el pecado y mente para los negocios

 

Hay una abundancia de porte taconero y pelazo brutal que sólo puedo adjudicar al resultado de lustros de lucha titánica contra la humedad y los humos industriales. Ahora hay otros humos, y tampoco son fáciles…

Yo estoy convencido de que forma parte ya de su ADN.

“O te portas bien o mañana no hay tacones” es la amenaza –efectiva- que utiliza otra de mis cuñadas con nuestra ahijada de tres años. La cría siente pasión por los zapatos de la gente, intenta siempre elegir su ropa (tiene debilidad por las tachuelas y los abrigos de leopardo –no hay duda, es de la familia-) y suele llevar un bolsito en el que guarda cacao para los labios.

Pero eso sí, a la hora de jugar lo que le gusta es hacer de maestra, de jefa de restaurante o de cualquier situación en la que seamos los demás quienes acatemos sus órdenes.  Que tiemble Suri Cruise.

.

Ventajas de Asturias: puedes modelar en la ciudad, en el campo y en la fábrica

 

Pero si hay algo que une a hombres, mujeres, niños y güelitos (no imagináis lo importantes que son ahí, y me alegra) es su amor por la tierrina. Y por la animosa y diurética sidra. Comprensible. Allá donde van llevan su bandera –literal- y sus canciones.

No he visto nada que les guste más que unos botellines de sidra en un chigre o en un prau; hablar de las bellezas (inacabables) locales –también se quedan a gusto criticando funcionamientos, pero ojo, sólo apto para los de allí, ni se te ocurra aventurarte si eres forastero- y entonar himnos y tonada. Todo contra viento y marea. O turbulencias.

El otro día regresaba una coral asturiana tras cantar en El Vaticano y la azafata, una asturiana con añoranza afincada en Italia, los movió a todos delante del avión para volver cantando Asturias Patria Querida y demás.

.

Esta imagen siempre me resultó bochornosa y fascinante

 

Lo dicho. Son la leche. Digo la sidra.

¡Puxa Asturies!

 

Datos:

El Bar Heavy es el genial Pub Telva de La Felguera. ¡Por muchos años!

Para alojarse, a nosotros nos ha ido siempre muy bien el Hotel Vetusta (céntrico, económico, muy acogedor) y el Room Mate Oviedo (ubicación, diseño, desayuno).

.

Castropol es uno de los lugares que más me ha fascinado. ¡Nuestro Mont Saint Michel!

 

Comer, comeréis bien -y en cantidad- en cualquier sitio. Aunque si podéis, acercaros a Casa Morán, en Benia de Onís (la experiencia de tomar un pote allí es indescriptible) o en la Casa de Comidas Nina, en Avilés (subes unas escaleras y te encuentras en el comedor de una casa –literal-).

Más allá de las imperdibles excursiones habituales: Parque de Redes; Colombres, Llanes, Castropol, Los Oscos, Prerrománico… vale la pena explorar, por ejemplo, el Museo de Bellas Artes de Asturias (su colección es abrumadora) y la Galería Vértice (impresionante espacio neoyorquino con propuestas súper interesantes).

.

Imprescindible la exposición de Ouka Leele

 

Todo es posible en Asturias 😉

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

  • Asturias: es mi debilidad en cuanto a CCAA se refiere. Llevando el asunto a mi terreno, tengo que decir que no he comido mejor en ninguna otra CCAA de España y aunque efectivamente no es muy light, es cardiodaludable, tomar fabes (fabada), arroz (arroz con leche), garbanzos (cocido liebanés)…lo de los acompañamientos es otro tema… 😉 . Te echaba de menos, un beso!

  • Me ha encantado la expresión “TODOLOGAS” ellas, ENTRAÑABLES ellos. Jajaja. Muy bueno. Creo que me habituaría a Asturias, seguro que no desentonaría nada.
    Habiendo 365 días para ponerse a dieta, unos días de “pote” deben sentar de maravilla.
    Asturias otra gran pendiente en mi “travel wishlist”…
    Beso dear HKB!

    • Jajaja. Seguro que te sentirías fenomenal allí. ¡Y hay mucha pasión por los estilismos!
      Clientas no te faltarían.
      ¡Gracias por pasarte por aquí! ¡Besos!

Responder a rosa Palo Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer