LADY Che GAGAra

¡Dios mío! ¡La campaña y yo con estos pelos!

 

Dice Lady Gagaque es como un nuevo profeta pero no una nueva virgenque podemos cambiar nuestra situación sólo con desearlo. Yo me alegré mucho al oírlo, pues me parece mucho más fácil eso que ponerse sus vestidos y sus zapatos, y temía que esto último fuera un requisito imprescindible para la revolución. Claro que Lady Gaga igual sabía que aquí hay más riesgo de reality show que de cambio si a todos nos da por sacar a nuestros little monsters.

.

Antes de revolucionar a tu entorno revoluciona tu armario

 

Yo no sé si me acostumbraré a que las cosas vayan mejor. Aún me descoloco cuando veo a un adolescente leyendo o capaz de acentuar correctamente una frase. No sé, me da por pensar que está abducido o que trama algo.

Y no quiero ni ponerme en la situación de tener que digerir cómo los ciudadanos cuidan los equipamientos públicos o nos gestionan personas capaces. Espero que eso tarde lo suficiente como para deshabituar progresivamente a mi estómago al TRIPLE ALMAX SOCIETY al que lo tengo acostumbrado.

.

Claro ejemplo de que si eres bueno, dulce y pacifista terminas pareciendo un homeless

 

Yo es que como soy muy de leer libros de autoayuda me tomé tan en serio lo de disfrutar del “aquí y el ahora” que inevitablemente me he convertido en una especie de adicto a la decadencia y a la estética superficial. ¡Es lo más!

Soy como Madame Bovary pero con mucho más pecho, bottox en cantidades industriales y, eso sí, cero melancolía masoquista. Al más mínimo indicio de agobio… ¡gin tonic y MTV! I – D – E – A – L.

.

Hay que ir temático pero fiel a tu estilo

 

De hecho tanto es así que en vez de recrearme en la pre crisis de los cuarenta me ha dado por ponerme pitillos de polipiel, acudir a conciertos, y demás requisitos de la treintalescencia. ¡Olvida ese posgrado! ¡Sé un/a it boy-girl!

Como siga así, en breve me apunto a cursos de DJ y tatuador y mando al zacuto la universidad.

.

Efectos de la treintalescencia

 

Animaos a seguir mi ejemplo. Aunque si sois tan osados que queréis, en cambio, hacer como Lady Gaga y desear otra realidad más dulce, vosotros mismos. Pero luego no os quejéis al dentista.

.

Lady Gaga es GRANDE

 

¡Sed muy Felices!

.

Más contentos que un ocho tras el conciertazo 🙂

 

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

  • Totalmente de acuerdo con tu post: nos hemos visto obligados a adaptarnos a tal pérdida de “calidad” que cuando lleguemos a los estándares perdidos (y los superemos, porque tiene que pasar), nos veremos descolocados. Pero confío en que NO fuera de sitio.

    ¡¡¡Gran post!!! ¡¡¡Y afortunado!!! Pedazo de concierto y de glorioso momento de diversión.

  • Me ha gustado tu post …es…muy reflexivo. Me sorprende que pienses en la cuarentena, te queda mucho para ello…sí mucho, sigue con tus pitillos de polipiel (aunque sigo diciendo que me gusta más de cuero) y yo voy a desear, como dice Lady Gaga, que alguna vez tendremos gente que nos gestiona y que es capaz y lo haré, si es imprescindible, vestida de monja…Un abrazo!!

    • Jajaja, no pensé que te descolocaría. En cuanto a lo de la cuarentena… ya sabes, a partir de los 36 es inevitable 🙂
      No te imagino vestida de monja, pero todo sea por la causa 😉
      ¡BESAZOS de polipiel! (respetemos a los animales)

      • Joooo! yo respeto mucho a los animales, pero cuando se comen la carne de ellos, qué hacer con las pieles?…pues pantalones, zapatos, bolsos, etc… 😉

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer