Amigos, tesoros y extraterrestres

Si hace tiempo que no ves a tu amiga... ¡vigila no te atragantes con lo que te cuente!

 

El que tiene un amigo tiene un tesoro. Si ese amigo tiene una segunda residencia en la playa entonces tienes dos tesoros. Mis amigos no tienen casas en la playa -o no me lo han dicho- pero sí historias fascinantes como:

.

Ella ha quedado como nueva tras pasar por el osteópata

 

Historia 1: Estaba haciendo guardia en el patio cuando de repente recibí un pelotazo en la nuca que me dejó para el arrastre. Vamos, que me dieron la baja. Y como me habían hablado tan bien de aquel osteópata, pues fui. Sí, uno que es invidente. Sí, sí, aquél que tras quedarse ciego decidió irse de viaje a Estados Unidos -ya, ya, qué cosas- donde descubrió su nueva vocación.

Chico, increíble. ¡Qué manos! Tú vas con tu “demanda”, pero él te explora a conciencia enterita igualmente. Como que una amiga fue por no sé qué tema y el tipo, tras “revisarla”, le dijo: “pero… ¿usted tiene orgasmos?” Y resulta que ella NO tenía. ¡Y le recolocó la pelvis y desde entonces disfruta como una loca! No, a mí no me recolocó la pelvis, pero tuvo que hacer doble esfuerzo, porque un día, yendo a la consulta, se puso a llover, tropecé y me volví a fastidiar lo arreglado.

.

He visto imágenes extrañas de extraterrestres, pero ésta se lleva la palma bizarra

 

Historia 2: Uy, el alojamiento estaba muy bien, muy bonito. Y fue una suerte porque por esas fechas todos los hoteles estaban llenos. Claro, todo el mundo va al Festival…

Lo único es que el dueño era un poco pesado… todo el tiempo venía que si a desayunar con nosotros, que si a pasar un rato antes de acostarnos. Y como únicamente hablaba de dos temas –además irrevocables- pues la cosa se complicaba. ¿Qué temas? Su defensa de la existencia de los extraterrestres –tenía infinidad de pruebas- y el extraño problema de salud que le había llevado a expulsar unas piedras verdes por detrás –e insistía en que eran piedras verdes y no otra cosa-. Sí, como ves era un abanico fascinante y amplio.

.

Ella es de las que sí sabe cómo ir a una consulta o a un concierto íntimo

 

Historia 3: Sí, sí, finalmente la paciente vino a consulta. No, su padre, que hizo de chófer, se quedó fuera, con el coche en doble fila, en la puerta del hospital. Como tiene catalepsia… ¿Molestar? Bueno, dejaba pasar a las ambulancias, pero había dejado todas las puertas abiertas y la música de Camela a todo volumen… ya, ya. ¿En la consulta? Bueno, la chica entró acompañada de la madre y un montón de familiares. Sí, en un momento dado tuve que poner orden porque al no haber sillas suficientes para todos algunos se sentaron encima de mi mesa. No, lo peor no fue eso, sino que no dejaban de enviarse whatsapps.

.

Se nota, aunque intenten ocultarlo, que no se llevan especialmente bien

 

Madre mía, ¡cómo se están deleitando mis oídos con esto de mantener mi objetivo de ver más a mis amigos! Verdaderamente, al final no hay nada mejor que disfrutar de los que te rodean. Y ya que digo lo de “madre mía”, este fin de semana vuelve a visitarnos Lady Laca para celebrar su cumpleaños. Y viene cargada de anécdotas y de jabones, porque ahora, entre otras cosas… ¡ha empezado a fabricar jabones artesanos! Ya os contaré.

.

¡Chicas, os dejo que viene mi madre y tengo que recoger la casa!

 

De momento voy a empezar a poner la casa en orden –como buena madre siempre pasa revista- y de paso a ver si localizo el álbum de fotos del fin de curso de tercero de BUP. ¿Por qué? porque hice un pacto una amiga que conozco desde hace veinte años: dado que salimos tan, pero que tan mal en aquellas fotos (de hecho es un álbum que no hemos vuelto a mirar y en el que aparecemos cuajaditos de acné, gafas y ortodoncias) quedaríamos ambos con nuestros respectivos álbumes para afrontar la verdad y reírnos conjuntamente.

Ten amigos para esto. Y para tantas otras cosas. Pero ten amigos. ¡Y cuídalos!

 

¡Sed muy Felices!

.

tres de los locales más llamativos de la calle Parlament

 

P.d. estoy fascinado con el cambio que está experimentando el barrio de Sant Antoni en Barcelona, y especialmente la calle Parlament. ¡Es el nuevo Brooklyn! ¡Os paso algunos links por si también queréis descubrirlo sol@s o en compañía! 😛

–> Qué se cuece en Sant Antoni

–> Desayuno en el Tarannà

–> Bar Calders en Serie BCN

–> Federal Café

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer