Poker Face

¿La ilusión de su vida?

Hay ocasiones en que saber poner cara de póquer no sólo es un arte. Es VITAL.

Como cuando:

– A tu marido le piden, como favor, que vaya a hacer bulto al local que ha cogido en traspaso un amigo (que siempre quiso dejar de ser empleado y tener su propio negocio). Y como agradecimiento por ir y ver si eso atrae público: consumiciones y servicios gratis. Por cierto, el negocio en concreto es un night club.

– Llevas a tu hijo de tres años a ponerse las (ya te avisan, dolorosas) vacunas de turno, y ante la increíble impasibilidad del renacuajo, que ni llora ni muestra signo de molestia alguno, el enfermero, desconcertado –y casi incrédulo aún- te suelta: si de mayor este crío os pide alguna vez un traje de cuero DECID QUE NO.

– Ante un conflicto por un tema de confidencialidad una colega te expone -como ejemplo de solución- que en su servicio emplean la táctica “Cocodrilo Dundee”: tú le cuentas tu problema al barman, el barman a todo el pueblo y se acabó el problema.

– Te dicen que el motivo para no tener mascota es NO TENER HIPOTECA. Porque cuando tenga hipoteca, como no podré hacer vacaciones, será el momento de tener gato.

– Tras preguntar si le preocupa envejecer sin descendencia, te contestan: hombre, yo espero que para cuando me toque, en Japón, que son muy adelantados para todo y les acucia más el problema, ya habrán inventado un robot cuida-ancianos. Y si no, como tengo un sobrino, si quiere heredar tendrá que cuidarme. Si el chantaje emocional ha funcionado hasta ahora, ¿por qué iba a ser distinto dentro de unos años?

– Se habla del tema “vacaciones” y alguien –que vive en Barcelona– explica que este año, como tienen que hacerle una intervención quirúrgica y no podrá moverse demasiado por el postoperatorio, ha decidido alquilar un piso en Barcelona con piscina durante un mes. Porque lo que le apetece es piscina. Toma poderío.

– Estás atendiendo a un Ni-Ni que parece tener una tendencia a ponerse siempre en lo peor. Cuando le intentas hablar de poder transformar el pesimismo en prudencia te pregunta: y… ¿qué es pesimismo?

Ojalá tuviera la misma duda.

 

Disfrutad y… ¡sed muy felices!

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

    • Ya te digo. Te mantendré al corriente de la evolución. Y si llega el momento de que le tengas que asesorar sobre “cómo vestir de cuero”, ya sabes, jaja.
      ¡BESOS!

  • jajjajajjaja, de qué me suenan un par de cositas. Pero no me negarás que tengo una razón lógica y fundamentada. jejejejje. Petonsssssss. Estás genial cari ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  • Lo del robot cuida-ancianos, es necesario para todos, incluidos los que tenemos descendencia y yo también tengo la experiencia de decirle a varios Ni-ni o no tan ni-ni “expectorar” y no saber lo que es. No te he felicitado por tus publicaciones, me gustaría leer alguna…

    • A ver si las cosas van bien y lo podemos celebrar como toca 🙂
      Te imagino en tu consulta y pienso lo difícil que ha de ser mantener la elegancia y no soltarles cuatro frescas a algunos, jaja.
      ¡Te Adoro!

  • Querido Mr. Kong, servidora va a tener que hacer un curso para aprender a poner cara de póker, porque a mí lo que se me pone es una vena que ni la de Patiño (así me va). Estoy por pincharme bótox hasta detrás de las orejas y conseguir esa expresión tan british y tan inefable que tienen las grandes. La pena es que, entonces, ya no podré volver a reirme a mandíbula batiente cuando lea sus columnas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer