Sorpresas, Falleras y Trapecistas

 

     Encontrarte un grupo de falleras de despedida de soltera en la peluquería del barrio de tus padres, a la que has vuelto para recordar, relajarte y desconectar puede ser toda una sorpresa. Esto fue lo que le sucedió a una súper compañera, que prácticamente tuvo que justificarse por solicitar un tratamiento alisador frente a tanta demanda de tirabuzón y rosca a lo princesa Leia…

     Yo, ese día, cuando bajaba las escaleras del metro, me había topado antes de la barrera con veinticinco trabajadores de la construcción chinos y una homeless con su carrito del supermercado (por cierto que todos pagaron su billete para pasar y yo conseguí montar en el tren). Ingenuo de mí, iba tan feliz pensando que mi anécdota iba a ser sorprendente, pero nada pudo con las falleras.

     Verdaderamente fue una suerte no hacer ninguna apuesta sobre quién contaría la anécdota más asombrosa estos días.

     La Musa Mexicana, que siempre apunta alto –a pesar de su estatura- nos contó que se había reencontrado con una antigua amiga, cantante de ópera y trapecista (sí, lo habéis leído bien). Esta polifacética artista tenía (y tiene, de hecho) un hijo veinteañero también trapecista, que si bien nunca había hablado de ello, siempre se le supuso homosexual. Cuál fue la sorpresa cuando estando los padres junto a la Musa Mexicana se presenta el muchacho y… ¡su novia!

     En un momento dado el chico fue al baño, y la madre aprovechó para preguntarle a la muchacha sobre la relación. Ésta dijo que llevaban un tiempo, y que tenían muchas ganas de formalizar lo suyo cuanto antes, especialmente porque desde que la habían abducido los extraterrestres estaba embarazada.

     Todos entraron en shock, los ojos salieron de las órbitas del grupo y la madre escupió su té ipso facto. Cuando el chico regresó les confesó que todo había sido una broma planeada para grabar sus reacciones (no había ido al baño, sino a ocultarse y registrarlo todo) y ensayar para las pruebas de acceso a la escuela de artes escénicas.

     A mí lo que más me gustó fue la frase final de la madre: “ya decía yo que verlo con esa chica era antinatural”.

     Supongo que después de una situación así lo pertinente sería irse unos días de vacaciones a relajarse, como hizo otra compañera estupenda, con la que coincidí en la cafetería del trabajo. Al ver su buena cara ella me confesó que acababa de llegar de viajar sola por Cuba

          “¿Acabas de llegar de Cuba? ¡Qué gozada!”

          “Pues de gozada nada, que he vuelto tan entera como me fui”

    Fue una respuesta tan genial que me dejó sin palabras, absolutamente K.O. Lo mismito que si me hubiera tenido que enfrentar al primo de una conocida. Me explico: la otra noche, durante una cena, mientras hablaba con una joven y encantadora soprano, ésta, son su voz modulada y suave nos confesó “sí, mi primo es El Misterioso Junior, el luchador”.

     Obviamente hay familias que tienen de todo. Claro que si en tu familia sois tantos primos como en la de la Musa Mexicana –son unos setenta y tres- la pluralidad está garantizada. Por desgracia lo que parece no abundar tanto es la belleza (y que conste que no lo digo yo, sino ella). Por ese motivo suceden cosas del tipo:

          confundir a tu prima con una basurera al llegar a un velatorio

          ver que tus familiares están a punto de organizar un concurso para ver quién tiene realmente las orejas más grandes

          uno de tus primos es un karateka afectado de poliomielitis

          otros es tan poco agraciado que le llaman “Copito de Caca” en referencia a la antigua mascota del Zoo de Barcelona

      No quiero ni pensar lo que ha de ser un encuentro con todos. Sólo de imaginar tanto murmullo me entra ansiedad. Y ahí no servirían los trucos que empleo con algunos pacientes.

     Como el pasado lunes, cuando durante la visita una madre no paraba de hablar (qué digo hablar, ¡aquello era un torrente incontrolado!), ni siquiera cuando le preguntábamos al niño directamente. Al final no tuve más remedio que improvisar: “mire, señora, cada vez que yo diga la palabra aguacate, calle, o si no esto va a ser imposible”. Lo creáis o no, tuve que hacer uso de la palabra… y funcionó.

      Espero que también haya funcionado el post, y que hayáis pasado un buen rato, porque de verdad que dan ganas de apearse del mundo. O como dice otro genial usuario: “primero los fulanitos –las voces- me decían que me fuera de Cornellá; luego que me fuera de Cataluña; luego de España… ¡pero es que ahora me dicen que lo que tengo que hacer es irme de la Galaxia!”.

     Y razón no le falta.

     Pero mientras organizamos la huída… ¡sed muy felices!

 

 

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

 

    • Jajaja. Muchas veces dudo sobre contar o no cosas de la consulta… pero haciéndolo con cariño y con un buen fin…
      Mil gracias por tus palabras. Te ADORO.

  • Por fin he leído algo que implica a primos y primas y que es divertido.

    Lo que más me impresiona es la gente de la que sabes rodearte.

    ¿Qué haríamos sin esta pequeña burbuja de descompresión que es Hong Kong (blues o no)?

    ¡GRANDE!

  • grande, como siempre!!me hace surgir tantas anecdotas mias tambien, es como escribir un sueno y acordarse de muchisimos mas, y acabas escribiendo horas :)Gracias por la diversion estupenda!

    • Lo cierto es que la palabra “aguacate” salió así, sin más. Pero no está mal tener alternativas, jaja. ¡Gracias por comentar, MUSA!

  • Ay pobrecillo.. Copito de caca… El pobrecillo Copito de Nieve estaba tan estresado de ser una atracción y del agobio de la gente, que solía embadurnar las vitrinas de su habitáculo con sus excrementos. Qué lástima!!!! En fin…… Cambiemos de tema… Lo que no le pase a tus musas!!! Besos gurú!!

    • ¡OLE OLE OLE! ¡Comentarios de la MAESTRA! ¡SÏIIIIIIIIIII! Pues no sabía lo de Copito. Lo del primo de la Musa es más bien por su tamaño, aspecto y tono de piel, jaja.
      Ciertamente, lo que no le pase a la gente de mi entorno…
      ¡BESOS!

  • Yo al principio pensaba que “la gente de tu entorno” no era la gente de tu entorno. Vamos … que todo era fruto de tu potente imaginación y destreza literaria, pero …!!! me bastó ver por primer vez un vídeo de Lady Laca y ahí lo comprendí todo 🙂

    Gracias por estos estupendos momentos. Eres único!!

    PD: y yo me subiría en una nube . y me dejaría llevar …

    • Oh, Ana, tú sí que me alegras con tus comentarios. ¡Gracias! Y entiendo lo que dices, yo mismo alucino con mi entorno, jaja. ¡Besos!

  • ja,ja,ja ganas de apearse del mundo ¡eso está muy bueno! cómo quisiera tener tiempo para leerte siempre y reírme a carcagadas como lo acabo de hacer. Eres mi terapeuta oficial!! Me encantó tu post. ¡Besos vibrantes!

  • Genial, as usual… Me ha encantao lo del aguacate… Me ha recordado a una frase chorras de “Humor Absurdo”: “nunca os ha pasado que sentís la necesidad de decir una palabra pero no sabéis cómo pistacho meterla en la conversación?”
    🙂

    • Jajaja. ¡Sí! ¡Tienes razón! Creo que te hubiera encantado ver la escena de la consulta en directo.
      ¡Mil gracias por tus palabras!

  • Con razón no tiene usted tele: ¡sus amigos son una sit-com permanente! Y a mí ya, con leerle, me empieza a sobrar. A ver si la vendo y, en su lugar, coloco sus posts enmarcados: me reiré más que viendo la vigésimo cuarta reposición de “Friends”.

    • Exagera usted en una cosa, pero no en la otra. Me expico: yo mismo alucino de mi entorno y de que le llega a suceder, pero no sé si mis posts enmarcados superan a la televisión…
      En todo caso, mil gracias por sus terapéuticos comentarios. ¡Sólo hacen que la adore más! 🙂

  • me duelen los mofletes de tanto sonreír (no soy yo de mucha carcajada). Mira, a mi me sorprende, más que la gente que te envuelve, el cómo tú “envuelves” a la gente. Es fascinante cómo le das a todo ese toque de gracia, humor, positivismo, buen rollito … Es como si tuvieras una varita mágica y lo transformaras todo. Me encanta.
    Abrazo.
    Dolo.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer