Lady Laca Loren

     Y dijo Lady Laca: “ay, me sentí como Sofía Loren en Pret a porter”. Casi nada, ¿verdad? ¿Queréis saber cómo llegó a ese Estado de Bienestar Supremo? Pues yo os lo contaré.

     Hace unos días Lady Laca llamó, con la fuerza y la determinación con que usaría el “teléfono rojo”, para comunicarnos la inminencia de su llegada. Porque mi madre no propone, Lady Laca dispone. Y bien que hace.

     Lo único que pude negociar fue dónde iría a buscarla. Bueno, para qué os voy a engañar, ni eso pude escoger. A la hora “x” yo debía de estar en el lugar “h”, listo para la “recogida de material” y a la protagonista. En este caso, una mochila tipo “Rocky Balboa King Size” con 200 kilogramos de: tupperwares diversos, conservas de tomate hechas en casa (brutales, ¡gracias familia!), pasteles de carne, vino de mi abuelo (¡qué grande eres!) y un largo etcétera de extras.

     Tantos que para sí los quisiera el salpicadero de un Ferrari.

     Lady Laca -por si tenéis curiosidad- decidió elegir para la ocasión un estilo “Custo Mix”, con camiseta estampada, americana roja, pantalones negros, y complementos rojos. Porque sí, la época lila ya pasó, lo mismo que la Tippy Heddren, y la Grouppie de Camela. Ahora, lo mismo que Picasso, ha mudado de etapa y de color.

     ¿Y los tuppers? Pues todo impresionantemente delicioso: desde migas a menestra, pasando por pechugas de pollo al estilo “nagues” –palabras textuales-.

     ¡Qué más da que ahora seamos casi vegetarianos! Según mi madre, el chorizo, la morcilla, el tocino, etc. son “minucias”, y “al fin y al cabo va acompañado de verdura, ¿no?”.

     Para agradecerle los presentes decidimos invitarla a tomar algo por la ciudad, dando un paseíllo por esas calles que a Lady Laca le fascinan y que le recuerdan a un ZOO (“hijo, me encanta, aquí cada uno va vestido como le da la gana. ¡Qué ganas tenía de venir para estrenar lo que tengo!”).

     Eso sí, antes de entrar en Santa María del Mar a ponerle una vela a la Virgen de Montserrat cual devota familia italiana (os aseguro que incluso una turista nos hizo fotos, y no se lo reprocho, pues éramos una estampa digna de ser retratada) hicimos una parada en lo que resultó ser el equivalente a “La Cueva de Alí Babá”.

     Hace unos meses abrió una tienda VINTAGE muy particular cerca de casa http://www.leswingvintage.com/. No es una tienda cualquiera. Desde el exterior uno puede comprobar que se trata de piezas de diseñador (algunas de firmas muy conocidas), rescatadas sabiamente del olvido, junto con otras muy bien seleccionadas. Fue ver “los Chaneles” y proponerme entrar. Así que allí nos metimos, dispuestos a buscar tesoros.

     La responsable no sabía a quiénes dejaba pasar, porque a nosotros nos encanta interactuar y nos dio igual que estuviera hablando por teléfono. Tras decirle cuánto nos gustaba su establecimiento, nos indicó que aún había más género en la planta de abajo. Para qué dijo más. Encima estábamos solos. Llevábamos un rato chafardeando las prendas cuando Lady Laca hizo un hallazgo:¡sombreros! ¡Anda, hazme fotos mientras me los pruebo! ¡Coge mi cámara del bolso y ve haciéndome fotos!” Y yo: “Antonia, que si la chica de la tienda nos está viendo por el monitor va a alucinar”. Y ella: ¡y qué más da!”

     Así que empezamos una sesión digna de La Chapelle. De hecho, yo iba alternando su cámara -con carrete- con mi móvil, hasta el punto que agoté la memoria. Y cuando se probó la pamela negra fue cuando soltó la frase: “¡me siento como Sofía Loren en Pret a Porter”!

     A punto estuve de comprárselo, pero finalmente me decanté por una pulsera (roja, a juego con su etapa). Tanto debimos de tardar que la chica de la tienda (divina) bajó a preguntarnos cómo estábamos. Y yo: “Antonia, anda, paremos ya, que va a pensar que lo que estamos haciendo es robarle el género”.

     Pero lo mejor fue cuando subimos arriba, y mientras pagaba la pulsera (a un precio estupendo, la verdad, lo mismo que el resto de artículos) Lady Laca le suelta a la responsable: “¿usted cree que voy bien? ¿Voy elegante?” Y le responde la responsable (divina y encantadora): “sí, va muy bien, bonita americana”. Lady Laca no cabía en sí.

     Luego, en la calle, cuando le pregunté por qué lo había hecho, su respuesta fue demoledora: “¿no es una profesional? ¿No entiende de moda? Pues que opine”.

     Qué buenas risas rememorando la situación en una terracita después. Como cuando fuimos a Armand Basi y mi madre llevaba la Rambo Mochila con una pata de jamón –cuya pezuña asomaba a través de la cremallera-.

     En fin, que es genial ver cómo pequeñas situaciones cotidianas pueden convertirse en hechos fantásticos. Y lo que es más, comprobar  cómo las personas, independientemente de la edad o la vida que lleven, pueden seguir sorprendiendo y desarrollando facetas. “Tú cuéntalo todo en tu blog ése”, me dice.

     Puede que fuera por el buen rollo que nos dejó su visita, o porque el Universo decidió alinearse con nosotros, al cabo de pocos días, cuando decidimos escaparnos a Roma -tierra de la “otra Loren”- para celebrar el cumpleaños de PITICLI, todo (o casi todo) salió rodado. Mejor que rodado. Tanto que nos sucedían cosas como terminar viendo gratis a Lady Gaga (sí, como lo leéis), o que nos invitaran las responsables de un restaurante a tomarnos algo porque éramos “adorables”. Mil gracias.

     Eso sí, con el regalo no acerté. No se me ocurrió otra cosa que regalarle un SCRABBLE, pensando que con lo que le gustan los crucigramas y la pasión que siente por los diccionarios sería la garantía de veladas inolvidables. Bien, inolvidable fue ya la primera. Trabajo me costó convencer a PITICLI que aquello era verdaderamente su regalo. No me lo tiró por la cabeza como prueba de amor, pero igual que cargué con el juego en la maleta a la ida lo hice a la vuelta. Y ahora es la bromita perpetua. De hecho ni su familia cree aún que ése fuera el regalo. Yo creo que con el tiempo lo valorará.

     Lo mismo que yo os valoro a vosotr@s, que estáis ahí, y que sois estupend@s.

     Disfrutad mucho de cada momento, pues en cualquier ocasión la vida nos puede ofrecer un pequeño instante magnífico… y sed muy felices.

 

P.D. este post ha sido mucho más difícil que cualquier otro. No ha sido tarea fácil escribir en clave de humor, pese a las maravillosas anécdotas de Lady Laca o las Musas (que guardo para futuros posts), porque la vida, lo mismo que nos brinda grandes momentos también nos arrebata a gente magnífica. Estos días nos ha abandonado un gran amigo, brillante persona, escritor y lector. Sé que él disfrutaba con las anécdotas de Hong Kong, y así ha de seguir siendo. Va por ti Q.

  • Qué fantástica es Lady Laca! Y qué estupenda con su sombrero!!! Habrá que dejarse caer por esa tienda, quizás tengan algo más apropiado que un Scrabble… jajajjaja… seguro que si Piticli te hubiese matado el regalo hubiese justificado una atenuación de la pena… = ))

    [Una gran e injusta pérdida]

  • Jo, que guay pasar por los blog ahora y ponerlos cara jejeje. Desde ahora me volveré un fiel lector del tuyo y prometo leermelo hasta el último punto para echar al traste las teorías de los SEO, SEM y todo eso jejeje. 1 abrazo

  • Las aventuras de Lady Laca merecen ser noveladas así, que hartica estoy ya de las correrías de las treinteañeras. Lady Laca se ha convertido, como diría la Tusquets, en una vieja dama indigna, o lo que es lo mismo, está en una edad tan estupenda que puede decir y hacer lo que le venga en gana. Es verdaderamente maravillosa. Besitos para los dos y, en especial, para usted, queridísimo Mr. Kong

  • Querida Colega Forneas: y a mí me alegra tenerte nuevamente por aquí. Eres un sol.

    Adorable compañera María: si un día mi madre conoce a Mr. Dukan lo transforma fijo, jaja.

    Guiselle: gracias a ti, y mucha suerte con vuestros proyectos.

    Artistaza Ariadna: como siempre, mil gracias por tus palabras. Me halagas.

    Genial UtS: dudo que haya en la tienda algo que supere a tan magnífico juego, jaja. ¡Ay! estoy de las coñas con el jueguecito que ni te cuento 😉 Si lo sé compro otra cosa, te lo aseguro, jaja.

    Colega Deja Vu: bienvenido. Gracias por tu intención y tus palabras. Espero que disfrutes de Hong Kong. ¡Un abrazo!

    Adoradísima Rosa Palo: tengo que ir asumiendo que Lady Laca me va a desbancar (si no lo ha hecho ya) y yo terminaré siendo simplemente algo así como “la madre de la Pantoja / artista” pero al revés, jaja.

    Colega wedding planner: mil gracias por tus palabras. Prometo seguir contando las anécdotas de Lady Laca hasta el momento en que ya no me necesite, jaja.

    Colega Manuel Francisco: mil gracias por tus palabras. Me siento muy honrado. Conocí brevemente a Terenci Moix, y he de confesarte que le admiraba enormemente.

    Amigo Diego: qué placer saber eso. ¡Eres un sol! Mil gracias por tus comentarios, y por estar ahí.

Responder a Diego Esteban Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer