Flúor por compasión

     ¡Ay! ¡Qué ilusión! El otro día estaba yo pensando: madre mía, qué mal está el mundo… ¡deberíamos volver a empezar desde cero!

     Y fíjate lo que son las cosas… ¡me están concedido el deseo! ¡Es una gozada esto de la fe y la visualización!

     Para ser sinceros, yo no me imaginaba el reset mundial de este modo (yo lo veía como mucho más “hippy”, mucho más “musical”), pero al fin y al cabo quién soy yo para decidir ciertos detallitos sin importancia. Lo importante es el resultado, y por suerte para eso ya hay gente mucho más preparada (y con experiencia manejando grandes empresas) que se están encargando de TODO.

     Ay, no puedo esperar a que haya el cataclismo nuclear global, o el desmantelamiento de la sociedad y del Estado del Bienestar. Aunque no sé qué debería ir primero… No importa, lo que ellos decidan, que para eso les pagan (¿o pagamos?).

     Eso sí, extrañamente tengo un desasosiego desasosegante. Lo sé, lo sé, debería estar feliz como una araña mutante de dos cabezas, capaz de ver en dolby surround el fantástico panorama futuro, lleno de colores radiactivos. Pero es que ya sabéis cuánto me gusta a mí el tema de “los trapitos” y la innovación en el vestir. Y claro… ¿qué se pone uno para estar a tono con el nuevo holocausto?

     Las rayas verticales las descarto, que aún se me vería más delgado. La ropa tipo Mad Max tampoco me sienta bien, pues para eso te hacen falta pectorales a juego. De negro ni hablar, que se ensucia una barbaridad con el polvo (y más el radioactivo) o te pueden acusar de petroleofílico

     ¡Ya está! Colores flúor. ¡Sí, eso es! Lo mismito que Kesha cuando actúa. Nada para ir más acorde con la radioactividad. Y si encima brilla en la oscuridad, pues fenomenal, que no está el panorama como para consumir más.

     Bueno, una vez decidido lo MÁS importante, viene lo segundo. Intentar confeccionar una lista con aquellas personas que deberían ser seleccionadas para configurar la sociedad del futuro, en plan Arca de Noé.

     Seguro que ya hay quien se está encargando de esto, pero por si acaso yo la preparo, no sea que me lo pregunten y no sepa qué responder. Creo que lo más sensato sería, para empezar, elegir en pleno a la plantilla del SÁLVAME, que por algo digo yo que habrán elegido ese título para el programa.

     Si sobra espacio habría que añadir a todos aquellos participantes de Las Joyas de la Corona, Grandes Hermanos, Supervivientes y demás que no hayan pasado a formar parte de del primer grupo. Eso sí, priorizando si fuera necesario aquellos que tienen un mejor aspecto físico, vaya a ser que empecemos a salpicar el Nuevo Mundo de celulitis.

     Por precaución he de aclarar, sin embargo, que sería necesario requisar las toneladas de piercings y bisutería fina hasta la mínima estabilización de la atmósfera. No podemos permitirnos posibles efectos paradójicos causados por electromagnetismos varios. Quién sabe el efecto que podrían ocasionar las ondas en sus órganos (incluido el cerebro).

     A quien no pondría en el Arca bajo ningún concepto sería a los que se dedican a la investigación, y no porque no se vayan a llevar bien con sus compañeros (muy probable, pues siempre han tenido fama de poco sociables) sino por dos motivos obvios:

1. Si fueran tan importantes para la sociedad no sería mileuristas, becarios o indigentes –o todo a la vez-

2. Si fueran eficaces ya habrían descubierto algo para que este mundo se pareciera al de Heidi.

     Nada, nada ellos ya tuvieron su oportunidad y la desperdiciaron.

     Por cierto que si no me eligen a mí tampoco pasaría nada. Asumo dignamente mi falta de utilidad (no hay que olvidar que trabajo en algo tan poco rentable como la sanidad) y punto, que para algo leo libros de autoayuda.

     Lo sé, lo sé, será una pena perderse en persona un escenario tan estimulante, pero para todos aquellos que sintáis que posiblemente tampoco podréis participar en el formidable proyecto futuro, haced como yo: evitad las ventanas para no ver cómo se desmantela el chiringuito y dirigid vuestros ojos a la pantalla del televisor, en Prime Time, y con varias capas de celofán de colores sobre la misma (veréis, por ejemplo, el Sálvame en plan Star Trek).

     ¿No es fantástico? Aunque si sois de los pillines que disfrutáis con las sensaciones fuertes, entonces sintonizad la RAI (aunque dudo que pueda haber alguien tan morboso, las estadísticas siempre lo contemplan). Ríete tú de las emociones escalofriantes del Dragon Khan.

 

     En fin, voy a ver si encuentro en el VENCA online (o mejor en el Bershka) algo en rosa y verde fosforito. Y vosotros ya podéis ir haciendo lo mismo.

     Pero recordad lo más importante: mientras localizáis vuestros uniformes… ¡sed muy felices!

  • Con semejantes series de televisión, no me extraña que tengas la consulta llena. Haces bien largándoles en la nave nodriza, a lo mejor entonces teníamos alguna posibilidad de nacer de nuestras cenizas.
    Bes

  • Escuchame querido Agustin…horror de nuevo mundo con los de Salvame, GranHermano’s, Supervivientes y demás…
    Si el nuevo mundo va a ser así mejor no ser una de las elegidas porque va a ser ver a los energumenos anteriormente citados en acción y cortarme las venas todo al tiempo…pena de plaza desperdiciada, y quizás importante para alguien más útil…como la Lomana…al menos que quede alguien que sepa distinguir el estilo navy de las rayas fluor verticales…

  • Yo veo el fin del mundo en tonos nude, con cortes sencillos y telas muy naturales. Todo en un estilo que abarcará desde el smart chic hasta el casual hippi (sí, un espectro muy amplio, lo sé).

    Los supervivientes que se embarcarán en la nueva aventura serán sin duda los futbolistas: en honor a sus salarios y a la posición tan importante que abarcan en esta sociedad. Por aquello de la reproducción de la especie, se incluirán féminas duchas en el tema, como Nutria Felpúdez & Cía.

    Me contentaré con ver el espectáculo desde lo más alto de mi champiñón nuclear. Los que no pasaremos el corte, para este momento post-apocalístico nos vestiremos en tonos blanco roto o negro ceniza. Sin duda.

    Qué espectáculo tan maravilloso se avecina, I can’t wait!

  • ¡Oh, Dios mío, si el futuro es flúor el rosa palo no se llevará! ¡No podré colarme en el Arca! Moriré bajo una nube tóxica… ¡cof, cof! ¡Ay, que ya viene! ¡Cof, cof! (mientras tanto, recuperaré sus posts para espicharla con una sonrisa en la boca).

  • Me ha encantado tu post, es una forma esplendida de describir la sociedad que estamos construyendo, te faltan, como alguien ha dicho, los futbolistas, pero yo añadiria tambien los politicos corruptos. Yo, si me lo permites, para morir, elijo el rojo…besos.

  • Colega Forneas: Eres un cielo. ¡Tus palabras son enormes regalos!

    Certera Natalia: Jajaja. ¿Tú crees que renaceríamos? ¡Eres una optimista!

    Energética Alicia: Jajaja. ¡No te cortes las venas! ¡Pilla palomitas y disfruta del espectáculo estupendamente vestida!

    Genial UtEotWaWNII: Genial. Genial. No puedo añadir más. Brillante todo el comentario. ¡Lo suscribo!

    Adoradísima Rosa Palo: Jajaja. Me halaga usted. ¡Pero qué buena es!

    Colega María: Estupendo color, sí señor. Creo que tomaremos nota de tus propuestas para ampliar los “integrantes” del Arca, jaja.

    Seguidísimo Esmoquin: No sé si será el Mileniarismo de Arrabal. En todo caso, si así fuera, quedaría más fino y culto, en vez de la cutrada que tenemos encima, jaja.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer