La tercera edad (afortunadamente) ya no es lo que era

     Sí, por suerte en muchos casos la tercera edad es muy diferente a la de antaño. Es genial contemplar cómo personas que han trabajado de forma durísima toda su vida ahora se encuentran disfrutando, por ejemplo, de… ¡Facebook! (o Fasebú, como lo llaman).

     ¿Queréis ver qué se dicen a través de la red? Os prometo que TODO es cierto (espero que la abuela de mi amiga no me demande…):

–          PACO ¿¿¿ DONDE ESTA EUFRASIA ??? ¿¿ QUE NO TIENE MURO ??  ME GUSTARIA VERLA EN ALGUN SITIO DE AQUI SALUDOS (comentario que la abuela de mi amiga -73 años- escribió en el muro de su amigo Paco). Por cierto que el tal Paco tiene como foto de perfil… ¡una cabra en el monte! ¡Ah! Y Eufrasia ronda también los 75 años…

–          PACO EUFRASIA NO SE SI HOS HA LLEGADO EL VIDIO QUE OS HE MANDADO ME DECIS ALGO (es que ahora les está dando por enviarse vídeos y power points –según mi madre, los power points de Austria con sus palacios y prados son los mejores-)

–          Si ha llegado muy bonito

 

–          TEN MUCHO CUIDADO QUE TE ROBAN LA CABRA (comentario de la abuela de mi amiga a la foto de perfil). El otro le respondió “que la cabra tiraba al monte”.

–          Me gusta comentar me gusta la gente sencilla (una frase que se dejaron en el muro)

–          Que pensara el pobre del camello de la cara de mi suegra!!!!!!!!!!! (a raíz de una foto en la que a Eufrasia, en Canarias, por poco le muerde un camello)

–          ten cuidado con ese animalito que te puede morder>>>>>>>>>> uuuuuuuuuu (la abuela de mi amiga)

–          no tengas miedo que le tengo dominado (Eufrasia)

     Información personal de una de sus amigas:

     Empresa: MI CASA. Presidenta General i de honor · De febrero de 1991 a agosto de 2010. No muy grande con un patio.

     Centro de Estudios de Postgrado: Casma. Master Empresarial · Cocina · Limpieza · Cuidar de mis queridiiiisimos nietos

 

     La “pandilla” de la abuela de mi amiga (todos alrededor de 80 años) tienen nombres como Eufrasia, Paco, Leocadia, Nemesio… y yo creo que los deberían contratar para una serie documental. ¡Son brutales!

Nota: Internet está provocando una revolución sin precedentes en la tercera edad. Y si no que se lo pregunten a un conocido (informático), que decidió dar clases altruistas a abuelos del pueblo, y la demanda se disparó de tal modo que ha tenido que acondicionar el restaurante de sus padres para dar las clases en él. Ahora el local –típico bar de pueblo- alterna mesas de parroquianos que juegan al domino con ordenadores portátiles.

     Pero no creáis que sólo se lo pasan bien en el mundo virtual, ¡qué va! Cantan en un coro, se van de vacaciones a Benidorm, tienen sus romances veraniegos (y sus chascos –Frase real: “ese hombre tiene 80 años, sí, pero deberías verlo, ¡qué bueno está! Lástima que pase de mí. ¡Y no será porque no le insisto!”- )

     Aunque no todos son iguales. Una vez la abuela de mi amiga compartió habitación en Benidorm con una compañera menos “atrevida” (y evangélica) y la pobre terminó diciendo, escandalizada, que al año siguiente quería otra “roommate”.

     Por no hablar de mi abuelo, que como sabéis a sus 89 años tiene una novia de 85 y nos envía al minipiso… ¡vino afrodisíaco elaborado (y contrastado) por él!

     Como mi genial abuelo dice, cada día a esas edades es un regalo que hay que aprovechar (por eso ahora está estudiando astrofísica y planteándose viajar en Alta Velocidad –cosa que nunca ha hecho-).

 

     También es verdad que pese a los achaques propios de la edad, muchos están descubriendo (¡por fin!) lo que significa poder dedicarse a cuidarse y se sienten estupendamente. ¿Nunca habéis coincidido en el gimnasio con ellos? Son los mejores en aquagym, yoga, pilates… ¡son insaciables!

     Ahora ya no es extraño que una señora de avanzada edad te diga (como me pasó a mí el otro día): Me he pasado toda la mañana con mi entrenador personal en el gimnasio. ¡Me siento nueva! ¡Y el chico es tan mono!

     Yo creo que dichos entrenadores personales no salen de su asombro, y que más de un pellizquito se han llevado. O unas torrijas caseras.

     Y luego están los que apuntan maneras. Como Lady Laca, que a escasos años de la jubilación ya está pensando en todo lo que hará (tiene planeado, por ejemplo, volver a impartir las clases de aerobic para las ancianas de la aldea de Burgos en la que veranea, pero con un programa más amplio, sin la limitación de un sólo mes de vacaciones), y descubriendo cosas nuevas (a parte de la arquitectura), como el cine independiente.

     El sábado, que vino de visita, nos dijo:

–          “¿Habéis visto mountain bike? si no, la echan mañana”. (Refiriéndose a Brokeback Mountain).

–          “Ay, Agustín, que el otro día vi una película del Marqués de Sade. ¡Hijo! ¡yo no sabía que era así!”. (Me gustaría saber cómo se lo imaginaba).

 

     Por no hablar de todo lo que tiene pensado llevar a cabo con sus hermanas, una vez estén todas jubiladas. Que tiemblen las hermanas Brontë –que en paz descansen-.

     Y como ya habrá tiempo para descansar, que disfruten, oye, que se lo han ganado de sobras.

     Así que este post va dedicado a todos ellos, que nos muestran un camino a seguir.

     Mientras llegamos a ese punto… ¡seamos muy felices!

  • Que bien, como siempre!Yo tengo muchos amigos ancianos en mi gymnasio, me llaman el “motor” y charlamos en catalan en francès (las ancianas del gimnasio me miran con muy mala cara ahora, no te digo)
    Me encanta pasera por Gracia y encontrarme con este grupo de ancianos, siempre de buena humor y con un complimento para mi, son el sol de mi barrio, y me encantaria tener tanta vida social como ellos cuando tendré su edad!Son inceibles!

  • Por eso se traducen los títulos de las pelis al español, para que Lady Laca no se líe. Y algunas veces los traductores son de una creatividad que pa qué, como con “Ice princess”, traducida como “Soñando, soñando… triunfé patinando”, o “Braindead”, que aquí se llamó “Tu madre se ha comido a mi perro” (se ve que nos van los títulos descriptivos). Pero me siguen gustando más las interpretaciones libres de Lady Laca. Es una genia!

  • Viva la tercera edad y como ha dicho Gemma “la segunda adolescencia”!!!

    Qué van al gimnasio? Interesante, ahora me explico porqué pegan esos pedazo de empujones en las colas, se están entrenando para ello!!!!

    El otro día fui a ver Pá Negre y la media de edad era de unos ochocientos años, pero oye, que rápidos los *odios para colarse en la cola de las entradas y para encontrar los sitios buenos!

    Eso sí, da mucha esperanza que la tercera edad sea una edad y no una antesala…

  • “Cada día es un regalo que aprovechar”….que sabio es tu abuelo! y que bueno lo del vino, jajaja, no te habrá sobrado un poquito??
    Besos enormes!

  • Toda la razón Agustín. El otro día hice aquagym a las 10 am y claro solo habia tercera edad, y mientras yo ya rebufaba, ellos como si nada…y el año pasado hice teatro con un grupo de jubiladas, no solo eran la caña, sino que me adoptaron como “bebe” (que lujo con ta y tantos…que ya tengo) del grupo y me cuidaban como nadie.

    Panico me daria mi abuela en el facebú, ella que es mañica y brutica pondría dichos de su pueblo del estilo “siembro NITOS, cojoNITOS, siembro NAZOS, cojo NAZOS”…igual hasta la vetaban.

  • Maestra Gemma: ¡tienes razón! ¡Qué gran definición!

    Creativa Alix: estoy convencido que tú a su edad serás igual… ¡o mejor!

    Adorada Rosa Palo: geniales sus aportaciones en materia de títulos. Transmitiré sus palabras a Lady Laca.

    Colega Forneas: ¡gracias a ti por pasarte por aquí!

    Genial UtTA: no me quiero ni imaginar lo que debió de ser esa sesión de “Cine de Barrio”… ¡de peli te terror!

    Musa Heidi: voy a mirar si queda algo de vino, pero miedo me das si te lo tomas…

    Energética Alicia: jajaja. Para verte en el teatro o en el gym. ¡Soy fan de tu abuela!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer