Bienvenida + Matarraña

 

     No es lo mismo que te reciban con dos besos que con un interrogatorio en la comisaría. Esto último fue lo que me pasó la primera vez que visité Estados Unidos.

     Iba yo emocionadísimo (pero no tan mono como ahora) pensando en todo lo que me depararía NY y… ¡ZAS! Al cuartelillo retenido. Bueno, allí sería a la “comisareishon”.

     Y todo porque, ingenuo de mí, me equivoqué al rellenar el formulario de entrada. O mejor dicho, lo dejé incompleto.

     Primero pensaron que quería quedarme de inmigrante ilegal, pero luego la cosa no mejoró cuando resultó que mi nombre coincidía con el de un violador de Florida. ¡Pobre de mí! ¡Si yo de lo que tengo cara es de santurrón!

     En otras ocasiones me hubiera halagado que me dijeran que tenía cara de “hombre sexual” pero os juro que allí no. A mis diecinueve años prometo que surgió, como por arte de Magia de Mr. Propper, el mejor inglés de mi vida.

     Nunca sospeché lo fluido que podía hablar en inglés. ¡Me hubieran dado el First Certificate ipso facto! Lástima que no hubiera ningún examinador aparte de los policías. Al final una policía se apiadó de mí y me dejó pasar.

     Cuánto tengo que agradecer a las mujeres en mi vida.

     Claro que aprendí bien la lección: me teñí de rubio (en una peluquería de New Jersey cuyos lavacabezas eran tan bajos que mi cuello se tensaba más que el puente de Brroklyn mientras la gente bailaba pachanga) y “occidentalicé” todo lo que pude mis rasgos (lo hispano no estaba de moda entonces).

     Y oye, mano de santo. En mi segundo viaje fui de pelirrojo. Y en el tercero y cuarto ya me relajé.

     Pero aprendí dos lecciones: primera, que efectivamente la imagen en ciertos lugares te abre o cierra puertas de buenas a primeras; y dos, que es muy importante dar una adecuada bienvenida.

     Como le pasó a una amiga, con un gran sentido de la “vecindad” que fue a saludar a su nuevo vecino y a darle la bienvenida al edificio. Ella, toda simpática, se presentó y se ofreció para lo que necesitara. Para romper el hielo le explicó que ella venía de Copenhague. Y cual fue su sorpresa cuando le preguntó: “¿Y tú de dónde vienes?” Y él respondió: “yo, de la cárcel”, a la vez que una simpática pistola relucía encima de la mesa.

     Menos mal que esta amiga es muy “open minded” (o temeraria, no lo sé) y no se preocupó. Y no sólo encontró la manera de llevarse bien, sino que nunca estuvo más “protegida” en el barrio.

     Otras veces ser demasiado gentil puede llevarte a dificultades, especialmente si no puedes cumplir aquello que ofreciste en un “ataque de buenas intenciones durante la bienvenida”.

     Y si no que se lo pregunten al párroco de la Catedral de Chartres. El hombre dijo demasiado pronto (bueno, sin consultar bien su agenda) a la madre de una amiga que “por supuesto su hija podrá casarse en nuestra catedral el verano próximo”. Cuando el cura vio que en realidad no había fechas libres y lo comunicó a la familia no sabía lo que le venía encima.

     Y no, no me refiero a la “Furia de Dios”, sino a la persistencia encantadora de los originarios de La Guadalupe.

     Llegaron a llamarle y presentarse tantas veces, a rogarle tanto si no podía encontrar una manera de hacerles un hueco para casarse en la Catedral que finalmente el párroco llamó a mi amiga “pidiéndole por favor que dejaran de acosarle”. Es, posiblemente, el primer caso de bullyng eclesiástico que he conocido.

     Y todo esto para contaros el mejor ejemplo de bienvenida que he experimentado en tiempo. Sucedió el pasado fin de semana, cuando PITICLI y yo realizamos una escapadita para celebrar nuestro cuarto aniversario. El destino elegido fue La Matarraña (también conocida como la “Toscana Aragonesa”), y más concretamente “La casa de Sebastián”, en Valderrobres. http://www.lacasadesebastian.com/

     De verdad, no tengo palabras para describir la belleza de sus pueblos y paisajes, pero sobre todo la hospitalidad de Sebastián y Feli (dueño y socia del establecimiento).

     Fue poner un pie en el portal de la impresionante casa y soltarnos Sebastián “¡pero bueno, qué cosas más guapas nos han venido a visitar! Venga, venga, que el tío Sebastián os va a acompañar a que conozcáis la casa”.

     Y sí, durante ese fin de semana se convirtieron en nuestra familia.

     La habitación, increíble. Con pastelitos, güisqui, obras de arte y unas vistas de impresión.

     Pero lo mejor fue la cena íntima que nos prepararon para nuestro aniversario. Adecuaron la biblioteca / solarium para nosotros dos (“nenes, nenes, aquí estaréis muchísimo mejor”) y allí, con vajilla de porcelana y cubertería de plata (porque como dice el tío Sebastián, “es una pena que ya no queden sitios donde te sirvan en cubertería de plata”) Feli nos preparó un exquisito menú degustación de 5 platos que Sebastián nos iba presentando. Morcilla confitada, crema de patatas, bacalao con pimientos, solomillo con boniato… mientras de fondo teníamos el río, las estrellas y un montón de velas en la terraza que nos habían encendido para “ambientarnos”.

     La mañana siguiente, en la cocina (porque en la casa de Sebastián se desayuna “en familia” en la cocina a la hora que quieras, lo mismo que se cena “en familia” en la mesa de la bodega) el festín seguía: “¿pero Agustinito, de verdad no quieres que el tío te prepare unos huevos fritos con patatas?¿Acaso tienes que guardar la línea” “no, no gracias, con los embutidos de Teruel, los dulces y las frutas ya tengo suficiente”. PITICLI sí se los tomó. Y yo al día siguiente también. ¡Qué placer!

     Y es que vale la pena coger fuerzas, porque en la Matarraña hay mucho que ver. Los pueblos son de postal, y han sido recuperados de forma magnífica (Calaceite, La Fresneda, Cretas…) y los recorridos por la naturaleza asombrosos. No en vano sus ríos son de los más puros de Europa. Además la gente es tan maja que enseguida se presta a orientarte, a ofrecerte opciones…

     Verdaderamente no tiene nada que envidiar a la Toscana.

     Algunas direcciones donde hacer un alto en el camino:

     -La Fonda Alcalá. Un lugar muy conocido en Calaceite. Lo lleva la misma familia desde generaciones. Todo el mundo va. ¿Por qué? Puede que su foie casero lo explique. Lo puedes comer solo, o también en sus alcachofas rellenas con setas y foie.

     -El Molí de l’Hereu. Un antiguo molino restaurado. Además de restaurante tienen hotel y Spa. Aunque su especialidad es el cochinillo nosotros nos decantamos por los huevos con patatas y trufa, y el arroz con setas al aceite de trufa.

     -La Librería Serret. Si vais a la Matarraña no llevéis guía, acercaos a esta librería. Disponen de toda la información (e historias) habidas y por haber. Además su dueño es uno de los promotores culturales más activos que he conocido, y cada semana lleva a autores, editores, etc. a Valderrobres para organizar encuentros a los que se puede apuntar cualquiera. Admirable.

 

     Pero como el saber no sólo está en los libros, aquí transcribo dos de los muchos “regalos” que nos hizo Sebastián en forma de reflexión:

  1. “Las cosas hay que hacerlas tarde, pues se disfrutan más”. “Pero no confundamos, no hay que hacerlas pasadas”.  ¿No tiene más razón que un santo?
  2. “Las cosas han de salir bien, sencillamente bien. Porque si salen demasiado bien acaban por cansarte, y si salen mal te decepcionas”.

 

     En fin, os dejo con estas “perlas” para que las reflexionéis. Nos vemos en el próximo post. Mientras… ¡sed muy felices!

P.d. este post va dedicado, como ya intuiréis, a Feli y Sebastián, que han hecho de este aniversario algo realmente mágico.

  • ¡Feliz aniversario para ti y Piticli! Suena magnífica la propuesta de la Matarraña. Y las fotos son espectaculares. Tanto como la anécdota de tu amiga en Copenhague.

    Voy a reflexionar sobre las perlas filosóficas del “Tito Sebastián” mientras me fumo un políticamente incorrecto cigarrillo.

    (La imagen, nos guste o no, sí que cuenta, hasta para los que no cuenta – que hacen el doble esfuerzo de percibir la imagen e ignorarla… supuestamente).

  • Cómo lo hacéis para dar siempre con los mejores sitios???
    Presiento que algún día conoceré a Feli y Sebastián… ya sabes que no tengo ningún reparo en copiaros rutas.
    Feliz aniversario meloncillos!

  • Que guay, tu viaje. Lo mismo que yo en Londres. Que todo muy bonito, pero no se esfuerzan nada en entenderte y encima se enfadan porque no les entienden . Menudos cabreos hemos cogido.

    Con razón mi marido nunca ha querido ir a Inglaterra, ya decia que los ingleses son muy estúpidos y con perdon “lo son”. No veas lo que me he cagado en los p***s ingleses. Pero menos mal que un dia encontramos a tres chicas de Madrid (policias nacionales), que tambien estaban de vacaciones y una de ellas era caditana y nos hemos reido que no veas.

    Tambien cada dia hemos estado tomando alguna copa en sitios, su per guays. Porque eso sí para tres dias que salgo no voy con miserias. . .

    Bueno, que te quiero y me ha encantado tu viaje. (y cuando he leido las morcillas confitadas en cuanto pueda me las tengo que comer).

    Un besazo.

  • Me encanto la experiencia que habéis tenido con el tio Sebastian, ojala todo el mundo regalase una pequeña sonrisa o un gesto agradadable como habéis tenido en esta casa tan familiar(no tiene precio).

    Te envío un saludo y votos de felis aniversário a los dos y nos veremos la semana que viene.

    Sol

  • QUE RAZÓN TIENES, YO ESPERO QUE PRONTO ME LLEGUEN ESAS COSAS BUENAS Y ESE ALGUIEN PARA COMPARTIR TUS DELEITES, Y IR A MUCHOS LUGARES, ME ALEGRO DE LO QUE VEO Y SIENTO AL LEERLO LAS ANECDOTAS, LOS MOMENTOS, LAS ALEGRÍAS, UN ANTIDOTO PARA QUE MI ESPERA NO SEA MUY TARDIA!! DISFRUTAD Y SIGUE INFORMANDO COMO SOLO TU SABES ENCANDILARNOS! VIVA!

  • Felicidades por el aniversario. Me ha encantado el post, a mí lo más grave que me ha pasado en USA es que me confiscaron una manzana y que el poli, se empeñó en mandarme a Méjico, debía se por mi cara latina. No conocía esta comarca, si conozco Albarracín que me encantó. Besos

  • Muchas gracias por tu apoyo, un honor además viniendo de ti ! Espero que compartamos esta plataforma durante mucho tiempo con mucho éxito ! Un abrazo La Agencia Secreta

  • Genial UtM:Gracias por tus deseos. Tú fuma, fuma mientras aún se pueda 😉

    Tremenda Regina:no sólo descubrimos los mejores sitios, sino también las mejores compañías, capisci?

    Amiga Lorena: Gracias, gracias, gracias!

    Amigo Ramón:gracias por tus palabras. Imagino que tú también experimentaste el trato. Un abrazo!

    Tremenda Saly:TE ADORO. Quiero una buena charla sobre Londres YA!

    Adorada Sol:si alguien sabe de recibir con una sonrisa eres TÚ. Gracias!

    Maravillosa Ariadna:eres ADORABLE. Una JOYA.

    Colega María:tu propuesta es enormemente tentadora… 😉

    Compañeros de La Agencia: un placer compartir espacio. ¡Mucha suerte y mucho éxito!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer