Los Ochenta contra el Frío

Faralas totales.jpgsimplemente fantásticas.jpg

 


ella se ríe del frío.jpgHay gente a la que le gusta el frío. Claro que también hay gente que cree que la polivalencia es la policía de una ciudad levantina. Discrepo en ambos casos. A mí el frío me gusta menos que un disco de grandes éxitos de Inma Serrano. Pero aquí lo tenemos y habrá que llevarlo de la mejor manera posible.

Como diría la Pantoja: al mal tiempo, buena cara, o “dientes, dientes”, que por algo mis padres se gastaron una pasta en ortodoncia.

 


sobrellevando el frío.jpgY eso es lo que hemos hecho PITICLI y yo en nuestra última escapadita romántica a un Santiago de Compostela afectado por uno de los mayores temporales de frío y lluvia que se recuerdan: disfrutarla pese a las inclemencias (por ser sutil y amable) meteorológicas.

 Pienso que en otra vida PITICLI y yo debimos de ser divinidades de la lluvia, pues lugar al que vamos, lugar que llueve. Eficacia probada. Incluso nos llovió dos días en Fuerteventura, y eso que sólo llueve día y medio al año. Tal y como está la economía estoy por ofrecer nuestros servicios a las cofradías del sur que tengan a bien sacarnos en romería por un precio módico. Cambiamos Rocío por Tifón.


elegantísima contra el frío.jpgUna de las grandes dificultades cuando viajas con semejante clima es qué llevarse en la maleta, especialmente si reniegas de chubasqueros y jerséis que no favorezcan en las fotos. Por suerte dimos con la solución:

          Maxi paraguas transparente (combina con todo y te permite ver a través de la ventisca).

          Ropa inspiración Doctor Zhivago combinada con elementos del Retorno del Jedi.

 

Fue así como PITICLI lució con singular alegría su gorro siberiano con orejeras frente al apóstol, el cual, puede que por envidia, destruyó -literalmente- una de nuestras cámaras al tan alegres por la nieve.jpgintentar fotografiarle. Yo creo que no se tenía que haber puesto así. A mí me dice Santiago que le compre uno igual y se lo regalo para Reyes sin problema. Pero claro, dile tú a un Santo que acepte perder protagonismo por unos minutos en su propia casa…

De todos modos el gorro en cuestión siguió trayendo polémica. Al quejarse PITICLI de que la gente miraba extrañada su complemento, a mí se me ocurrió decir que lo entendía al tratarse de un gorro un tanto “extravagante”. Pues para qué quieres más, discusión conyugal al canto.


o gato negro.jpgAfortunadamente nada nos reconcilia más que comer bien, y eso en Santiago está asegurado. Os paso unas direcciones imprescindibles:

          O gato negro (un clásico entre los clásicos que no ha perdido ni pizca de encanto). Sus chocos en su tinta son increíbles. Por cierto que en la mesa de al lado estaban Boris Izaguirre y su marido.

 


 
Bistró Leal.jpg
         
Bistró Leal
. En la zona del Ensanche. Un restaurante muy nuevo en el que comer platos tradicionales y versionados exquisitos.

 


Restaurante María Castaña. Foto de Rafa Prades.jpg
         
María Castaña
. Para los que quieran comer no sólo las recetas de toda la vida, sino también las actuales confeccionadas con algas. Riquísimo.

 

Ya de vuelta, y luchando contra la tentación de invernar, han sido días de reencuentros. Impagable la conversación con la Musa Mexicana sobre su categoría de los “Subseres humanos”, grupo de gente indeseable que ella describe con todo lujo de detalles. Que vayan tomando nota los antropólogos. Por no hablar de otra de sus teorías, la relativa a “todo el mundo se destroza la vida de la manera que más le gusta”. No sé por qué no llevo una grabadora en nuestros encuentros…

 


bollywood restaurant.jpgQuien también nos vino a visitar fue Lady Laca, que añoraba pasar un día “en la gran ciudad”. Sus visitas siempre tienen dos efectos prácticos en nuestras vidas:

          Limpiamos la casa (Lady Laca es experta en señalar las zonas sucias de un hogar, y aunque parezca mentira, en treinta metros cuadrados es capaz de localizar miles).

          Reponemos las reservas de tupperwares (siempre se presenta cual Paco Martínez Soria cargada de embutidos, guisos y demás).

 

Sabiendo lo que le gusta poder comentar a la vuelta con sus amigas los lugares “in” a los que ha ido -porque ella tiene que mantener su estatus de “la más moderna del barrio”- la llevamos a comer a nuestro restaurante hindú favorito, el Bollywood.

Como si lo hubiera sabido, se presentó con un pañuelo al cuello (que le traje de China aunque aquí también lo hubiera podido comprar incluso más barato, pero que le sirve para explicar que se lo trajo su hijo de China) que automáticamente se trasladó a su cabeza nada más cruzar la puerta del local.


toda la familia electrocutada.jpgLady Laca, que lee una barbaridad, había terminado recientemente “Pasión India” y otro libro sobre la nuera de Indira Gandhi, así que para qué quieres más. Fue sentarse y empezar a hacer poses de baile bollywoodiense. El camarero, impresionado, le puso uno de esos brillantitos en la frente y ella tan feliz. Por si con las fotos no fuera suficiente, al marchar se llevó el brillantito bien guardado junto con folletos del local para explicar con todo detalle a sus cien mejores amigas el lugar en el que había comido. Aunque claro, como ahora es LA MÁS MODERNA, su frase es: “es que a mí la que me gusta es la comida japonesa”. Tremenda.

 


empacho de chicle de fresa.jpgY esa misma noche, tras dejarla en el autobús que la llevaría de regreso a las provincias, de cabeza a la fiesta de los 80 que organizaba una amiga de PITICLI (la directora de los geniales cortos de los que ya os hablé y que considera los ochenta como la “última época realmente moderna”).

PITICLI, que triunfó, se había comprado parte del vestuario en HUMANA para la ocasión. Sin embargo, yo no tuve que adquirir nada nuevo. Dado que me gusta más el vintage que a Laura Ponte, sólo tuve que combinar lo que tenía en el armario y listos.

Cumple1.JPGLa anfitriona nos recibió vestida fenomenalmente al estilo Blossom, y por su piso desfilaron todas las tendencias de la época, desde los aires punkies al flashdance. Un par de asistentes llegó a presentarse con sendos hula hops. De las mejores fiestas a las que he ido.

Una vez terminada la misma nos fuimos, con esas pintas, a un bar cercano, hula hops incluidos. No os podéis imaginar lo que le alucina a la gente un hula hop en un bar. ¡Hasta nos los pedían prestados por unos minutos! Y eso que era un bar de “Crepúsculos” (denominación de la anfitriona de los locales de veinteañeros), que pensábamos que no habían visto semejante objeto en su corta vida, o que los confundirían con las anillas para la nariz o los dilatadores que utilizan en oídos…


Peazo de modernas.jpgIntentaré transcribir la conversación mantenida con una de las asistentes (bastante perjudicada por el alcohol):

          ¡Ey, qué pasada! ¿Eso es un hula hop?

          Sí.

          ¡Qué fuerte! ¡Es lo más! He salido vestida de mil cosas, porque siempre salimos vestidos de “algo”, pero nunca se nos había ocurrido traer un hula hop.

          ¿Y de qué vais hoy?

          Hoy hemos venido discretos, y sólo nos hemos pintado los ojos a lo “Naranja Mecánica”…

          Ah…


unas chicas soñadoras.jpg
         
Pero hemos salido de mil formas. Una vez fuimos vestidos de personajes de Heidi, y yo iba de Clara, subida a un carro robado del Mercadona, que recortamos, cubierta con una manta…

          Impresionante…

          Porque yo he robado de todo. ¿Puedo robar el hula hop?

          No.

          Es que me encanta robar. Lo mejor es robar Pato WC…

          ¿?¿?¿?¿?

          Sí, el Pato WC triunfa. No hace mucho robé una botella de Pato WC y fuimos la wii de los ochenta.jpgponiendo “chupitos de Pato WC” a la gente, jajaja.

          ¡¿!¿!¿!¿!”·=?!”=!?$)=Q!

          Así que ya lo sabéis, si tenéis que robar, robad Pato WC.

          Muchas gracias. Adiós.

          Adiós. ¿Puedo robar el hula hop?

          No.

 

Efectivamente, la noche confunde. Y la mañana siguiente tienes una resaca que-pa-qué. De manera que nos pasamos todo el domingo en el sofá, tapaditos con la manta y volviendo a niveles aceptables de conciencia (es sabido que los treintalescentes tardamos más en recuperarnos).  Que luego llega el lunes y hay que rendir. Para más INRI, esta semana me habían pedido que pudiera intervenir “en calidad de experto” (oh
inolvidable.jpgmy God) en un foro sobre trastorno límite de la personalidad, de modo que la neurona tenía que estar en un estado más o menos decente. Claro que si no me hubiera recuperado mínimamente siempre hubiera podido decir que durante el fin de semana hice trabajo de campo…

 

En fin, os seguiré manteniendo informad@s. Ánimo para sobrellevar el frío, vivan los ochenta y… ¡sed muy felices!

 

  • Y tanto ¡¡ QUE VIVA LOS 😯 ¡¡
    Yo tuve a mi único hijo el 8 – 8 – 80 . Y tan monísima yo . Con unas hombreras gigantescas, que me las ponía hasta
    para dormir. . , pero claro yo tenía 25 años. . . y aunque estaba embarazado bailaba mucho por ej. las canciones de Miguel Bose y otros grupo que en ingles, los escribiria mal. . pero que aun las canciones las tengo en mi pensamiento . . . en fin ya paso . .
    Y del frio no me hables, pues yo soy mujer de verano. Pero la gente decía que calor que venga el invierno, pues toma invierno. . .
    Un besazo.
    Saly

  • Yo creo que un día de invierno tiene mucho encanto. Y si lo bueno breve dos veces bueno. Pero lo de estos días es demasiado. Vamos, un abuso meterológico! Aunque es pensar en los de Siberia que lo tienen todo el año y se llena el corazón de católica compasión… (sí, es un pareado!).
    Increíble Santiago e increíbles los 80! Que curioso que hiciéseis la fiesta sobre esa década y os fuéseis a un bar de Crepúsculos, o sea, de gente nacida cuando nosotros ya ni buscábamos el helicóptero de Tulipán…
    Ánimos para el frío!!!!

  • Eres el mejor Agustin , siempre estas a la onda ,,,,
    Eres el mejor aunque solo decirte que una noche me quiero unir a una de esas fiesta , quiero hacer el locococococo por favoroooooooooooo necesito salir de la rutina .
    musa timida

  • aaaayyyy niño lo que me he reído, estás sembradooo
    Recuerdo una anécdota (de esas que te gustan a ti) de aquella época gloriosa de hombreras y colores fosforitos: iba con una amiga en el metro y se nos acerca un chaval con una hombrera bastante roñosa (con pelotillas y la forma ya hecha del tirante del sujetador) y le dice a mi amiga: toma se te ha caido
    y ella: no, no es mia
    total que salimos del metro y me dice: joder tía, sí que era mía pero me ha dado vergûenza cogerla juajuajaua

  • Yo la verdad es que no puedo decir gran cosa de los 80, porque soy del 82, es decir, hija de la quinta del Naranjito…Solo puedo opinar de la fotos que hw podido ver, con decir que mi tia era la más moderna de la familia, y en el bautizo de mi primo, llevaba lo más IN del año 82, pero a dia de hoy, cuando miramos las fotos, parecen dos gitanillos de los cutres, mi tio con sus superpatillas y los pantalones anchos, y mi tia con sus superfaldas..jaja. Y bueno, también tengo alguna foto mia digna de observarse, con un conjunto de supermallas y top a topos naranjas, simplemente memorable, auqnue el hula-hop siempre me quedo grande.
    Y yo, aunque aun estoy en la decada de los veintitantos, la verdad es que estoy completamente contigo con la definición de “Crepusculeros”, porque en muchas ocasiones me han llegado a mirar mal por vestir tan “normal”..
    Por cierto Agustín, si quieres frio, te puedes venir a las estepas ilerdenses, aquí no nos andamos con chiquitas…Hoy me he levantado a -4ºC…
    Petons
    P.D. Te dejo dos perlitas linguisticas, una de mi queridisima madre: “Tu prima ha tenido un accidente de coche, y le han diagnosticado un GATILLAZO cervical”,y otra de mi super man: “Este chico esta excalestrico(es decir, esqueletico).

  • JA, JA, JA, JA, JA,JA, JA, JA, JA, JA,JA, JA, JA, JA, JA,JA, JA, JA, JA, JA,JA, JA, JA, JA, JA,JA, JA, JA, JA, JA,JA, JA, JA, JA, JA,JA, JA, JA, JA, JA,JA, JA, JA, JA, JA,JA, JA, JA, JA, JA!!!!…. Qué bueno!

  • No sabes la rabia que me da que os cogiese ese temporalazo en Santiago… la lluvia le da cierto encanto a la ciudad (ya te lo dije en el mail), a la piedra… pero tanta y con frío como que la mata.
    Tus direcciones pues sí, pero yo sigo insistiendo en A Curtidoría… otro finde, con mejor tiempo y noostros aquí os hacemos de cicerones. (Por cierto Jose, estás invitado o si necesitas consejo no tienes más que silbar).
    Y ya, por último, pese a que todavía me estoy partiendo con el carrito recortado, Clara la manta y el Pato WC yo soy más como Agustín, de Cristasol de toda la vida (buenísimo tanto en chupito como para esnifar)

  • Darling!!Como se le ocurre a usted venir a mi tierra y no avisarme!!!!Ay maría castaña,que bien se come 🙂
    Respecto al hula hop,me hubiese encantado veros,eso sí,no me creo que hayan regresado todos a casa,con lo pesado que deber ser estar todo el tiempo cargandolos!!!
    feliz año!!!

  • Querida Regina: ¡tus fiestas, al igual que tus peliculas son lo MÁS!
    http://www.youtube.com/watch?v=JZPcJ9mfsrE
    Colega Moi: me temo que lo del Pato WC es real. ¡Aquella freak parecía capaz de todo! 😉
    Estiloso Agustín: tomo nota de tu consejo. ¡En cuanto vea a una chica en un carro de Mercadona Tuneado se lo comento!
    Maravillosa Saly: ¡quiero ver fotos tuyas de esa época! ¡O mejor vídeos! ¡Eres la más grande!
    Genial UtCW: ¡ay, ese helicóptero del tulipán! ¡Seguro que también vuelve (como todo) y los crepusculitos sabrán de qué va, jaja!
    Maestra Gemma: no es mala idea, no es mala idea. ¿Ves como eres la maestra?
    Inigualable Musa Tímida: lo que tú consideras rutina sería alucinante para el resto de los humanos, jaja. Invitada quedas.
    Seguidísimo Esmoquin Room: sí, Santiago era todo interiores cálidos y comida excepcional. Te entiendo sobre Ámsterdam, una vez estuve a 13 bajo cero allá. Si no fuera porque la ciudad es tan bonita…
    Tremenda Sonia: ¡qué genial! JAJAJAJAJA
    Formidable Tere: jajaja, ¡me han encantado esas frases! Las fotos de tu tía han de ser totales. ¡Como tú!
    Adorada Rosa Palo: a sus pies.
    Musa Grelinno: te tomo la palabra. La próxima vez: Cristasol y vosotros de cicerones.
    Colega Antía: la próxima vez aviso. ¡Ea! Y no te preocupes, eran unos hula-hops súper ligeros, jaja. ¡De hecho, todo el mundo quería llevarlos!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer