octubre 2009

Afinidades y desacuerdos

  La otra noche, en la celebración del cumpleaños de una de mis Musas (¡Felicidades de nuevo!) oí uno de los mejores comentarios de los últimos tiempos: –          “si tú y yo nos llevamos bien es porque yo soy muy empática, porque mira que eres rara hija, que no hay manera de que entienda lo que haces. No, yo no te podría defender, porque no puedo defender lo indefendible”. Quien

Continúa leyendo

¿De parto de quién?

  Los hombres (y las mujeres de países como Israel) tienen la mili. Corrección: tenían. La mili no era otra cosa que aquel tema horroroso y recurrente que tenías que escuchar una y otra vez a la mínima de cambio, haciéndote sentir que una canción de Giorgi Dan en un disco rallado no era algo tan doloroso para los oídos. Que si las vigilancias, que si los castigos, que si

Continúa leyendo

Viva el deporte

  ¡Qué bueno es el deporte! ¡El deporte dignifica! ¿O eso era el trabajo? No, imagino que el trabajo no era, porque como dice mi abuelo: “el que trabaja es porque no vale para otra cosa”. En todo caso, hay que hacer deporte, que es muy bueno para la salud, y te pone las carnes prietas. Da igual que te lesiones -porque no conozco deporte en el que no te

Continúa leyendo

Verdades Photoshop

  El otro día se me acercó una lectora -y sin embargo amiga- y me soltó: –          Pues el último post no me ha gustado mucho; el anterior sí, pero éste… éste… no sé, le falta algo… Y yo le sonreí (algo que hago muy frecuentemente desde que mis padres tuvieron la genial idea de ponerme ortodoncia) y le agradecí su sinceridad. Ciertamente, menos Ferrero Rocher, es difícil contentar a

Continúa leyendo

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer