Cada Cosa en su Sitio

otras que comparten secretillos.jpgella sabe mogollón.jpg

 


desorden artístico.jpgAsí, como quien no quiere la cosa, creo que he descubierto una VERDAD FUNDAMENTAL: LO BUENO Y LO MALO ES SÓLO CUESTIÓN DEL SITIO EN QUE ESTÉ.

¿Se capta la idea? ¿Comprendéis mi sabio descubrimiento? ¿No? Me explico: Las manchas no son otra cosa que líquidos, grasa, etc. que en vez de estar en su recipiente, pasan, por error cósmico, a nuestra ropa. Si hubieran permanecido en “su lugar” no serían problema.

El desorden no es nada más que objetos que no están en su sitio, o la percepción de alguien que valora el orden en un lugar equivocado. Un inadaptado en realidad podría ser alguien plenamente feliz en otro contexto, e incluso el vello no dejan de ser pelos con sentido del humor que en vez de crecer en nuestro cuero cabelludo para poblar nuestra melena les da por hacerse los ocurrentes y salir en diversas zonas del cuerpo.

ella cambió para ser mecánica.jpgLa gracia es ver en qué lugar debe estar realmente cada cosa.

 

¡Hasta con las personas funciona! Veréis: hay gente que se encuentra amargada trabajando en empresas donde ni se reconoce sus aptitudes ni se sienten a gusto. Solución: pensar en qué trabajo sus características podrían resultar útiles. Y lo mismo con aquellos que no paran de incordiar a sus compañeros, que podrían perfectamente exiliarse a un zulo con Arévalo. También el marido aburrido de un@ puede ser la alegría de otr@ que valore la calma. 

O l@s obes@s acomplejad@s, que harían las delicias de un club de amantes de Rubens. Y así hasta el infinito.

Aunque… ¿y lo bonito que sería que la grasa, en vez de depositarse en barriga o caderas se dirigiera automáticamente al culo -por poner un ejemplo- para poder obtener un estupendo trasero-estilo-Brasil? Esto para mí sería un sueño, que tengo culo-aspirina, o tobillero, no lo entiendo muy bien pero mola.jpgvamos.

 

De este modo, las vacaciones no son otra cosa que cambiar de escenario cuando ya echas humo por las orejas en tu contexto habitual.

Y eso es lo que hemos hecho PITICLI y yo (como tantas otras personas, vamos), que nos fuimos pa’l sur antes de que saliéramos en los periódicos por combustión instantánea en nuestros trabajos.

Siento decir que por Cádiz no ha habido grandes anécdotas. Sí, sí, lo sé, parece imposible, pero es cierto. La gente nos preguntaba: “¿Y no os ha pasado NADA?” “¿No ha habido accidentes esperpénticos o encuentros en la tercera fase?”. PUES NO. Porque el hecho de ir por la calle y que nos miren como quien ve a dos extraterrestres ya no es novedad para nosotros (y eso sí nos ha sucedido cada día, gracias a nuestros cuidadísimos estilismos repartidos en tres temáticas: día-playa-noche, que incluían desde camisas hindúes a minishorts, pasando por pantalones morados y sombreros de diversos tipos). Ahora entenderéis por qué la maleta de PITICLI pesaba 27 kg…


tan modernos como nosotros.jpgCon lo que me hubiera gustado a mí haberme topado con Cayetana y que nos hubiera invitado a tomar un té en el Palacio de Dueñas… en fin, ella se lo pierde.

 

Ha habido que esperar al regreso a Barcelona para volver a experimentar hechos paranormales – o poco-normales-, aunque eso lo explicaré después. Las vacaciones, por lo tanto, han sido dos semanas de puro relax, visitas a pueblos rodeados de animales con cuernos pastando a su aire (toros y vacas, básicamente), playas con viento –me cago en el levante– , comida estupenda y timbas de cartas por la noche (aquí he de señalar que PITICLI ha ganado el 90% de las mismas, con lo que yo soy mucho más afortunado en el amor).

 

Alguna recomendación:


Vista desde la terraza.jpg
         
La casa donde nos hemos alojado. Una cucada en el meollo de uno de los pueblos más bonitos que he visto en tiempo: Vejer de la Frontera. Además de la panorámica desde la terraza, un gran aliciente es entrar en contacto con Toli, la encargada de la casa, que no es que sea lista y graciosa, es que te descoyuntas con sus sabios discursos.


terraza del restaurante Patría.jpg

         El Restaurante Patría. Ubicado en una pedanía más pequeña que el calcetín de Webster, se trata de un local regentado por un matrimonio danés que dejó su trabajo en un restaurante de Copenhague para cambiar de vida (y menudo cambio). Tiene unas vistas al atardecer que quitan el sentido, y una carta sensacional que combina lo mejor de la tradición gaditana y la danesa.

          Casa Balbino en Sanlúcar de Barrameda. En pleno centro de la población, es un lugar estupendo donde probar la riquísima gastronomía Casa Balbino.jpgde la zona a precios más que razonables. Si a eso encima le añades el salero de sus camareros (si vais, preguntad por Óscar, que tiene más arte que el Reina Sofía), la decisión es clara. Oiréis cosas del tipo:

o       “¡Quillo, ponme un coca-cola con musho hielo!”

o       “¡Marshando una con to’l der Titáni!”

Además, Sanlúcar es una gran opción cuando sopla levante en el estrecho, pues sus playas no se ven afectadas

.

terraza del hotel EME.jpg          La terraza del hotel EME en Sevilla. Ubicación y diseño excepcional. Para tomar una copa con la Giralda al alcance de la mano.

         

 

Pero había que volver, cambiar de sitio. Y fue poner nuestros bonitos zapatos en tierras condales y empezar nuestras anécdotas. La primera ¡México!.jpgsucedió cuando la Musa Mexicana nos propuso ir a celebrar el día de México a la fiesta organizada en El Pueblo Español. Pero no fueron los mariachis ni los tamales los que pusieron la guinda a la noche, sino el hecho de que la Musa había quedado allí con una pareja encantadora de amigos, y la mujer no era otra que una de las mejores brujas – y mejor persona – que uno pueda conocer.

Uno se puede plantar frente a ella, hacerle una pregunta, y… ¡ZAS! ¡La mujer se conecta contigo y te empieza a decir TODO! PITICLI y yo hasta tiritábamos de los nervios. Porque allí nos soltó desde nuestras vidas pasadas a qué lugares de la otra bruja estupenda.jpgcasa debíamos cuidar (previa descripción perfectamente detallada de rincones que por supuesto no conocía). Por cierto que resulta que Lady Laca y yo fuimos un matrimonio mal avenido en la Roma de hace siglos, lo que son las cosas, ríanse los Borgia.

Además es una mujer muy divertida y, como dice ella: “Soy Mística pero muy Práctica; y también pateo”. ¿Alguien da más?”. Lo dudo.

 

Quien también patea (casi con toda seguridad) es el tipo con el que coincidí en el metro ayer mismo, volviendo a casa, a las tres de la tarde, que nos regaló a los viajeros una de las conversaciones más sorprendentes que uno pueda oír.


un hombre de campo fumeta.jpgEl susodicho, sentado junto a mí, era un chico de alrededor de 20 años, con aspecto bastante convencional, al que le sonó el móvil y que tuvo el detalle de hacernos partícipes de su conversación por el elevadísimo tono con que respondía al interlocutor.

Suena el teléfono y descuelga:

          ¡Hola Loco! ¿Que qué hago? ¡Acaban de soltarme del calabozo y voy pa’ casa colega!

          Ya, ya, una mierda. Es que claro, como tenía antecedentes, pueh m’ha tocao tres días de calabozo direhto.

          Sí, sí, robo con violencia tío.

          No veas cómo corría el Mosu (Mosso d’Esquadra, vamos), jaja. Ya ves, tío, aún andan buscando un opel kadett blanco.

          Ya, ya. Ej que claro, iba tan puesto que cuando entramos a la tienda, loh demáh se dieron cuenta que venía la pasma pero yo no, y me pillaron.

o       A estas alturas os podéis imaginar la cara que teníamos todos los de alrededor, claro.

          Y me decía er Mosu: ¿Y tú con quién ibas? Y yo: pueh con un colega del barrio. Y el Mosu me decía: ¿Y cómo se llama? Y yo: pero de qué vas, nen, yo no te lo voy a decir, que no quiero problemas.

          Ya, ya, una mierda lo del calabozo… tengo unah ganas de volver a mi casa y ducharme… ¡llevo tres días sin ducharme, tío!

o       Aquí ya no eran sólo nuestras miradas, sino nuestro olfato el que empezó a sentirse alterado…

          Osti, tío, además me tengo que poner crema hidratante en el tatu, que lo tengo súper reseco.

o       En este punto no sabía si partirme de la risa, huir despavorido o alucinar con la coquetería taleguera.

        

          Pues nada, Loco, que nos vemos, tío. Sí, sí, una mierda los calabozos. Me voy a casa a meterme unos tiros de jaco, que tengo unas ganas….

o       Y bajé del metro (menos mal).

 

Éste venía a ser otro ejemplo de algo que no estaba bien en su sitio. SVejer de la Frontea.jpgeguramente en el calabozo estaba mejor…

 


Ea,hasta aquí el post. Deciros que ya tenía ganas de volver a ponerme en contacto con vosotr@s. Espero que hayáis tenido un verano estupendo, y que el otoño os sea mejor.

Como rezaba el lateral de un camión gaditano: “Lo que desees para mí, el doble para ti”. ¡Toma filosofía camionera! Otro que podría estar en otro lugar y mejor, seguramente.

 

¡Sed muy felices!

 

  • Bienvenido! Espero que la rentrée sea suavecita…
    Cádiz es todo un lujo en esta España de Polaris World, Benidorm, Marina D’Or, Calella de Mar, etc etc etc… esperemos que la crisis se lleve a los bandarras prehistóricos que se dicen empresarios y empecemos un nuevo país sin picaresca ni abusos urbanísticos.
    No veas las conversaciones del metro. Me ha encantado tu teoría de la desubicación. Cuánta razón tienes, maestro!
    Por cierto, yo acabo de asistir a una conversación muy buena en el estanco en el que dos señoras muy mayores (estanquera incluida), y un señor más mayor aún discutían sobre si el country es un baile sólo para mujeres… telita…
    Ánimos para el otoño!

  • Jajajaja, impagable la conversación. Me imagino tu cara. Eres un imán de sucedidos jocosos, querido (como Julia Roberts en aquella peli en que su madre le decía “eres un imán de gilipollas”). Jo pues yo acabo de ver un Callejeros sobre Conil que he alucinado. He estado allí y lo tenía por un pueblecito gaditano de idílica hermosura. Debe de ser que no me entero de nada. Según la tele, está lleno de chachos ordinarios totalmente desposeídos de glamour que se dedican a beber como mulas y duermen hacinados en apartamentos de dos dormitorios (ha salido uno que eran 20 tíos duermiendo en gayumbos, unos encima de otros). Yo no sé si me estoy haciendo vieja (voy a acabar por darle la razón a mi padre, horror) o soy demasiado sensible, pero casi se me indigesta la cena. En fin, siempre nos quedarán reductos de belleza como este blog!!!
    Besos, bombón.

  • Cómo siempre: GENIAL, gracias por las recomendaciones,yo concretamente estaba intrigada con el alojamiento en Vejer por lo que había visto en las fotos, así que me apunto el dato….Sobre estilismo: MARCAIS TENDENCIA, lo duro de eso es cargar con las tremendas maletas….Por cierto: acabo de caer en quién es Piticlin,ja,ja,ja….más vale tarde que nunca….
    Sigue así.

  • Qué estilazo!!!!
    Pues lo dicho en el post… Cuando el orden cósmico me ponga en mi sitio y me haga millonario que es lo que me merezco los contratare y seréis mis estilistas y personal shoppers.

  • Hay una frase de una canción que he recordado al leer tu post, que dice lo siguiente: tengo tantas cosas y ninguna está en su sitio! Qué importante es el orden en nuestra vida, ahora me refiero en el ámbito emocional, psíquico… Sentir que las cosas están en su sitio nos hace sentir serenos, con tranquilidad. Es el equilibrio deseado por todos, verdad? Pensamos que el desorden nos desestabiliza pero al fin y al cabo, es el desorden el que permite que crezcamos, que cambiemos cosas de sitio, porque en otro están mejor… por tanto, un poquito de desorden no es malo tampoco, no? Aunque ahora tampoco hay que pasarse, eh???????? Gracias por tus reflexiones Agustín!

  • Hola HKB,
    Joooo, como me alegro!!! Yo también he pasado unos dias en la playa, no en España sino casi, casi en el otro lado del mundo y me han sentado de coña!!!(con quemaduras incluidas que es lo que tiene ser tan blanc@!!!).Se acabaron unas, pero ya estoy con la cuenta atrás para las siguiente escapadas, jeje. Gracias por los consejos sobre Cádiz, sus playas no las conozco todavía pero ya tengo ganas…;-)
    Buena semana a todos!

  • He visitado la web de la “bruja mistica pero practica que patea” y me ha encantado su página… La conclusion que saco de tu post es que en todo lo yin tiene un poco de yan y viceversa. jajajaja…Muy zen!!! Great!!! Besos

  • vamos,que la crema hidratante en el calabozo nada de nada!
    por cierto,esa es otra de las cosas como la pasta de dientes que podia estar mejor en su sitio,cuantas veces listo ya te lavas los dientes o te echas crema y tu gozo en un pozo cuando vez que tienes la camisa negra manchada de blanco?porque si la camisa es de flores te haces la loca y sales de casa esperando que nadie te diga nada,pero vamos,que si es negra se ve!!!

  • Me parto de risa. Que bueno lo del metro. Ami no me pasa pues hace mil años que lo lo cojo. No me gusta nada.
    Que guay las vacaciones.
    Y tienes mucha razón de lo de cambiar de aire, trabajo, marido, etc,. . . . . . . . . .
    Me encataría conocer a la brujita.
    Sé feliz.

  • Que bien unas vacaciones de puro descanso !!! Eso es exactamente cómo deberías ser cuando uno sale de la ciudad -pongamos por caso, la ciudad Condal- en plan ¡¡quiero desconectar!!
    tremenda y cómica la conversación en el metro ¿alcanzaste a ver atisbos el tatoo? Por cotillear un poco más 😉

  • Amiga Moi: la bruja es total. ¡Todos deberiais conocerla!
    Genial UtSL: ¡Ay! ¡El Urbanismo Atroz! ¡Cuánto daño ha hecho! Espero que menos que el Country, jaja. ¡Quiero conocer la conversación!
    Adorada Paloma Corredor: Cádiz tiene sus reveses, que te lo digo yo. Y Canis, a montones. Pero me gusta que tú no los atraigas. Tú deberías atraer sólo cosas hermosas.
    Amiga Verónica: jajaja. Bueno, Watson, más vale tarde que nunca. ¡Toma nota, que vale la pena!
    Maestro Mario: ¿Y tú me preguntas qué es ESTILO? ¡Estilo eres TÚ! Nada, nada, a esperar el orden cósmico.
    Amiga Elizabeth: como siempre, tus palabras están cargadas de sabiduría. ¡Eres impresionante!
    Amig@ Mi Sirio: ya me acuerdo de tu plan de vacaciones, ya. ¡Qué envidia! Me encanta verte por aquí.
    Maestra Gemma: tú eres el ZEN hecho mujer. ¡Ea!
    Amig@ Anónim@: ¡Sí! ¡La pasta de dientes! A mí también me ha pasado, jaja. ¡Bienvenid@!
    Genuina Saly: no me extraña que no tomes el metro. ¡Tú tendrías que ir en limusina! Eres tremenda.
    Colega Rateta: sí, sí, sí, vi el tatuaje, jaja. Pero no me pareció demasiado reseco… posiblemente el calabozo era un tanto húmedo, jaja. ¡Te deseo que puedas tener una estupenda desconexión!

  • Ya ves, con la manía que te decía que le había cogido al Sur y resulta que ahora me estoy planteando volver a Sevilla para un fin de semana… es que lo del EME tira mucho.
    Si te sirve de consuelo, la semana pasada, mientras iba rumbo a IFEMA tuve una experiencia casi tan religiosa como la tuya en el METRO (ese que vuela) en el que 2 jovencillos (jovencillo y jovencilla de unos 16 años como mucho), acompañados de la madre de él comentaban lo agradable que era la vida en el centro de menores en el que él estaba y lo gracioso que era tener una orden de alejamiento de la muchachilla y, sin embargo, ir los tres juntos en el METRO… yo lo miraba, la miraba y miraba a la madre y no daba crédito… eso con 16 años como mucho, no sé, con 20 igual la chiquilla ya está criando malvas y él comentando lo gracioso que es llevarle flores al cementerio con su madre.
    Yo es que esta vida no la entiendo, pero quizás sea eso, sólo cuestión de buscarle a cada cosa y a cada uno su sitio correcto.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer