Hay un mundo mejor… ¿pero es más caro?

ella es selectiva seguro.jpgella sólo selecciona lo mejor.jpg

 

buscan, comparan, y eligen.jpgJackie O. directamente lo afirmaba, y ella, al igual que la inigualable Carmen Lomana (que en paz descansan ambas, cada una en la suya), parecía tener las ideas bien claras al respecto.

¿Será cierto? ¿Sólo cuando es más caro es mejor?

Yo nunca he creído que fuera necesario emplear mucho dinero para disfrutar de cosas bellas (y si no que se lo pregunten a mi súper secretaria, que al verme pensaba que servidor sólo compraba en tiendas tipo Armani y la sorpresa que se llevó cuando le dije que me encantan las de segunda mano), pero que un mundo mejor va siendo necesario, vamos que sí.

Aunque… ¿me estaré negando a la evidencia? ¿Sólo si me fuera a vivir a un barrio “pijo” podría disfrutar de tranquilidad y civismo?

Claro que esos barrios tienen otras cosas. Como le pasó a mi Musa Mexicana, él no soporta a los incívicos.jpgque mientras vivía en lo Más de lo Más de la ciudad la gente interpretaba automáticamente que ella era una criada y no una vecina…

Ya lo he comentado alguna vez, pero es que mi nivel de tolerancia frente a ciertas actitudes está llegando a su límite. ¡No puedo más! – como diría la magnífica Trasobares -. Estoy hasta la boina de chusma, digo morralla, digo de incivismo.

Y ese ha sido un tema al que no he parado de darle vueltas recientemente al asunto. Tanto que por poco me centrifugo. ¿Por qué? Os lo voy a confesar aunque me duela en el alma: me sentía mal creyendo que me estaba volviendo  un rancio. Eso por no decir otra cosa, tipo clasista.

Vamos, que voy por la calle y lo único que me apetece es ver cosas bonitas y gente educada.

ellos pasan de sentirse mal por ser selectivos.jpg¡Stop in the name of love! – que dirían las Supremes- ¿Pero es que la gente no sabe caminar sin escupir? ¿O hablar sin gritar? ¿O ir en transporte público sin destrozarlo? ¡No, no y no! ¡Quiero GLAMOUR! ¡Y no hace falta que sea de Dior! CREO EN EL GLAMOUR LOW COST.

Para mí que un reto de este país no es alfabetizar a la población, sino darle un toque de distinción, que parece que todo el mundo anda con rabia y ganas de destrucción por la calle.

En mi mundo fantasticolor, tod@s pareceríamos sacados de una teleserie de culto; utilizaríamos trato de cortesía cuando se requiriera; una sonrisa profidén iluminaría los rostros tersos de los transeúntes; la gente gozaría de bienestar; y las calles y playas no estarían llenas de porquería. Porque en algunas zonas esto es MAD MAX.

¡Ay! ¡Cuánta razón tenían Moria Casán y Leevon Kennedy!

ella compara y lo tiene claro.jpgAsí que tenía un dilema interior muy gordo. Porque yo antes me las daba de súper progre, y de repente me sentía mal al verme cual aspirante a combinado de “pequeño-burgués + gauche divine”. Ahora no. Por suerte, actualmente, lo llevo divinamente.

Y todo gracias a mantener sendas charlas con:

–          Mi GURÚ personal.

–          Mi Musa Heidi (qué lista es la jodida chica)

Como caídos del cielo (bueno, en realidad uno vino en avión desde Italia y la otra estaba a punto de partir hacia Vietnam) justo cuando me encontraba en pleno sinvivir, en absoluta crisis de identidad, dudando si dejar de comprar en mi adorado DIA% para pasarme al Club del Gourmet, ELLOS, que están conectados con la fuente ZEN del Universo y la sabiduría psicológica respectivamente, que andan proyectando ONG’s o tratando a gente con trastornos de personalidad, y que practican la meditación y el ascetismo además de ligar por internet, cuando les confesé mi estado mental van y me sueltan:

hay quien para buscar lugares selectos no duda en saltar en paracaídas.jpg–          Gurú: “Eso no es malo”.

–          Yo, liado como la pata de un romano: ¡¿Ah, no?!

–          No, es bueno, porque eso significa que detectas aquello que nuestro mundo tiene de “deterioro” y no quieres pertenecer a ello.

–          ¿Entonces no me estoy volviendo un rancio clasista?

–          No, simplemente seleccionas aquello que es bueno para ti, de lo que te quieres rodear, huyendo de gente “tóxica” y “ambientes inadecuados”

–          Musa Heidi: “Eso no es malo”.

–          Yo, atónito: ¡¿Ah, no?!

–          No, si todas esas conductas incívicas te fueran indiferentes, serías un “pasota”, habrías perdido ciertas nociones importantes.

–          Ah…

igual también para en Zaragoza.jpg–          Sí, es bueno que no te identifiques con ellas, que no te “unas” a las mismas.

Así que me quedé más liberado que la Naranjo una vez que la desataron tras apretarla más fuerte. Gracias a las corrientes New Age y a la psicología, ya no soy clasista, soy saludablemente selectivo.

Oye, esto es lo más. Si a vosotr@s también os pasa, ya lo sabéis.

Así que puestos a aceptar mi nuevo estado, decidí ir a recargar energía unos días a Zaragoza, un lugar que me encanta, ejemplo del Glamour Low Cost, y que siempre ofrece:

–          Buena gente. No lo puedo remediar, soy fan absoluto de la franqueza de los maños.

 

mudejar.jpg–         

Un importante legado artístico. El listado de monumentos es impresionante. Además, como le intenté explicar a una china en inglés: hay que potenciar el conocimiento del Arte Mudéjar.

Casa Dominó.jpg–          Estupenda gastronomía. Una recomendación: Casa DOMINÓ. Toda una institución en el casco antiguo. Su jamón batido es delicioso.

Hotel San Valero.jpg–          Alojamiento de calidad y a precio sin comparación, como el del Hotel San Valero, Un hotel coqueto, nuevo, de diseño, en pleno centro y con unas tarifas desconcertantes (sobre todo para los que venimos de Barcelona). Otra estupenda opción en la misma línea es el Hotel Las Torres.

 

–          Lo más importante: mi abuelo y su novia (87 y 84 años respectivamente). Pasar momentos con ellos son siempre pequeñas-grandes lecciones de vida. Entre potajes dignos de Obélix (a ellos no les importa que sea verano); discusiones por cosas absurdas; telenovelas y medidas continuas de la tensión arterial (se han vuelto adictos a tomársela varias veces al día para comprobar que están bien) me regalaron un sinfín de anécdotas (las reservo para otro post), así como me mostraron que la edad no tiene que ser un como en las antípopdas, bocabajo.jpgobstáculo a la hora de emprender nuevos proyectos, o hacer frente a los convencionalismos de cara a llevar la vida que deseas. Ejemplo: a él ahora le ha dado por estudiar el origen del Universo, así como los misterios de nuestro planeta, y ella está frita porque no le deja ver la teleserie:

o       Él: ¿Te das cuenta de que somos como una partícula de polvo en el Universo? ¿Y que si excaváramos y excaváramos debajo estaría Nueva Zelanda?

o       Ella: Pues anda maño, ¡y yo que pensaba que debajo teníamos a “la pezones”! (es la vecina del piso de abajo, que no para de rascarse en dicha zona).

 

¿Podía pedir más? Pues sí: aproveché esos días en Zaragoza para cambiar el look. Ya tenía yo ganas de cortarme el pelo-mocho que llevaba y busqué y busqué hasta que encontré una peluquería abierta en lunes (día en que se me metió entre ceja y ceja que un estilo impecable.jpgdebía cortarme el pelo).

No os lo creeréis, ¡pero las únicas peluquerías abiertas que encontraba eran las caninas! Y aunque tentado estuve, igual no hubieran aceptado. Finalmente, y contra todo pronóstico, en una de esas peluquerías llenas de señoras con más laca que Tamara, y mechas más indiscriminadas que un cuadro de expresionismo abstracto, va y me toca el peluquero más moderno de la ciudad, que supo interpretar mis inquietudes:

–          ¿Cómo lo desearía?

–          (Yo no podía decir “justo lo contrario de lo que estoy viendo por aquí”) Me gustaría algo inspirado en los años 40-50, tipo Cary Grant, o incluso James Dean.

–          Comprendo, comprendo.

 

algo así quería yo.jpgY sólo fue necesario pedirle que me quitara de su propuesta el cogote a los Chunguitos (que digo yo, qué tendrán que ver los Changuitos con Cary Grant) para conseguir uno de los mejores cortes que me han hecho nunca. Ha tenido un éxito arrollador.

 

En definitiva, hay que ir a Zaragoza, hay que rodearse de aquella gente que nos aporte cosas buenas, hay que tratar nuestro entorno con respeto, y si nos llaman clasistas, recordad que el ZEN considera esa actitud como saludablemente selectiva. Además, no es cuestión de dinero.

 

Próxima parada: Cádiz. Os escribiré, imagino, a nuestro regreso. Mientras… ¡Sed muy Felices!

 

P.D. dedicado a Carmen Lomana & co., que nunca dejan de sorprendernos.

 

  • Ole, ole y ole! eres fantástico, tenerte a ti como amigo si que es GLAMOUR, y lo demás son tonterías. Gracias por ser saludablemente selectivo y escogerme como amiga y musa. Nunca pierdas ese sentido del humor y esa fantástica ironía, te hacen único, y que ninguna morralla te haga desprender de ella.
    Viva el ZEN, Lady Laca y tu abuelo!!!
    Un besazo!!

  • David y yo hablamos mucho sobre el tema de tu blog: el rodearnos de personitas que aporten cosas buenas a nuestra vida! Nunca había pensado que éramos unos clasistas! Sólo que queremos seguir en contacto con el lado positivo de la vida! Cómo va a ser éso malo! Besitos guapi! Y sí… estoy de acuerdo, tu corte de pelo es estupendo! Estás guapísimo!

  • A veces a mi el tema también me genera dudas…Y más, teniendo en cuenta a lo que dedicamos algunos gran parte de nuestra vida. Llámame egocéntrico, clasista, separatista, selecto… pero es lo que hemos hablado muchas veces contigo Agustín: necesito Glamour en mi vida. Necesitamos gente que nos acompañe, que nos haga sonreir, que nos haga disfrutar y nos haga sentir cómodos. Y por supuesto, nosotros a ellos porque debe ser recíproco. Y que, sin embargo, cuando tu energía no da más de si, nadie te lo cuestiona e incluso la sonrisa es más ámplia.
    Una psiquiatra con la que trabajé me dijo una vez: “Vemos tanta gente FEA durante la semana… ¿no te apetece el finde estar con gente GUAPA?”. En su momento, me sorprendió. Y, con los años, he llegado a entenderla. Posiblemente, no se refería sólo al aspecto físico, sino a las personas “tóxicas” como bien dice tu Gurú. Así que, sin dejar de tocar con los pies al suelo, vamos a seguir así porque nos merecemos serenidad, tranquilidad y alegría.

  • Glamour low cost!!!! Me encanta…. Me encanta… Y la actitud saludablemente selectiva tambien… Prometo que apunto ambos en mi diccionario particular!!! Por cierto, en Zaragoza todavía existe “el tubo”? Y el “autoservio”? Y la zona de Doctor Cerrada? Zaragoza me recuerda mi adolescencia… anda que no he pasado veranos saliendo con mi primo (que vive o vivia en Zaragoza) y sus amigos…. de eso hace ya más de 25 años…. supongo que habra cambiado un monton…. en fin… a ver si me escapo… Besos

  • Me apasiona el tema que tocas porque también estoy en ese punto. Y lo sufría en silencio (afortunadamente, esto es lo único que por ahora me toca sufrir en silencio). Toda una vida dedicada a lo progre y de repente me empezaba a sentir un reaccionario (arg!). Que tranquilizador saber que eso es porque a uno le quedan restos de humanidad. Y sí. A esas personas tan incívicas, maleducadas, egoístas y salvajes me cuesta verles como seres humanos completos y desarrollados. Y los quiero lejos, muy lejos de mí. El problema es que su grupo aumenta (o esa es mi visión), y el nuestro encoge como el cachemir en la lavadora… estamos a tiempo de revertir el problema? caminamos hacia otra sociedad para la que no estamos ni educados ni preparados? De momento mis piececitos del 44 1/2 están en la acera más soleada, aunque a veces cuesta no cruzar al lado oscuro.
    Y sí, Zaragoza es lo más, como tus abuelos y como tu peinado. Guapo!

  • Este post me resulta interesantísimo. Yo confieso una cosa: de entrada, me siento cohibida ante “gente con glamour”. Me refiero a lo que socialmente se entiende por glamour: dinero, gustos caros y sofisticados, un punto de extravagancia y también de altivez. En una fiesta con famosos o en un entorno relacionado la moda, confieso que tiendo a sentirme pequeña, pueblerina, pobre, torpe y sin gracia. Hay en mí un sentimiento de inferioridad que se activa.
    Pero… si por “gente guapa” y por glamour entendemos otra cosa, como tú planteas aquí, entonces me siento una reina. No porque tenga estilo, ni dinero, ni objetos extravagantes, que no los tengo, sino porque sí tengo la capacidad de apreciar y de captar la belleza, la alegría, la ternura y el misterio de la vida, y me encanta disfrutar de ello y compartirlo con otros que también son así.
    y eso es lo que me gusta de ti, querido Agustín. Tienes un lado divertido, frívolo, loca como la que más, pero no lo recubres de cinismo o de dureza como otras personas con pretendido glamour. Al revés, a ti te rodea un aura de bondad que, junto con todo lo demás, te hace irresistible. Muac!!!

  • Por varios y variopintos motivos voy de vez en cuando a Zaragoza. Apunto las sugerencias para comer y dormir!!!
    Y cómo dicen más arriba, lo importantee s estar cómodo y con gente que nos haga sentir cómoda y bien peinados! 😉

  • Ayer te iba a poner un comentario pero me dio un error tu blog… y ahora no me acuerdo. Aysh… Pero vamos, que me lo paso muy bien leyendo tus post y que me asombra esa nueva Zaragoza que nos descubres.
    Por cierto, el nuevo ha sido en parte inspirado por ti, jejejeje.
    Un abrazo,
    Jose

  • Por casualidad he “caido” en su blog y leyendolo me lo he pasado genial. Me ha puesto de buen humor y me ha dado la idea de un viajecito agradable.
    ¿ Que más se puede pedir ? ya que este mundo, cada vez, está hecho de pijos, maleducados, engreidos y muy poco sociables. Gracias !

  • Yo a hasta hoy, hasta haberte leído, a ese estado tuyo de ser “saludablemente selectivo” lo llamaba “ser seta” o “estar en modo seta” a lo que yo, por dicha o por desgracia, soy bastante asiduo y es que a etas alturas de la película pues como que tonterías las justas y vulgaridades las menos.
    Por otro lado insisto, tengo que escribirte un mail, tengo que hacerlo, tengo que hacerlo, tengo que hacerlo y nada más le de al botoncito de “Enviar” el susodicho mail será enviado y que los dioses me acompañen porque en él te estaré revelando uno de los mayores secretos de la humanidad, pero bueno, pese a que sigo sin ser tu musa creo que mereces obtener tal conocimiento.
    Y lo del corte del pelo (dejando a un lado que la cita a la Naranjo una vez desatada tras ser apretada más fuerte que me parece absolutamente genial) pues como que es justo lo que tenía yo en mente, volver a ese estilo años 40/50’s con el que ya me atreví este invierno pasado y que a mí me gusta definir como estilo Cinéma de Yves Saint Laurent. Así que como ahora se me viene encima Cibeles y tengo un nuevo blazer para estrenar creo que volveré a pasar por la peluquería, volveré a las tijeras, a esos años y a mi estilo Cinéma.

  • Pijos, maleducados, engreidos y muy poco sociables NO es igual a glamour.
    Ordinarios, maleducados, plastas y aborregados TAMPOCO.
    No puedo parar de comentar este post, me he hecho tan fan que voy por ahí expandiendo el concepto entre mis amigos. GLC, GLC!!!
    Gurú Agustín, vuelve pronto!!!! que sepas que el concepto GLC está siendo intruducido entre los pescadores de Málaga. Ya te lo contaré.
    Besos de esta tu rendida admiradora

  • Adorada Paloma Corredor: TÚ eres un SER MARAVILLOSO. ¡Mil gracias por la chapa! ¡La llevo puesta TODOS los días!
    Inigualable Musa Heidi: pasar ratos contigo es un privilegio. ¡Me producen tanto bienestar que puedo volverme adicto!
    Amiga Elizabeth:y lo que la gente no sabe. Tú podrás ser selectiva, ¡pero es que cuánta gente querría disfrutar de tu enriquecedora compañía!
    Inspirador David: cuánto te entiendo, cuánto te entiendo… Eres el Maestro.
    Maestra Gemma: pues el Tubo ha cambiado mucho… ya sabes, con el tiempo todo varía, y a veces, como en tu caso, ¡sólo para mejorar!
    Genial UtC: sabias palabras, como siempre. Me ha encantado la metáfora del cachemir, jaja.
    Adorable La Rateta: me encanta tu conclusión final, jaja. ¡Sí, nada como sentirse cómo y bien peinad@!
    Admirado Jose: ¡no quepo en mí de gozo por saberte seguidor y sentirme inspirador! ¿Esto engorda?
    Amiga Marie-France: ¡qué ilusión me ha hecho leer tu comentario! Ole ole. ¡Ojalá pueda seguirte aportando buenos momentos!
    Ya casi-casi-casi-casi Mus@ Grelinno: seguro que vas a estar estupendo en Cibeles. ¡Vas a deslumbrar! ¡Viva el Modo Seta!
    Colega Moi: ¡Bienvenida! ¡Viva el ZEN!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer