abril 2008

¡La Tribu de los Treintalescentes!

         ¡Amig@, puede que descubras que eres un/a TREINTALESCENTE!     Pero que no cunda el pánico… ¡no estás sol@!     Debo aclarar que en mi afán etiquetador, he acuñado yo solito este término, e incluso el inglés: THIRTYNAGER.      ¡Toma Antropología barata!      Y tú te preguntarás: ¿Es contagioso? ¿Es peligroso? ¿Es irreversible? ¿Combina con todo? ¿Se vende sin receta?     Paso a paso. ¡Resiste tu ansiedad!      Lo primero es

Continúa leyendo

(Des)conócete a ti mism@ y saca el Jekyll a pasear

         Amig@, ¡suéltate el pelo!, ¡saca el Jekyll que hay en tu interior a que le dé el aire y desconócete a ti mism@!        Para redecorar, nada mejor que descubrir (o redescubrir) todos los ángulos de un@.        Os explicaré porqué he llegado a esta conclusión:        Siguen las redecoraciones a mi alrededor: Un conocido, hetero-ingeniero hasta la fecha, ahora es DJ (“deejay”) y

Continúa leyendo

¡Redecora tu vida hij@! (1ª Parte)

        Hij@, parece que todo el mundo a mi alrededor se redecora.     Tengo una vecina que ha dado un nuevo aire a su vida: ahora es novelista y tarotista (y con mucho arte). También se ha echado un novio poeta que le rinde muy, pero que muy bien (las paredes de mi minipiso son muy finas y se oye todo…). La primera noche que los oí me desperté

Continúa leyendo

Tengo la Autoestima Desajustá (Por Autoestima no me viene nada, 2ª Parte)

        El primo de una amiga mía tiene una vaca a la que le ha puesto el nombre de ella. Lo más sorprendente es que a mi amiga no le importa.     Es más, mi amiga quería hacerse una foto de recuerdo con la vaca.         Dice ella (mi amiga, no la vaca) que deberíamos dedicarnos al negocio vacuno, que da dinero, pero yo no lo veo

Continúa leyendo

Por Autoestima no me viene nada (1ª Parte)

        Como el otro día no había manera de encontrar dónde había guardado la Autoestima, me fui a comprar una cuanta. Total, hoy día todo se compra, ¿no? En mi mente venía a ser como cuando se te estropea la tele o el microondas, que no los reparas, compras otros. Yo, que tengo alma de ahorrador incorregible (no hay que olvidar dónde me crié), y que trabajo en

Continúa leyendo

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer