Os presento a mi familia

La familia lo es todo. O al menos lo es para nosotros. Desde que conocí a Rudy hace 8 años no había otra palabra en su cabeza, quería formar una familia y ¡pronto!

Yo en ese entonces no me lo había siquiera planteado, necesitaba mi tiempo. Después de muchos años sin hogar, viajando de un punto al otro del planeta, siempre con una maleta medio hacer o deshacer, encontré al hombre de mi vida.

Rudy llegó en un momento crucial. Estaba cansada de no sentirme parte de nada, de no sentirme de ningún sitio, de no tener raíces. Sólo vivía para trabajar y no sabía por qué me sentía un poco perdida. Lo que necesitaba era conocerle para dar un vuelco a mi vida.

Hoy ya somos una familia de cuatro (de seis si contamos a los perros) y por fin siento que he encontrado mi hogar.

Ahora soy una mujer más fuerte, más segura, una mujer diferente. Ahora no sólo soy Helen, soy mamá, esposa y mujer trabajadora. Nunca más me sentiré sola, siempre tendré su calor.

Por eso hoy quiero que conozcáis a nuestros dos tesoros, Alan y Aura, en un reportaje excepcional.

Gracias ¡Hola!, Belén Junco y a todo el equipo: Valero Rioja, Marta Asturias, Pablo Robledo, Iria Ballesta etc…

Gracias por tratarnos siempre con tanta delicadeza y por haber conseguido plasmar en estas fotos justo lo que queríamos transmitir.

Espero que os guste este reportaje con las fotos que se publicaron en la revista y con alguna inédita que hemos querido compartir.

Os presento a mi familia, Rudy, Alan y Aura.

En este reportaje Aura sólo tenía 6 semanas de edad. Ahora que ya ha cumplido las 10 semanas puedo decir que, aunque aún es pronto, tiene un carácter muy diferente al de su hermano. Más tranquila y dormilona, se parece mucho a mí cuando tenía su edad.

No podemos dejar de mirar a esta preciosidad que además nos está haciendo la vida muy fácil. Y es que ya duerme ¡¡10 horas del tirón!! Una maravilla que aún nos cuesta creer que sea verdad.

Alan se ha convertido de repente en todo un señorito con sólo 31 meses, un poco más de dos años y medio. Es muy tierno con su hermana y le encanta cantarle y darle besos. Tiene muy desarrollado el oído y es muy melómano y cantarín. Inventa canciones constantemente.

Pero sigue siendo un trasto y es súper divertido. Le encanta hacer reír a todo el mundo y no para de hacer payasadas. Pone voces e imita a personas y animales, tiene una vena cómica increíble.

Mi pelirrojo favorito es el niño más cariñoso del mundo. Me derrito cuando me empieza a dar besos por toda la cara y cuando me dice: mamá te quiero mucho. Es además muy empático y se preocupa mucho cuando alguien sufre o se hace daño. También cuida mucho de los animales y las plantas, es muy consciente de que hay que cuidar a los seres vivos.

Aura es súper risueña y responde a todas nuestras sonrisas con una sonrisa aún más grande.

Ser madre es una gran responsabilidad pero creo que estamos haciendo un buen trabajo. Inculcando fuertes valores a nuestros hijos. Amor, respeto y tolerancia son palabras constantes en nuestro vocabulario y creo que es una base preciosa para educarlos.

Y nosotros hemos ido evolucionando con los años. Haciendo hueco a un amor diferente, más maduro y más estable. La familia es ahora nuestra prioridad pero siempre buscamos pequeños momentos para nosotros. ¿El secreto de un matrimonio feliz? El respeto y decirnos cada día un “te quiero” o “te echo de menos”. No dar nunca nada por sentado.

Sin duda se puede decir que hemos formado un gran equipo…

 

Responder a Pepa Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.