Dónde comer (muy bien) en Mallorca

¡¡Hola de nuevo!!

Todos los veranos, desde hace 7 años, paso más de un mes en Mallorca y poco a poco he ido descubriendo los mejores restaurantes de la isla. Soy de las que prefiere invertir en productos de calidad y lugares con encanto que comer cualquier cosa casi sin saborear. Para mí comer es una experiencia en la que despertar todos los sentidos.

A lo largo de estos años he creado un lista con mis top restaurantes de Mallorca y me encantaría compartirla con vosotros y que me ayudéis a seguir ampliándola.

Como veréis son restaurantes muy exquisitos y que no entran en la categoría de baratos, pero sin embargo casi todos ellos tienen menús de mediodía muy asequibles e igual de deliciosos. Por 20/30 o 40 euros puedes tener una selección de platos que bien merece la inversión.

Muchas os preguntaréis si voy a estos restaurantes con mi bebé de año y medio, Alan. Pues sí, intento que siempre nos acompañe y así se vaya acostumbrando a todo tipo de ambientes. Afortunadamente se suele portar muy bien y con un buen kit de legos, pegatinas o libros se entretiene mucho. Si no, pues Rudy y yo tomamos turnos para sacarle a dar una vuelta y que se desfogue. Yo creo que al final lo importante es disfrutar de todo con él aunque de vez en cuando Rudy y yo necesitemos tiempo de pareja.

Espero que os guste mi post de hoy y que disfrutéis con mi recorrido gastronómico.

 Forn de Sant Joan

Calle de Sant Joan, 4, Palma.

Uno de mis restaurantes favoritos y al que le tengo mucho cariño. Lo descubrí en mi primera visita a Palma hace más de 7 años cuando daba un paseo con mi novio mallorquín (ahora marido) y nos llamó la atención su carta tan diferente. De aquel día guardan una foto enmarcada en la entrada del restaurante junto al resto de celebridades que han pasado por allí. Desde entonces no hay verano que no vayamos a darles una visita, o dos.

Sumaq

Calle de Cotoner 44, Palma.

Comida fusión peruana llena de sabor, cada plato se supera al anterior y no puedes dejar de probar todo. Para amantes de los platos elaborados pero con un toque exótico, Sumaq no deja indiferente a nadie.

Además se encuentra en una zona que está en plena efervescencia en el barrio de Santa Catalina donde se están abriendo muchos restaurantes con cartas muy apetecibles. Sin duda una de las apuestas seguras de la ruta gastronómica mallorquina.

 

Es Racó de´s Teix 

Calle de Sa vinya Vieja 6, Deiá.

Merece la pena visitar este encantador restaurante dentro de uno de los enclaves más bonitos de toda la isla. El pueblo de Deiá, rodeado por la sierra de Tramuntana, es uno de los lugares más mágicos que he conocido. Se puede entender como fue refugio para muchos artistas que encontraban en sus montañas y valles pura inspiración para sus obras.

Y qué decir de su cocina… una estrella michelín avalan la calidad y buen hacer de su chef Josef Sauershell y su encantadora esposa Leonor Payeras. Cada vez que visito este restaurante es como si hubieran abierto las puertas de su casa, nos sentimos tan bien recibidos que es difícil no enamorarse de este lugar.

Plato estrella: Raviolis de bogavante con melocotón blanco

Fosh

Calle de la Missió 7A, Palma.

No lo puedo evitar, me llaman muchísimo la atención los restaurantes de comida creativa. Me gusta que los cocineros arriesguen y nos muestren toda su imaginación sobre el plato.

El restaurante Fosh es un sitio para darse un homenaje de lujo y exquisitez. Escondido en una callejuela del centro de Palma dentro de un edificio antiguo totalmente renovado. Se encuentra dentro del precioso Hotel Convent de la Missió en un edificio del siglo XVII.

La mezcla de lo modero y lo antiguo es muy atractivo y sin duda su chef Marc Fosh ha sabido elegir el equilibrio perfecto.


Adrián Quetglas

Paseo de Mallorca 20, Palma.

Restaurante acogedor y sin pretensiones en una de las zonas más exclusivas de Palma. Su estrella michelín (2017 y 2018) te preparan para una comida exquisita pero nunca para toda una lección de sabores en perfecta simbiosis.

Su menú degustación para las comidas se compone de cuatro platos con postre y tabla de quesos que crean un equilibrio perfecto.

Ideal para comer en familia, como cena romántica o como comida de negocios, su cocina y ambiente es simplemente de una comodidad abrumadora.

Vandal

El restaurante de moda en Palma también en el barrio de Santa Catalina. No hace mucho que abrió pero ya está dejando huella entre los más sibaritas de la ciudad. ¡¡Y no me sorprende!! Está todo delicioso y refrescantemente diferente.

Platos habituales en la cocina moderna pero con un toque muy personal. Su carta de cócteles es muy extensa y merece echarle un vistazo.

Además tienen un menú con maridaje de cócteles, algo que no había visto nunca. A cada plato le asignan su bebida prefecta para degustarlo, eso sí, en una cantidad menor al cóctel habitual.

Todo un descubrimiento, lo apuntamos a la lista de favoritos.

Plato estrella: Tuétano glaseado con lengua de ternera y pan brioche.

¿¿Os ha entrado hambre?? ¡¡A mí si!!

Muchas gracias por leerme y hasta el siguiente post.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.