8 trucos de maquillaje que sí funcionan

¡¡Hola a todos!!

En esta semana gris de invierno apetece arreglarse un poco más y dar un poco de luz y color a nuestro rostro.

Yo soy partidaria de aplicarnos maquillaje todos los días. Un maquillaje natural y discreto que potencie nuestros puntos fuertes y camufle el estrés y el cansancio. Ya en posts anteriores os he comentado mis productos favoritos, los que uso a diario y sigo comprando cada temporada porque nunca me fallan.

Pues hoy quiero contaros algunos truquillos que he ido aprendiendo con el tiempo y que funcionan muy bien. Porque no solo se trata de usar los productos adecuados para tu piel, sino saber cómo aplicarlos.

Tengo muchas amigas que siempre me dicen que no tienen tiempo o no saben cómo usar su maquillaje porque les parece muy complicado. Es cierto que maquillarse bien, y más si quieres que sea natural, es todo un arte y requiere algo de práctica. Pero estoy segura que con algunos de mis trucos lo podréis conseguir.

Con 10 minutitos por la mañana podemos salir de casa con buena cara y sentirnos guapas todo el día. No os olvidéis de empezar a maquillaros con la cara recién lavada y con vuestro tratamiento diario aplicado.

Espero que con estos 8 trucos de maquillaje consigáis, de una forma rápida y fácil, sacar el máximo partido a vuestras facciones.

¡¡Que lo disfrutéis!! 

1. Usar prebase 

Las prebases son indispensables para potenciar el efecto de la base y que dure mucho más tiempo. Matizan la piel, cierran el poro, hidratan… Crean un efecto de piel de porcelana como lienzo para poder trabajar mucho mejor con el resto de maquillaje.

2. Utilizar un corrector de ojeras un par de tonos más claros que tu piel

El corrector de ojeras es uno de los productos que siempre llevo en mi bolso. Borra de un plumazo el cansancio de mi cara y aporta frescura a la mirada.

El truco para elegir un buen corrector es que sea un par de tonos más claros que tu piel, no más. Muchas veces hemos visto mujeres con un semicírculo blanco debajo de los ojos y queda muy evidente, eso es que el corrector elegido era demasiado claro.

3. Usar un colorete con iluminador

Los iluminadores se tienen que usar con precaución, ya que aplicados en la zona equivocada puede acentuar los defectos. La frente y la barbilla por ejemplo, son zonas a evitar.

Donde sí recomiendo usar iluminador es en la zona alta de las mejillas, justo donde nos aplicamos el colorete. Así que es una fantástica idea usar un colorete que ya lleve incorporado algún tipo de pigmento irisado o dorado que nos dé ese efecto.

4. Aplicar el eye-liner con pincel

Me encanta el eye-liner, es uno de mis must a la hora de maquillarme los ojos. Los he probado de todo tipo: de lápiz, rotulador, kahal, pincel… Y sin lugar a dudas el más fácil de aplicar y el que dura más tiempo es el de pincel.

La brocha hace que se funda muy bien en los pliegues de la piel y el grosor del mango y su longitud lo hacen más fácil de manejar. Además, la pintura en crema es más fundente y así controlas la cantidad que te quieres aplicar en cada trazo.

5. Cepillar los labios con un cepillo de dientes para eliminar las pieles muertas.

En invierno siempre tengo el mismo problema, el frío y la calefacción hacen que mis labios se sequen y se empiecen a pelar. Es muy difícil que una barra de labios quede bien con tanta piel levantada. A veces caemos en la tentación de quitar las pielecitas con los dedos, pero eso sólo conseguirá que nos hagamos heridas. ¿Cuál es la solución? Exfoliar los labios ¿Cuál es el mejor utensilio para eso? ¡¡El cepillo de dientes!!

Aplicamos un poco de bálsamo labial y frotamos suavemente varias veces. Si vemos que se resisten, aplicaremos un poco más de presión, pero siempre con cuidado. Después de un par de días haciendo este masaje un par de minutos al día notarás que tus labios vuelven a ser los de antes.

6. Enmarcar la mirada prestando atención a las cejas

Qué importante son las cejas y qué poco protagonismo les damos.

Ahora se llevan las cejas naturales, sin estar muy depiladas y con personalidad. Para las que tenemos poco pelo la solución es rellenar la ceja con un pincel biselado y un poco de sombra de ojos marrón mate. Luego las peinamos aplicando un poco de laca al cepillo, si fuera necesario.

7. Usar un perfilador labial

Los perfiladores labiales están en desuso ya muy pocas mujeres tenemos el tiempo de pararnos a perfilarnos los labios antes de usar la barra, y es un error. El perfilador no solo hace que tus labios estén perfectamente definidos, sino que sirven también para corregir asimetrías y para que la barra de labios dure muchísimo más.

Eso sí, no vale usar un perfilador que no sea casi igual al color de tu barra de labios. Dejaremos esos contrastes bien enterrados en los 90… jejeje.

Y si prefieres, también puedes rellenar todo el labio con el perfilador para darle un toque mate o aplicar un poco de gloss para darle brillo. ¡Es muy versátil!

8. Pintar los labios con bálsamo con color

Soy muy fan de los cacaos con color. Me chiflan. Los puedes encontrar en todas partes y te salvan el día a día. Hidratan, protegen del sol, del frío… ¡¡y aportan salud y color a tus labios!!

Los puedes usar como una barra de labios junto a un perfilador para darle más untuosidad o solo para cualquier momento del día.

¡¡Y lista!!

¿Qué os han parecido mis trucos de maquillaje? ¿Os han resultado útiles o los conocíais todos ya?

¡¡Un beso enorme y hasta el siguiente post!!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.