La dieta definitiva

Empiezo el año llena de ilusiones y grandes proyectos profesionales. Estoy viviendo una segunda efervescencia en mi carrera como modelo y no puedo más que estar agradecida por esta oportunidad que me está ofreciendo la vida.

Así que este año he decidido hacer un reto. El de buscar mi mejor forma física posible, verme como siempre he querido estar: delgada pero con formas, fuerte pero estilizada y sobretodo muy muy sana y llena de energía. Y sólo hay un secreto para conseguirlo: la dieta. Para mí, la dieta definitiva.

Así que decidí ponerme por primera vez en mi vida en manos de un profesional de la nutrición deportiva.

El Dr. Antonio Hernández trabaja en Kenko Wellness Clinic y él y su equipo han creado un plan nutritivo a mi medida para que consiga mi meta. A diferencia de otros nutricionistas, él va un poco más allá y no sólo busca que bajes de peso sino que tu cuerpo funcione al 100%.

Y esa es la clave para que una dieta funcione, que te traten a nivel global. No sólo es importante el número que marque la báscula sino que tus hormonas también funcionen bien. Es fundamental para que tu metabolismo trabaje al ritmo adecuado y no se ralentice con el tiempo. Por ello realizan todas la pruebas oportunas antes de confeccionar tu dieta, como una completa analítica de sangre.

Con el Dr. Hernández en Kenko Wellness Clinic donde me hacen el seguimiento mensual.

En cada consulta me miden y me pesan para asegurarse de que vamos en la dirección adecuada. Controlan el pliegue de grasa en el brazo, abdomen y pierna y además utilizan una báscula capaz de medir tu porcentaje de agua, grasa, músculo etc…

En mi caso no quiero bajar mucho de peso, de hecho ya había recuperado mi peso pre-embarazo antes de conocerle, sino que quiero aumentar la masa muscular y perder grasa.

Mi meta también es aumentar mi gasto metabólico ya que después del embarazo mi metabolismo se había ralentizado un poco y tenía un par de hormonas descompensadas.

Gracias a esta dieta he podido acelerar mi metabolismo de forma natural y así perder un poco de peso, pero sobretodo he afinado mi silueta y he perdido bastante grasa y nada de masa muscular.

Por supuesto también es muy importante complementar la dieta con una tabla de ejercicios y una rutina de entrenamiento para sacar el máximo rendimiento y aumentar el músculo. Pero eso os lo contaré en otro post.

La dieta

Aquí os dejo un ejemplo de cómo es la dieta a grandes rasgos. Aparte de todos estos alimentos también tomo suplementos naturales, vitaminas y flora bacteriana para asegurarme de que mi cuerpo se recupere al 100%.

Como cada paciente es un mundo cada uno necesitará un tipo de suplementación y es el doctor quien tiene que aconsejarte cuáles son los mejores para ti. Pero quiero que os hagáis una idea de cómo es la dieta y lo rica y variada que es.

Las comidas, meriendas y cenas van a depender de si ese día entreno o no ya que el gasto energético es diferente.

Desayuno:

¡Es uno de mis momentos favoritos del día! Me encanta comer un buen desayuno que te recargue las pilas durante todo el día. Antes pecaba en hacerlos demasiado azucarados y con muchos hidratos de carbono como tostadas con mermelada, copos de avena o frutas muy dulces como el mango o el plátano.

Ahora he aprendido que un desayuno rico en proteína, fibra y grasas buenas hará que te sientas más saciada y te preparará mucho mejor para afrontar el día y además activar tu metabolismo.

Mi desayuno consiste en:

-Nada más levantarme un gran vaso de agua del tiempo con zumo de limón y pomelo.

-Piña, papaya o frutos rojos

-Una tortita de arroz o una rebanada de pan de espelta o pan sin gluten

-Aguacate, mantequilla, aceite de oliva, crema de cacahuete o aceite de coco para untar en el pan

-Dos huevos enteros

o

-70 gr de pavo, salmón ahumado, cecina, jamón serrano o queso fresco

-Un café con leche

Puedes ir alternando los ingredientes cada día para tener una gran variedad de desayunos. La verdad es que antes me levantaba con ganas de dulce y desde hace unos meses ya no tengo esa necesidad. Mi paladar se ha reeducado y prefiero mucho más comer cosas menos dulces.

Comida:

Los días que entreno puedo comer cereales como mijo, quinoa, trigo sarraceno junto con legumbres (garbanzos, lentejas, judías) y verduras. Estos hidratos de carbono los quemaré durante el entrenamiento así que no hay problema.

Antes de los entrenamientos puedo comer un puñado de frutos secos y después un plátano. Así tenemos energía para afrontar el entrenamiento e hidratos para recuperarnos del esfuerzo.

Los días que NO entreno la comida debe consistir en proteínas con verduras. Aquí por ejemplo podemos comer pollo, pavo, conejo, ternera o pescado blanco como merluza, gallo o lenguado. Y siempre lo acompañaremos por ensalada o verduras al horno o salteadas.

Para cocinar o aliñar las verduras o ensaladas utilizaremos el aceite de oliva, vinagre de manzana y sal rosa del himalaya que es rica en diferentes minerales.

En la foto: yogur desnatado edulcorado con nueces y frutos rojos.

Merienda:

Las meriendas son importantes ya que no queremos llegar a la cena muertos de hambre. Necesitamos que sean ligeras pero que nos sacien.

Los días que entreno me como una tortita de arroz con aguacate y pavo y los que no entreno un yogur desnatado con nueces y frutos rojos.

Suelo acompañarlo de un café con leche o un té.

Cena:

En la foto: crema de calabacín con semillas de cáñamo, jengibre en polvo, cúrcuma y pimienta negra

Las cenas por supuesto serán ligeras pero llenas de nutrientes y fibra.

Podemos comer verduras en forma de ensalada o una crema.

Una ensalada muy diurética es una con espinacas o canónigos, espárragos blancos, cebolleta, rábanos, pepino y aguacate.

En la cena es ideal tomar pescado azul como salmón atún o sardinas (puede ser de lata) mezclado en la ensalada o como plato principal.

-O si no te apetece pescado unos filetes de pollo a la plancha o pavo también los puedes tomar un par de veces por semana.

Y lo mejor de todo: ¡Es que tengo que saltarme la dieta una vez por semana!

Se llama “Cheat meal” y básicamente te permite comer lo que más te apetezca durante una comida o cena.

Así sabes que tienes tu recompensa al finalizar la semana y puedes comer tu plato favorito, ¡acompañado incluso de un postre!

De todas formas esta dieta es para hacer sólo durante el periodo de tiempo que se estime necesario y consigas tu meta. Después siguiendo algunas pautas y teniendo un estilo de vida saludable no será necesario tener que hacer dieta nunca más.

Cosas que he aprendido desde que hago esta dieta:

-Que no es tan importante cuanto pesas sino cuánta grasa tiene tu cuerpo. El músculo pesa más que la grasa con lo cual puedes pesar más pero verte muchísimo mejor.

-Que no hay que tenerle miedo a las grasas “buenas” (aguacate, nueces, salmón, aceite de coco, frutos secos) Nos ayudan a tener una buena piel, a tener energía y a que nuestras hormonas funcionen perfectamente etc…

-La importancia de los probióticos o alimentos que ayudan a tener una flora intestinal saludable.  Previenen el cáncer de colon, disminuyen las alergias, reducen el colesterol, estimulan tus defensas etc…

-Que hay que beber mucha agua (algo que siempre me ha costado mucho pero que estoy poniendo en practica por primera vez)

 

Espero que os haya gustado el post de hoy y pueda ayudar a aquellas que como yo han decidido ponerse en serio este año y buscar su “mejor yo”.

¿Quién más se apunta al Reto Kenko?

Keko Wellness Clinic se encuentra en la Calle Goya, 30, primera planta, Madrid.

¡Un beso enorme y hasta el próximo post!

  • Es buena idea, puede que lo intente. Yo siempre he sido muy sana, como muy bien y me gusta ha et deporte. Pero desde que tuve a mi hija, tiene 8 meses, tengo 5 kg de mas que no consigo sacarme y noto que he acumulado grasa en zonas que nunca he tenido! Me encantas Helen! Y dejas el pabellón canario bien alto ??. De una chicharrera

  • Hola Helen, te sigo desde que saliste elegida Mis España. Me alegro de todos tus éxitos. A dieta estoy?lo que cuesta, antes bajaba de peso y me sentía en forma pronto con algunas rutinas. Con 38 años me pronosticaron menopausia precoz y desde entonces todo cuesta arriba. Me encantaría que trataras este tema. No solo la precoz si no también la dieta en la menopausia, como acelerar metabolismo. Nunca he leído a ninguna famosa hablar de ello abiertamente, es un proceso natural de la mujer, pero lo llevamos en secreto. Un abrazo muy fuerte para los tres.Me encantais!

  • Hola Helen!!!! Sin duda, uno de los post que más me han gustado. Gracias por esta información y por poner ejemplos de un menú diario, pues es algo que cualquiera podemos seguir, está al alcance de todos.
    Ya estoy deseando leer el post sobre los ejercicios que haces y cuántos días a la semana,
    Un abrazo enorme guapa!! 🙂

  • Hola Helen! Me encanta leer todos tus post, este último me ha gustado muchísimo. Voy a probar esta dieta, así que ya te contaré. Espero con muchas ganas u post sobre tu entrenamiento, los días de entreno y qué tipo de ejercicio haces. Un saludo!!

  • Hola Helen!!! La verdad es que parece muy sencillo pero sinceramente es más complicado de lo que es. Yo siempre acabo abandonando no se si es por aburrimiento, porque no veo resultados rápidos, porque se me acaban las ideas para hacer comidas y cenas, no se la verdad me gustaría tener mas motivación y constancia. Este año me lo he propuesto en serio conseguirlo principalmente por mi salud y por verme yo mismo mejor, haber si lo consigo. Besotes

  • Genial post! Tengo una pregunta, qué probióticos te recomendaron? Hay tantos en el mercado que una no sabe… Gracias y saludos de Galicia!

  • Un gran artículo sin duda, yo tengo un establecimiento recién alquilado donde pienso montar mi propia clínica de nutrición para dar consejos a la gente sobre cómo perder peso. Ahora solo estoy a falta de contratar el CRM Gratuito para llevar una gestión de los clientes y espero la semana que viene estar abierta al público.

    Muchas gracias por estos artículos que publicas que ayudan a mucha gente 🙂 Saludos y muchos éxitos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.