¡¡Vamos a comer bien!!

¡¡Hola a todos!!

Comer bien no es tan fácil. Tenemos a nuestro alcance demasiadas tentaciones en forma de comida procesada y poco tiempo para cocinar como deberíamos. Pero invertir en nuestra alimentación es invertir en salud así que es muy importante empezar cuanto antes con buenos hábitos alimenticios.

Durante el embarazo nuestro apetito pasa por diferentes fases. Los primeros meses es común sentir náuseas y ascos por ciertos alimentos y nuestro cuerpo se resiente ya que no le aportamos los nutrientes que necesita. A medida que avanza nuestro estado de buena esperanza también lo hace nuestro apetito y aparecen los famosos antojos.

En mi caso me dio por el dulce y estando en pleno verano me di bastantes caprichos. Un par de helados caían casi todos los días y por supuesto las magdalenas del desayuno, unas galletas por aquí, unas tostadas por allá… Y no nos olvidemos de mi dosis de chocolate diaria... ¡¡Madre mía!! ¡¡No he comido tanto en mi vida!!

Intentaba compensar los picoteos con largas caminatas y ejercicios en la piscina pero eso no impidió que al final de mis 9 meses desbordara felicidad y también kilos. Justo antes del parto me subí a la báscula y marcaba 20 kilos de más, no me lo podía creer. Jamás se me habría pasado por la cabeza que podría engordar tanto y lo cierto es que me veía incluso favorecida.

El problema ha sido en el postparto. Durante el embarazo estás feliz con tu barriguita y tus nuevas curvas, pero en cuanto das a luz eres como un globo que se desinfla y ya no tiene tanta gracia. Ahora sí que me preocupan esos kilos de más y aunque el cuerpo normalmente tarda unos 6 meses en volver a su peso habitual también podemos ayudarle con un empujoncito. Sin lugar a dudas tener un parto por cesárea no ayuda a que puedas empezar rápidamente con ejercicio y dieta así que he tenido que ser muy paciente y esperar el tiempo prudencial.

fullsizerender

Ya han pasado 3 meses y desde hace 1 estoy comiendo muchísimo mejor. Al pillarme el parto en plenas fechas navideñas no tuve fuerza de voluntad para comer como debería pero ya no tengo excusa. Así que busqué consejo profesional y a través de una amiga me recomendaron visitar la consulta de Patricia Pérez la cual además de ser naturópata y kinesióloga también ha escrito varios libros de nutrición, cocina y belleza. Podéis encontrar sus recetas con el hashtag #yosikekomo.

Al principio fue difícil cambiar a su plan alimenticio ya que me prohibió, temporalmente, el consumo de azúcares refinados y lácteos. Esto quería decir que lo único dulce que se me permitía era una fruta en ayunas al día, nada más. El resto del día me alimentaba a base de verduras, cereales, semillas, legumbres y proteínas. Los primeros días moría por un trozo de chocolate pero a medida que pasaba la semana me fui sintiendo mucho mejor y, como no me limitó la cantidad de comida, pues no pasaba nada de hambre.

Muchas veces, a lo largo de mi carrera como modelo, he hecho dietas hipocalóricas que prometían grandes resultados en tiempo récord. Al final acababa agotada y obsesionaba con la comida, me pasaba todo el día pensando en mi próximo bocado. Ese nivel de estrés y ansiedad es difícil de mantener durante mucho tiempo. Y lo peor de todo es que luego recuperaba el peso perdido o incluso unos kilos más.

Esta forma de comer sin embargo me ha venido bien para depurarme y dejar de lado alimentos ricos en azúcar que son los más difíciles de controlar. No es una dieta que me haya hecho perder peso rápidamente pero sí que me ha ayudado a respetar mi cuerpo, darle todos los nutrientes que necesitaba y eliminar el exceso. Poco a poco he ido perdiendo volumen y aunque aún me quedan algunos kilos por bajar, me siento muchísimo mejor. Además es totalmente compatible con la lactancia, por si os estabais preguntando.

Aquí os enseño algunas pautas saludables que podemos aplicar en nuestro día a día:

– Tomar un vaso de agua en ayunas cada mañana con un poco de limón

– Beber un mínimo de 1,5 litros de agua fuera de las comidas

– Comer primero la fruta y después desayunar

– Se puede tomar un café al día en el desayuno con leche vegetal

– A media mañana una fruta

– A media tarde un vaso de leche vegetal con achicoria (sustitutivo del café)

– Tomar un caldo antes de comer y cenar y una infusión al terminar (opcional)

– Tomar una infusión diurética al día

– No mezclar hidratos (arroz, pasta, pan) con proteínas (carne, pescado, huevos)

– Cocinar con poco aceite y poca sal  y todo a la plancha, salteado, hervido, al horno o vapor. No freír ni rebozar

Aquí os muestro varios menús, desayunos y platos que podéis combinar para la comida o la cena.

img-5568

Tostadas de pan de espelta integral, aguacate, aceite de oliva, semillas de lino dorado y chía

Pasta de trigo sarraceno con crema de coco y verduras: espárragos verdes, pimiento rojo, zanahoria y cebolleta

Lubina al horno con verduras y finas hierbas

img-5569

– Tortitas de avena con aguacate y zanahoria rallada: trituras copos de avena, leche de coco y un huevo y haces las tortitas a la plancha

– Entrecot con ensalada

– Pasta de quinoa con verduras salteadas y salsa de soja

img-5571

Tostadas de pan de centeno con aguacate y platano

Pasta de espeta con tirabeques y pimiento

Verduras al horno y una tortilla francesa

img-5573

– Avena hervida en leche de coco con canela y semillas

– Quinoa con brócoli

– Pollo salteado con verduras

img-5570

– Tortitas de avena con plátano y canela

– Lentejas estofadas con verduras

– Salteado de pavo con espárragos verdes y champiñones

img-5572

– Avena con leche de coco, mango y café

– Quinoa con verduras

– Salmón con brocoli

Espero que os haya dado buenas ideas para empezar a comer un poco mejor. Con estos consejos ganaréis energía y eliminaréis lo que el cuerpo no necesita.

Yo la he hecho durante un mes de forma más estricta y después he ido introduciendo algunos alimentos que echaba de menos como el queso o el chocolate. De todas formas sólo me permito algún que otro capricho de vez en cuando y en ocasiones especiales. Ahora dejaré que mi cuerpo vaya encontrando su estado habitual con ejercicio más intenso y manteniendo una buena alimentación.

¡¡Muchas gracias a todos por leerme y hasta el siguiente post!!

 

 

 

  • Lo mejor la sencillez con la que escribes porque me da la impresión de estar hablando con una amiga cercana.
    Consigues comunicar y eso es muy importante.
    Por otro lado, el contenido del post me ha parecido muy interesante.
    Un abrazo.

  • Hola Helen!

    Hace poco que sigo tu blog pero esta entrada me ha parecido muy interesante, aunque yo no esté embarazada ni lo haya estado. En mi caso es que desde hace años yo me cuido la alimentación mucho, leo bastante revista que tratan este tema tipo Women´s health, y la quinoa la empecé a comprar el año pasado y ya soy super fan jajaja
    El aguacate, idem: la gente puede pensar que es graso y no lo comen pero tiene una cantidad de nutrientes buenos, omega 3, y grasas pero buenas y también lo compro a menudo para ensaladas y tostadas.
    Lo que ocurre y seguro que no soy la única, es con el tema de la leche de coco y otros ingredientes que no salen tan baratos ni son tan fáciles de encontrar si no es en herbolarios y/o supermercados ecológicos y tal. De todos modos la mayoría de recetas son sencillas y lo que haces es apostar más por las verduras y pescado, más que por la carne, como yo llevo haciendo hace tiempo, y es cierto que tu cuerpo te lo agradece. Que si, que como pollo y/O ternera de vez en cuando pero no mucha. También quería agradecerte que pongas en negrita lo de los 6 MESES mínimo que tarda en recuperarse una mujer del embarazao porque luego no paramos de ver a famosas de turno que en 2-3 meses dicen estar estupendas y debe ser gracias a morirse de hambre y hasta puede que poniendo en riesgo la lactancia de sus bebes….. claro, que igual son de las que enseguida les enchufan el biberon al niño para poder dedicarse a su cuerpo, como queriendo pasar página lo más rápido a esa etapa de su vida. La verdad no lo entiendo. Me parece MUCHO más realista lo que tú planteas, enhorabuena HELEN!! si tienes un hijo es para disfrutar un poco de él y no estar obsesionada con volver a tu peso cuanto antes.

  • Me encanta tu blog!!!! Hace poquito que lo sigo, pero ya no puedo dejar de leerte. Yo tb fui mami por cesarea hace casi 2 añitos y medio y te entiendo perfecto cuando dices que nosotras nos recuperamos mas lentamente, simplemente por el echo de q practicamente el primer mes apenas podemos hacer lo basico.
    En fin mi enhorabuena por tu blog, seguire leyendote pq tu manera de escribir me parece muy cercana. Mil gracias.
    Un besito.

  • Hola Helen!!! Muchas gracias por este post!!! Es genial! Me parece muy interesante aún para quienes no pasamos por un embarazo.
    Feliz semana para los 3 guapa!! 🙂

  • Buenas Helen!!! Un post fantástico y unas ideas geniales!!! La verdad que si que es complicado volver al estado normal después de un embarazo pero poco a poco todo volverá a la normalidad y te volverás a ver fantástica. Besos.

  • Hola de nuevo,
    Diana Martín, totalmente de acuerdo con tus comentarios.
    Lo bueno del blog de Helen es que es “real”, es decir, como muy bien dices, las recuperaciones expres post parto no pueden ser más artificiales…… el cuerpo necesita su tiempo para adaptarse

    Creo que se debería tomar nota de esto y dejar de tributar tanto culto al cuerpo.
    Yo también sigo la revista Women´s Health y encuentro artículos muy, muy interesantes.
    Saludos de nuevo a todas.

  • Muchas gracias Helen!
    Sí, tenemos que intentar comer mejor…
    Yo estoy embarazada del segundo y sí… de vez en cuando me apetecen dulces… pero soy consciente de que debería comer mejor… a ver en cuanto termine el embarazo!
    Muchas gracias por todo!!!

  • Hola Helen
    Que buen post. Mi hija nació el 22 de diciembre por cesárea, te suena? Jiji en mi caso era la segunda y aunque la recuperación inmediata fue rápida me está costando perder los 22 kg que cogí por no hablar del blandiblu que se me ha quedado por barriga
    Sigue dándonos consejos por favor que pareces la única modelo humana

  • Me ha encantado el post de hoy! He cojido nota de los platos. Yo estuve un tiempo con Patricia y es muy buena nutricionista., lo tuve que dejar porque era bastante caro, pero si uno puede yo la recomiendo.
    Tienes un niño precioso!
    un besazo enorme!

  • Totalmente de acuerdo con todas. Cada vez que te leo alucino con lo “normal” que eres siendo encima modelo. Qué gusto ver que hay gente vomo tú. Un beso

  • Qué interesante todo¡¡¡ tienes toda la razón, tenemos que cuidarnos y estos consejos son estupendos. Yo no he sido mami pero tengo los 30 tocándo a la puerta y los excesos con la comida se notan cada vez más. Sigue con tus consejos, son muy útiles.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.