Mis primeros pasos para volver a estar en forma tras ser madre

¡Hola a todos!

Cuando te quedas embarazada es inevitable pensar en cómo va a cambiar tu cuerpo, cuánto engordarás y cuánto tardarás en volver a estar como antes. Supongo que les pasa a todas las mujeres y más aún a las que vivimos de nuestro físico. Nosotras además tenemos la presión añadida de que parece que debamos recuperarnos en tiempo récord. Y aunque en el fondo envidio a las que consiguen volver a su peso y talla pre-embarazo de forma casi milagrosa, también creo que es contraproducente correr tanto. Hay que darle tiempo al cuerpo para que regrese a su ser y más aún cuando no ha sido parto natural.

Y es que el postparto de una cesárea es mucho más complicado y doloroso, todo se tiene que hacer con más calma y con mucho mimo. Esto quiere decir que volver a tu estado anterior es más lento y puede ser un poco frustrante.

Así que hoy me gustaría animar y apoyar a las mujeres que han tenido que pasar por esta intervención porque no sólo tienen que cuidar y alimentar a un bebé sino que además también sobrellevar un postoperatorio. Sin lugar a dudas las mujeres estamos hecha de otra pasta… jajaja.

Es verdad que al principio hacer ejercicio es lo último que te apetece ya que no sabes de dónde vas a sacar las fuerzas. Pero a medida que van pasando los días y vas recuperándote, está bien pensar un poco en ti. Hacer ejercicio no sólo te beneficia físicamente sino también hace que despejes la mente y tengas un rato para tí misma.

Para mí es muy importante desconectar durante un rato cada día. Ya sea con ejercicio, un paseo, un masaje o ver mi serie favorita. De todas formas, en mi caso, cuidar de mi físico no es sólo un capricho ya que de ello depende mi trabajo y no puedo simplemente olvidarme de ello. Por eso busco momentos en los que alguien supervisa a Alan, ya sea una niñera o un familiar, para tener esa ventana de tiempo y dedicarlo a algo un poco más egoísta.

Hoy querría hablaros de mi recuperación física y cómo he ido introduciendo mi rutina de ejercicios poco a poco. Está claro que lo importante en este caso es no hacer sobreesfuerzos e ir dando un pasito más allá cada día, sin prisas.

img-4137

Esta ha sido mi evolución durante los últimos dos meses:

-Los primeros días tenía que estar en reposo total y mi actividad se limitaba a caminar de la cama al sofá y de la cuna al cambiador. Necesitaba ayuda para todo, levantarme cuando estaba sentada, coger algo que pesara más que el bebé o simplemente atarme los zapatos era un suplicio. Además, reír, estornudar o toser ¡¡¡estaba prohibido!!! ¡Qué daño!

-Al cabo de una semana daba paseos de 10-15 min diarios con el carrito haciendo pequeñas paradas y caminando muy despacio. Los puntos me seguían tirando pero ya tenía bastante autonomía y podía llevar una vida relativamente normal.

-A las dos semanas ya dejé de sentir dolor y después de un mes ya me sentía tan bien que incrementé los paseos a unos 30-40 min.

-Al pasar la cuarentena además de los paseos empecé con ligeros estiramientos y algunos ejercicios de piernas.

-Ahora, dos meses después, ya he vuelto a usar la elíptica y hago ejercicios de tonificación. Me siento muy bien físicamente aunque me canso con facilidad y tengo que tener cuidado de no hacer demasiados esfuerzos porque al final del día acabo agotada.

Todo esto bajo la supervisión de una entrenadora y el consejo de mi médico, porque cada mujer es diferente. Hay que ir haciendo las cosas escuchando bien a nuestro cuerpo y dándole el tiempo necesario para curarse.

Sobre todo el abdomen es la zona que más hay que cuidar para que los puntos cicatricen bien. Ahora mismo no hago ningún ejercicio específico de abdomen, pero en breve empezaré con los famosos hipopresivos. Prometo hacer un post para enseñaros cómo se hacen. El pilates y el yoga también son unos grandes aliados para el postparto, sólo hay que evitar ciertas posturas y hacerlo a partir de los tres meses.

img-4250

Pero hay muchos ejercicios que sí podemos hacer sin que nos hagamos daño. El ejercicio cardiovascular como ir en bici, caminar, subir escaleras o pasear con el carrito del bebé son ideales para ir activando el metabolismo e ir eliminando líquidos.

Todos los días paseo una hora con Alan y Bella y tres veces por semana hago elíptica y ejercicios de brazos y piernas. ¡¡¡Lo bueno es que de coger al bebé tengo los brazos más fuertes que nunca!!! Jajaja. Pero las piernas y el abdomen se me han debilitado bastante y necesito tonificarlas poco a poco.

Pero como he dicho antes todo con mucha paciencia y tranquilidad. Lo normal es volver a tu estado anterior al embarazo entre los 6 meses y el año después del parto. No sólo se trata de perder kilos sino de que todo tu interior vuelva a su estado original y tus hormonas se regulen. Al fin y al cabo lo más importante no depende de ti sino de tu propio cuerpo y para eso hay que dejarle hacer su trabajo.

Así que de momento poco más os puedo contar, pero más adelante en otro post os explicaré paso a paso cuales son los ejercicios que hago en esta nueva etapa y cómo me voy sintiendo con ellos.

Espero que os haya gustado el post de hoy y me encantaría saber cómo han sido vuestras experiencias postparto.

¡¡Un beso enorme y gracias por estar ahí!!

 

 

 

 

  • Hola Helen! me encanta tu blog, soy fiel seguidora tuya… tu peque nació el mismo día que yo! no se me olvidará nunca su nacimiento, jejeje.. A mi también me tuvieron que hacer una cesárea y este mismo mes mi bebe hará un año (el tiempo pasa rapidísimo). Como bien dices, la recuperación es más lenta que un parto natural y no debemos olvidar que cada mujer es diferente, en el hospital no podía ni moverme y mi compañera de habitación al segundo día ya se desenvolvía sola. Mi post parto fue muy duro sobre todo el primer mes porque no podía ni dormir de lado. Afortunadamente todo vuelve a su ser, unas mamás antes que otras…. así que mucho ánimo y a disfrutar de tu precioso bebe!

  • Hola Helen!!! Qué guapa estás y qué precioso es Alan!!!!
    Deseando que hables de los hipopresivos, y de cuánto tiempo se deberían hacer al día, aunque aún no soy madre sirven para muchas cosas 🙂
    Un beso enorme para los tres y feliz fin de semana!!! 🙂

  • Hola Helen! Lo primero decir que estás estupenda aunque te entiendo perfectamente, yo tengo una niña de 40 días y lo que peor he llevado ha sido la vuelta a la rutina de ejercicio ya que para mí el deporte también es algo más que el
    Aspecto físico, es simplemente estar bien contigo misma, sentirte fuerte y sana es algo que no tiene precio y despues de un embarazo y un parto cuesta volver a tener esa sensación, mi niña se queda todos los días una horita con su abuela para que yo me cuide en ese sentido y no creo que por eso seamos egoístas como mucha gente piensa, si nos encontramos bien con nosotras mismas ese bienestar y tranquilidad se la trasmitiremos a nuestros pequeños, así es que animo a todas las mujeres que sean mamás, que no dejen denominarse por ello! Un abrazo y a seguir así de bien, en nada estarás exactamente igual que antes☺️ Yo ya te veo fenomenal guapa!

  • Hola Helen, con tu blog descubrimos que eres una persona cercana, sencilla, dulce. No todas las modelos hablan tan claro de estos temas. Tu niño es una preciosidad. Yo he sido madre por tercera vez hace 4 meses. Tengo tres niñas, dos de parto natural y la segunda fue de cesárea. La recuperación efectivamente es más lenta y dolorosa, pero al final se consigue. Ya verás. Esta última vez lo que me esta costando muchísimo y volver a mi peso anterior y eso que me cuide y me cuido muchísimo. Creo q influye que la he tenido con 40 años y que aún estoy con lactancia materna y llena de hromonas…jajaja. Me encantaría que nos contases tu plan de alimentación. Gracias, sigue escribiendo y disfruta mucho de tu pequeño. Elena.

  • Me ha encantado este post. Muchas gracias por tu generosidad al compartir con nosotras ese sentimiento de “hay que darle tiempo al cuerpo”. Como tú dices, cada mujer es diferente, pero a veces una no puede evitar frustrase cuando su cuerpo va más lento que el de otras personas. Sin embargo, saber que eso es algo normal, es balsámico porque evita que nos culpemos y nos martiricemos. Muchos besos =)

  • Hola helen, me encanta verte tan bien y recuperada. Tanto mi parto como postparto fueron horribles tuve un niño de casi 5 kilos sin cesaria y sin epildural. Tuvieron q abrirme y muchos puntos. Estuve mas de un mes sin poder levantarme de la cama por el dolor de riñones que tenia. Encima se me infectaron los dos pechos al darle la leche y 40 de fiebre, crei morir. No repetire jamas jaja y eso q ya pasaron 12 años. Un saludo

  • Me ha gustado mucho el post y te leo siempre. Yo también tuve a mi hijo por cesárea hace 20 meses y el postparto fue complicado…es cierto que en 2 semanas estaba en mi peso, pero como tú dices el interior es lo que tiene que volver a su sitio con el tiempo. El único ejercicio que hice fue salir a pasear todos los días y conforme pasaba el tiempo incrementaba la duración del paseo. A los 5 meses fue el momento en el que me sentí recuperada y me cansaba menos. La verdad que la lactancia en exclusiva tampoco ayudaba a reducir el cansancio pero merecía la pena. Mucho ánimo y disfruta de esta preciosa etapa. Un beso!

  • Hola Helen!yo también soy mamá de una niña de 3 años y otras de dos meses.
    Yo ya te veo estupenda la verdad.
    Me gustaría que hicieras un post sobre cremas para el posparto y sobre todo las que se pueden usar con lactancia materna porque me resulta muy difícil encontrar .

    Un beso a ti y a tu precioso niño

  • hola helen, no se si has hablado alguna vez de si le das el pecho al bebé, si es así cuéntanos un poco como ha ido porque después de la cesárea no se como alguien se las puede apañar para ello, yo no sabría ni donde colocar al bebe (con los puntos todas la posiciones deben ser malísimas)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.