En los alrededores de Notre Dame

¡¡Hola a todos!!

Una vez al año, como mínimo, hago una escapada a la ciudad de la luz. Me atrae esa mezcla entre bohemia y sofisticación que hacen que sea uno los destinos más visitados del mundo y que nadie debería dejar de ver.

Me acuerdo de la primera vez que pisé sus calles, me pareció una de las ciudades más espectaculares que había visto, en cada esquina un monumento, cada rincón parecía de postal, cada segundo lo quería inmortalizar. Llegué allí con 19 años para quedarme unas semanas y hacer todos los castings que me enviaba la agencia.

Allí aprendí lo que es “patearse” una ciudad, coger más de 10 metros en un día y estar horas y horas con prisas para no perder ninguna de las citas. Además los franceses no tienen fama de ser los más hospitalarios del mundo y si no hablas el idioma pues te hacían sentir constantemente fuera de lugar. Pero todo eso era compensado con vistas espectaculares y me dio la oportunidad de conocer de verdad una ciudad que esconde muchos secretos.

20141018_162620

Después se convirtió en mi hogar durante un par de años y en cuanto aprendí a hablar francés con fluidez empecé a apreciar el carácter de los parisinos.

Hoy en día la considero casi como mi segundo hogar donde tengo amistades de las que duran toda la vida y es una de mis bases de trabajo a la que suelo acudir para ser fotografiada por grandes profesionales.

En breve os enseñaré una de las sesiones más importantes de mi carrera con uno de los mejores fotógrafos del mundo, Paolo Roversi. Pero eso de momento tendrá que esperar.

En el post de hoy quiero mostraros un lugar emblemático, el Notre Dame, famoso por la película y también por encontrarse en un enclave maravilloso. Situado en la Île de la Cité, a orillas del río Sena, es el lugar perfecto para empezar un paseo una mañana de otoño.

Y por supuesto, también alguno de los platos que me han tentado durante mi última visita. ¡¡Soy una gran fan de la gastronomía francesa!!

Llevo jersey de Guess, foulard y jeans de Mango, bolso de Michael Kors, zapatillas de Converse All Star, gafas de Hawkers y reloj y anillos de Thomas Sabo

20141018_162649

20141018_164053

20141018_164433

20141018_164920

20141018_165246

20141018_165307

20141018_165625

20141018_165915

la foto 4

la foto 5

la foto 1

la foto 2

Algunos de mis platos favoritos:

Magret de pato

la foto 1

Ostras

la foto 3

Tartar de buey

la foto 4

¡¡¡Espero que os haya gustado el post de hoy!!!

Un beso enorme y gracias por estar ahí…

  • ¡Hola Helen! Hace tiempo que no escribo por aquí, pero ¡no he dejado de seguirte! Me encanta todo lo que escribes, tanto que quiero que publiques más 😉
    ¡¡¡¡Tengo las mismas gafas que tú!!!! ¡Me ha hecho mucha gracia! ¡Están chulísimas!, ¿ verdad? ¡Yo no me las quito! ¡Un saludo Helen y un abrazo!

  • Hola Helen!! Hace precisamente un mes estaba yo por allí paseando en un viaje express que hice con mi madre…fue increíble :).
    Me alegro de que te lo hayas pasado genial por allí y no sé por qué me huelo en la nariz que te puedes haber pasado por 1 Rond-point des Champs Elysées-Marcel Dassault…con el tiempo sabremos si tengo razón ^^

    Un besazo!

  • Hola Helen!!!
    Este verano he ido dos veces, la primera sola con mi chico y disfrutamos un montón, visitamos la ciudad en bici y me encantó. Es tan bonita con tantas cosas que ver. Ojala algún día pueda volver.
    Las fotos preciosas, me ha gustado mucho leer tu post.
    Saludos

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.