Mañana de mani-pedi en Slow Life House

¡¡Hola a todos!!

No os podéis imaginar cómo se me ha presentado este mes de mayo… sin parar de un sitio a otro y confirmándose muchos trabajos… ¡¡Estoy más que feliz!!

La semana pasada en Lanzarote, esta semana en Ibiza, este finde a Milán y el lunes a París para trabajar con uno de los fotógrafos más reconocidos del mundo. ¡¡No sabéis la ilusión que me hace!! Ya os prepararé un post para que conozcáis todos los detalles de esta fabulosa experiencia.

¡¡Y entre una cosa y otra no puedo descuidar mi aspecto!!! Aunque ha sido bastante difícil, he encontrado un hueco para poder darme unos mimos.

Así que hoy os quería recomendar un nuevo rincón de belleza en Madrid, ya sabéis que soy una fanática de probar cosas nuevas y descubrir nuevos lugares.

Necesitaba hacerme una manicura y una pedicura para un trabajo de belleza que tenía esta semana así que no dudé en dejarme aconsejar por una amiga. Me dijo que este nuevo centro tenía un concepto que iba mucho con mi filosofía y estilo de vida y que allí me podría relajar.

¡¡Y la verdad es que no me defraudó!! Es un sitio donde dejarte mimar por manos expertas y buscar un momento para ti.

Me encantó el ambiente de relax y bienestar y el poder hacerlo todo a sólo unos pasos de la Puerta de Alcalá. Han abierto muchas terrazas en los alrededores y hacía tiempo que no pasaba por este lado de Madrid. Me ha sorprendido mucho el cambio que ha dado, de ser sólo una atracción turística o el paso a la entrada del Retiro, a ser una de las zonas más “in” del momento.

Slow Life House se encuentra en la Calle Salustiano Olozaga, 11, Madrid.

Os voy a enseñar el paso a paso del ritual de manicura y pedicura. Salí con las manos y los pies más suaves que nunca…

image[8]

la foto 1

la foto 4

image[9]

PEDICURA:

la foto 3

Primero me lavaron los pies con agua templada y me limaron algunas asperezas y me cortaron las uñas rectas. A mi me gusta llevarlas muy cortitas.

la foto 2

Luego me aplicaron un exfoliante y con un suave masaje me dejaron la piel lista para pintar las uñas.

la foto 4

Elegí un tono beige ya que me lo exigían para el trabajo que tenía, para la próxima me atreveré con algo más llamativo.

la foto 5

MANICURA:

image[7]

Limaron todas mis uñas cortas y de forma cuadrada, es como me gusta llevarlas, si no, se me rompen y las tengo desparejadas.

image

Me aplicó luego una gotita de un aceite para las cutículas.

image[1]

También me exfoliaron la piel de las manos.

image[3]

Y luego me dejaron unos minutos con estos guantes de toallas calientes.

image[2]

image[5]

A continuación me aplicaron el mismo tono beige de CND.

image[4]

Y finalizó con una capa de VINILUX que protege las uñas durante 7 días con el esmalte intacto.

image[6]

¿Qué os parece el resultado?

la foto 1

Ahora están muy de moda las incrustaciones en las uñas e incluso la manicura francesa de distintos colores

manicura-francesa-inversa-1

Así que la próxima me haré algo más de fantasía para variar un poco y darle un toque de color a mis uñas

Os deseo un feliz fin de semana

¡¡¡Besos!!!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.