La playa, relación amor-odio

Creo que se puede decir oficialmente que ya es verano. Ya están aquí los calores, bueno, en Sevilla que es un planeta que está mucho más cerca del sol que la Tierra tenemos los calores hace ya unas semanas.

Como se dice por aquí, ¡qué caló joé!

Imagino que la operación bikini ya llevará en marcha por lo menos un mes, pues bien, ya es el momento de ver esos resultados y poner esos cuerpos a calentarse en las playas.

La playa, qué gran invento.

Digo que la relación con la playa puede ser de absoluto amor y devoción, o del más profundo odio y aborrecimiento.

La playa, lugar de relax, diversión y al mismo tiempo lugar incómodo a más no poder, lugar donde se trabaja muchísimo. Ahora me explicaré.

Está claro que no me encanta la playa. Es cierto que durante los primeros veinte minutos la disfruto muchísimo, a partir de ahí… no hay nada más aburrido que la playa.

Yo llego, pongo mi toalla, me tiro encima, me pongo los auriculares para escuchar un poco de música y cuando ya no puedo más del calor hago como todo el mundo, me voy a bañar al mar. Como mucho llego hasta que el agua me llega a las rodillas porque, ¡qué barbaridad lo fría que está el agua en las zonas de Huelva, Cádiz y Málaga!, es que meto los pies y se me quita todo el calor de momento. Así que de vuelta a la toalla que para esas alturas ya está llena de arena, cosa muy agradable.

¿Os dais cuenta lo deportivos que nos ponemos todos en la playa?

Sobre todo los tíos, nos damos unos paseos larguísimos y ya nos creemos que hemos corrido la maratón de New York, jugamos a las palas, al fútbol, con el frisby, le damos con una pala a una pelota amarrada por una cuerda (el colmo).

IMG-20160620-WA0014

Bueno, eso era antes porque ahora con esta moda de prohibir, en la playa está prácticamente todo prohibido, hasta el punto que en las entradas a las playas hay unos tablones que tardas aproximadamente cuarenta minutos en leer todo lo que está prohibido, y en aprendértelo ni te cuento. Si nos hicieran un examen para averiguar quién no sabe la normativa de las playas iban a estar como el desierto del Kalahari, como un solar vamos, vacío, vacío.

Dentro de nada se prohibirá pisar la arena y verás el lío tan grande que se va a montar.

IMG-20160620-WA0012

Pues lo dicho, no se puede, o podía, jugar a más cosas, y eso sin olvidar los deportes acuáticos como la colchoneta, pasarnos unos a otros la pelota de waterpolo, el pedalón, y no puede faltar el que coge sus gafas de buceo, sus aletas y su tubo y se cree que es Jacques Cousteau. Solo de pensarlo ya estoy cansado.

Menos mal que tenemos uno de los mejores inventos del mundo después del fuego… ¡los chiringuitos!

IMG-20160620-WA0017

Gran lugar de recogimiento, de cerveza muy fría, sangría y demás néctares de Dioses.

Lo buena que está la paella en la playa, y no podemos olvidar esos espetos, eso sí que está bueno.

IMG-20160620-WA0016

Los chiringuitos hay un momento que parecen los clubs esos antiguos donde solo dejaban entrar hombres, es más, hay señores que no pisan ni una sola vez la arena, van de su casa al chiringuito y vuelta para atrás.

¡Qué sería de nosotros sin nuestros chiringuitos! Larga vida a estos centros de relax, estos pequeños oasis en esas playas plagadas de sombrillas.

Ahora hablemos las verdades del barquero de lo que es ir un día a la playa.

Llegas y hay un millón de sombrillas, con diez millones de almas. Te cuesta la vida encontrar un metro cuadrado sin una toalla, al final estás a dos kilómetros del agua que además para llegar a ella debes ir sorteando un sinfín de obstáculos mientras te abrasas los pies. Y cuando sales del agua, a no ser que seas un indio apache, no vas a saber volver a tu lugar perfectamente camuflado en ese mar de sombrillas y toallas multicolores.

IMG-20160620-WA0019

Y si vas a la playa con la idea de comer allí, llevando tu comida y además vas con niños pequeños debes prepararte para un pequeño éxodo.

Tienes que llevar la sombrilla, las sillas, hamacas, la mesa plegable, las toallas, la nevera, el cubo con la palita y el rastrillito, la sandía, la cesta con la comida y prepararte para inflar la pelota de Nivea, la colchoneta, la piscinita para el bebé, los flotadores, los manguitos, y no te olvides de todo los equipos deportivos como las palas, el balón de fútbol, el balón de waterpolo, las aletas, la máscara y el tubo y por supuesto los sombreros, la cesta con las cremas, el libro y el periódico, la radio… Vamos, una pequeña mudanza que, por mucho que sacudas antes de meterlo en el coche, te lo llenarán de arena.

IMG-20160620-WA0015

IMG-20160620-WA0013

Un horror con mayúsculas. A la playa hay que ir en febrero, dar un paseíto y vuelta para el campo que es donde de verdad se está a gusto.

¿Que quieres agua? Busca un río.

¿Que quieres sombra? Déjate de sombrillas y busca un buen árbol.

Además puedes llevar a tu perro y jugar a lo que te de la gana. Pero vamos, que lo mejor es un paseíto por los senderos y no tener que ir esquivando todo tipo de obstáculos y pinchándote con las conchas, además de abrasarte la planta de los pies.

Yo, creo que queda claro que soy más de campo que las amapolas, pues bien, como en casa manda quien manda… Nos veremos las caras en la playa y sobre todo en los chiringuitos, ese refugio de los sufridores en casa.

Suerte y a “disfrutar”.

    • Fran, que razón tienes y yo pensé que era la única extraterrestre.
      A mí dame mis amadas montañas del norte de Argentina, plagadas de verde. No hay nada peor que la arena en todas partes y las multitudes que como bien decís tenemos que sortear-
      Arriba el campo y las montañas!
      Saludos Fran, y seguí escribiendo de esa forma picaresca qye me encanta. Hasta Pronto!

  • Jajajajaja, un calco de lo que dice mi marido, como si lo hubiera escrito él. Llevo años escuchándolo decir “la playa es de tiesos y de catetos”, “te juro que cuando la niña ya baje sola, yo me jubilo de playa”……de momento tiene que segir bajando, aunque le queda poco.

  • jajajjajaja!,…Fran, me ha encantado tu descripción,…ahora, te digo una cosa,….en el norte no pasa tanto. Sí que es verdad que hay playas abarrotadas, pero aquí hay miles de playas a las que llegas y la primera pisada es la tuya!,…y con un pinar pegadito,…vente a Galicia!!,…también hay chiringuitos para los sufridores, tapitas, y un buen albariño, que fresquito sabe a gloria!,…
    bicos!!

  • Jajajajaja..total….quw buena descripción….soy playeraaa playera..hasta la médula…puedo irme a las 10 de la mañana y volver a la noche, tengo suerte que en nuestras playas del norte de galicia el agua está calentita y no hay agobios de sitio..lo cuañ a veces aunque no tengamps tanto sol…si se puede disfrutar …pero el relato es…genialll…como siempre

  • Querido Francisco!!!!!!!
    Es un post para reir y reir porque es verdad…………por mas que te guste la playa es un dia en el que no terminas de preparar, sufrir y no te digo si a la vuelta encuentras una multa en tu auto , o pierdes las llaves, o pierdes algo de lo que llevavas!!!!!!!!!!!!!!!!!! , todo eso sin contar las largas filas de autos para ir y sobre todo para volver……………y cuando llegas a casa…. arena, arena y arena, la fila para baniarse, colgar todo, lavar todo……………
    Es verdad que se disfruta mas en una quinta con ” campo y piscina” asi hay para todos los gustos.
    Pero el mar es siempre el mar…hace bien el sol tomado con cuidado, el agua salada sobre la piel y vivir como gitano, suelo, descalsos, mirando ese horizonte…( entre sombrilla y sombrilla)
    Es sacrificado pero para evitar relativamente parte de todo ese pesar seria ideal llegar tempranisimo…………………………..o quedarse hasta tarde……………….” lejos del mundanal ruido”, como sea ” siiiiiiiiiiiiiiiiiii a disfrutarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr” NO CAMBIES!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    UN FUERTE ABRAZO
    LILIANA

  • Jjjjaaja q bueno! Y el polero? Donde me lo dejas? Las veces q pasa este pobre señor y los niños llorando pk kieren un polo a cada segundo…y le compras pero el polero vuelve a pasar y le vuelves a compraaar….y vuelve a pasarrrr y te dejas el sueldo del mes en polos y los niños nunca saciadoooss y llantooos y poloooss y caloor. En fin pasaremos el verano como mejor podamos. Jjjaaja

  • Gran descripción de lo que es la playa hoy…..jajajajja, he disfrutado todo el escrito. Me encantó¡¡¡¡¡.
    Añoro la época en que no había prohibiciones, uno podía jugar paletas, a la pelota, correr, nadar, comer, reir y gritar. Fuimos una generación alegre y feliz.
    Aca en Chile, Sudamérica, estamos en pleno invierno y precisamente hoy se registro 1 misero grado……mucho frioooooo.
    Un abrazo grande para ti, y otro para tus tres mujeres amadas.
    Me encanta leerte.
    Vero.

  • Una verdad como un templo!!!! Y eso q soy mujer , xro cada vez aguanto menos la playa…. Qué bien se está en el chiringuito….benditos chiringuitos!!!!
    Buen verano!

  • Me encanta como te expresas, yo soy igual, pero no esperaba que fueras así…jeje, me alegra¡¡¡
    yo si soy de playa, me gusta, sobre todo ir y tirarte y con calor al agua, está bien¡¡ y un ratito , aunque cuando ya quema el sol no mola…y lo que pringa la arena tampoco moola pero bueno , todo tiene sus ventajas y desventajas
    besos

  • Qué bien has descrito a mi marido salvo lo de los chiringuitis, que a el tampoco le tira puesto que prefiere un buen restaurante y no bebe alcohol. Ahora! Cuando mi hijo cumplió año y medio me planté después de estar 5 años sin apenas pisar la playa , y reserve en Peñiscola una habitación en un aparthotel que está enfrente de la playa donde prácticamente nos bañamos los del hotel. El primer año fuimos 1 semana y el un poco a regañadientes; pero tras la experiencia y ver lo que le gusto a nuestro hijo, ya todos los años por enero me va preguntando que cuando voy a saber mis vacaciones para reservar las dos semanas en la playa. Sí!!! Porque ahora vamos DOS semanas !!!!
    Querido Francisco, espero que como mi marido, consigas encontrar ” tu playa”.
    Disfrútala entonces de corazón, en familia.

  • Jajajaja….. Tienes más razón que un santo, aunque sólo de leerte me ha entrado estrés. Yo reconozco que somos de playa y siendo del norte, en verano buscamos las del sur para asegurarnos el calor, calor, calorrrrr. Un gusto leerte.

  • Fran, mi niño, eres un crack…¡qué suerte poder leer tus post! VENTE A GRAN CANARIA: tenemos Vientos Alisios, se está genial y unas playas sensacionales…Besos a tus 3 chicas, y sigue así de simpático

  • Jajajaja…como lo has clavado no me he podido reir mas, falta que el que este al lado sacuda la toalla y por supuesto que te diga perdona pero no te he visto.
    Vente a la playa de Sanlucar de Barrameda que el agua es cardito de puchero.
    Enhorabuena por el articulo que estos ratitos de reirte siempre viene bien.
    Un gusto leerte

    PD: El articulo del avion diste en el clavo

  • jajaja Fran , que descripcion mas buena , solo he echado en falta cuando te cae encima la pelota llena de arena y vienen tropecientos niños a cogerla y pedirte perdon. jajaj

  • Hola Fco.
    Fantástica forma de contar las cosas donde como cada cosa cotidiana que cuentas me arranca una sonrisa. Oye de verdad, no puedo entender a gente como mi madre por ejemplo que cuando podía ir siempre decía que la playa le relaja. Madre, yo llevo llena de arenas, calor….lo único bueno de un día de playa es el helado que te tomas al caer la tarde jajaja. Un beso muy grande
    #SuerteMañana #SoyRiverista

  • Buenas tardes!!!
    Cuanta razon tienes, muy bueno y muy divertido…. Que agusto me he reido. A mi me gusta la playa solo para un par de dias al año…. Y mas vale, a mi contrario ni eso… Jajajaja…
    Te esperamos en Pamplona…

  • Genial el post Fran. Auténtico como las playas que año tras año piso en mi tierra levantina. ¿Y los vendedores ambulantes que te meten los vestidos, los collares y las gafas de sol entre los ojos aunque les insistas en que no te interesa nada de lo que venden? jajaja.
    Como tú, soy de campo y montaña, y de playa de septiembre a mayo, perooo….la tengo al lado y con el agua calentita, así que es un poco visita obligada, aunque deseando pase el furor veraniego y se pueda volver a disfrutar de una plácida mirada al Mediterráneo.

    ¡¡Suerte mañana en Alicante!!

  • Buenas noches, Francisco estoy totalmente de acuerdo.contigo.
    Yo tambien soy de campo y de las gargantas y piscinas naturales que hay por la zona de Gredos en.Avila.
    Un beso y me he reido mucho con tu blog…
    Por cierto tu niña esta preciosa

  • Jajajajajajajajajajajajaja!!!!!!! Fran,¡¡¡¡¡¡ME HA ENCANTADO!!!!!,opino igual que tu:LA PLAYA ES UN ROLLO.He ido bastantes años a la playa,en Laredo(Cantabria),y veia a mis pobres Padres,cargando con todo:sombrilla,hamacas,toallas,esterillas,nevera,bañadores de repuesto…etc era TREMENDO.Luego,llegabas a casa,y tenias q ducharte,y quitarte la arena.Un ROLLOOOOOO,yo hace años que no piso una playa…¿POR QUÉ SERÁ?, Besitos,Francisco.

  • Hola Francisco! Me hiciste recordar al poeta Jose Marti cuando dijo en sus versos sencillos ,”…El arroyo de la sierra me complace mas que el mar.” Saludos!

  • Hola Francisco, soy de San Fernando (Cádiz) y no estoy de acuerdo contigo en eso de que en nuestras playas el agua esta helada, qué va esta buenisima!!!!!
    En cuanto a lo de que no te puedas llevar al perro nada más lejos de la realidad aquí TENEMOS LA UNICA PLAYA DE ESPAÑA CON ZONA PARA PERROS, veniros Lourdes y tú un diita…

  • ¡Estimado amigo Francisco!.
    Mi enhorabuena por el relato que has hecho en éste post playero.Me ha divertido mucho leerlo porque has dicho muchísimas verdades.Es todo un éxodo ir un día entero a la playa.Te lo tienes que pensar un poco antes de emprender la tarea.Lo más bueno de todo es el baño que te puedas dar y lo que puedas tomar en el chiringuito.Es comprensible y es todo un gran trabajo.Tiene que haber muchas ganas de playa para ir hacía allí.Una vez que ya estás allí,ubicado,te cuesta irte a casa.Te relajas un montón y te entra un sueñazo bastante bueno.
    Sucede de la manera que lo has contado.Es la pura verdad.Ha sido muy divertido leer éste post playero.
    Recibe un cordial saludo y un fuerte abrazo para ti y los tuyos.

  • Hola Francisco. Me he partido de risa con este blog, es gracioso a más no poder!!!!!!! A mi me rechifla la playa, de hecho soy una adicta en invierno para leer, pasear pensar….etc y en verano para disfrutar. Pero claro yo no voy a una playa de esas que tu describes porque ne puede dar un jamacuco. Yo voy a esas playas tranquilas, con poca gente y casi siempre con pinos que la rodean ( esta claro que soy de Galicia sur que aprovechando el clima no tiene naaaaaa que ver con el norte). He vivido en varios lugares de España, todos con costa, yo sin mar no puedo vivir y aquí es donde te tengo que dar Toooooodo la razón del mundo. Solo hay playas así y eso es un infierno completo. El horror de los horrores!!!! Tienes que buscar otro tipo de playita, tranquila, con sombra natural, sin tanta norma ( o que no se cumpla) y a disfrutar un poquito jugar, otro a la sombrita de los árboles y otro rato al agua.
    Me gusta como escribes con pasión todo con muuuucha pasión, pero este post me ha sacado más de una risa…….y es que como no te gusta nada de nada lo exageras un pelin. Un abrazote grande.

  • jajaja, me ha encantado tu relato, ya veo que no es uno de tus paseos preferidos, como caribeña no puedo vivir lejos del mar, aunque cada día me guste menos ese calor de playa que hay aquí en Miami, es agobiante! me encanta ir en la tarde, cuando ya se van los bañistas a mi me gusta llegar y esperar el anochecer… Un abrazo

  • jajajajaja…. como en casa manda quien manda, pues te irás a la playa jajajaja, muy cierto tu post, a mi me gusta la playa, lo que no me gusta es la multitud, por eso voy cuando no son vacaciones escolares, saludos desde México Fran!
    Tengo que decirte que nunca te había leído, es más no sabía que tenías un blog aqui, me gustó, felicidades.

Responder a Sara Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer