Post por: María Celia Forneas

LA REVOLUCION ESPAÑOLA

Hoy 14 de julio se conmemora el aniversario de la Revolución Francesa (14 de julio de 1789) . Ahora bien si escribo sobre la Revolución, no lo hago precisamente por la francesa, sino por la “revolución” en cualquier orden de la vida. Revolución es el cambio inmediato o transformación radical y profunda respecto al pasado. En una revolución se pueden producir cambios políticos y sociales de forma rápida y hasta violenta, con la participación de amplios sectores de la población, como lo fue en la Revolución Francesa, la mexicana o la rusa. La Revolución francesa fue un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia, que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras naciones de Europa que enfrentaban a partidarios y opositores del sistema conocido como el Antiguo Régimen. Por mucho que ésta pueda considerarse como paradigma de lo que es o puede ser una revolución, las cosas han cambiado mucho. Yo quiero hablar ahora de una revolución cultural, política, social y sobre todo económica que se está operando en el mundo y muy concretamente en el seno de la Unión Europea. Particularmente, en España, que yo sepa, nadie habla de revolución y todo se reduce a la “crisis”. Pues bien, a costa de esta “crisis” se están operando muchos cambios. En lo político, asistimos a una difícil regeneración de la clase política por la que yo apuesto. En lo cultural, buena falta nos hace un revolcón, que algunos piensan que se lograría integrándonos por completo en el terreno del laicismo, que, pensando que estamos en España, no es otra cosa que una utopía. En lo social, entiendo que una gran parte de los españoles son “”buenas personas””, pero hay otros que no son “españoles” y miran por sus intereses particulares y este enigma es muy difícil de resolver. En lo económico, fuente de casi todas las alegrías y tristezas, pienso que demasiado bien se está portando el pueblo y me congratulo porque puede significar que vamos estando ya civilizados. Hace falta que salgamos pronto de la crisis, que las alegrías y los desengaños que están por venir, aterricen de una dichosa vez para que podamos asimilar el porvenir y cerrar esta etapa, según yo lo veo, la más importante de la Transición Española, que todavía no ha concluido, digan lo que digan los expertos. Forneas

¡viva san fermín!

El responsable de que yo me dedicara a la investigación del periodismo taurino fue Ernest Hemingway. Sus libros y, en especial, “Fiesta” me deslumbraron hasta tal punto que mi vida cambió: de interesarme por el periodismo literario pasé a interesarme por los toreros y los periodistas taurinos. Ni por un momento me arrepentí, de allí salieron muchos recuerdos, tres libros y una re-edición del último publicado. El mundo de los toros es realmente fascinante, pero no se lo recomiendo a ninguna mujer. Lo que sí recomiendo es la investigación, sea cual sea el tema de que se trata, si el asunto te apasiona, ese trabajo te hará feliz. Por esta razón es por la que he vuelto a escribir de toros y muy pronto, probablemente, en 2.013, publicaré mi primera novela (que hará el 5º libro) que tiene también un capítulo dedicado a los toros. Ahora me permito ofrecer mi sincero homenaje a San Fermín. Este año el chupinazo que precede a las fiestas de San Fermín se retrasó unos veinte minutos debido a la colocación de una ikurriña gigante, que tapaba el balcón de Ayuntamiento y, una vez retirada la bandera abertzale, comenzaron los sanfermines (en euskera Sanferminak) Queda claro, pues, que se trata de una celebración en honor a San Fermín que tiene lugar anualmente en la ciudad española de Pamplona, capital de la Comunidad Foral de Navarra. Los festejos comienzan con el lanzamiento del chupinazo (cohete) desde el balcón del Ayuntamiento de Pamplona a las 12 del mediodía del 6 de julio y terminan a las 24h del 14 de julio con el “Pobre de mí”, una canción de despedida. Los protagonistas de San Fermín son los toros y una de las actividades más famosas de los sanfermines es el encierro, que consiste en un recorrido de 849 metros delante de los toros y que culmina en la plaza de toros. Los encierros tienen lugar todos los días entre el 7 y el 14 de julio y comienzan a las ocho de la mañana, con una duración promedio de entre dos y tres minutos. Los orígenes se sitúan en el medievo en el marco de una feria comercial y una fiesta secular que a comienzos del siglo XIII se celebraban tras la noche de San Juan. Paralelamente a estas ferias, comenzaron los festejos y las corridas de toros. Así hasta finales del XVI cuando los Sanfermines comenzaron a tomar forma. A partir de 1324 surgió otra feria, esta vez celebrada a finales de verano, sobre el 10 de octubre, y ambas acabaron unificándose para aprovechar el mejor clima, comenzando el día séptimo del séptimo mes: el 7 de julio. El primer programa de que hay constancia data de 1591, con pregón, torneo con lanzas en la actual Plaza del Castillo, teatro en honor al santo, danzas, procesión por las calles y al día siguiente, corrida de toros. El origen del encierro viene precisamente del trayecto por el que los pastores llevaban a los toros de lidia desde las dehesas de La Ribera de Navarra hasta la plaza mayor. A finales del siglo XIX, se instauró la costumbre de correr delante de ellos. No hubo más grandes cambios hasta la historia reciente de la fiesta, dándose una evolución paralela a la de la sociedad pamplonica. El componente religioso se ha diluido y muestra de ello es la procesión hacia la iglesia de San Lorenzo para celebrar en misa las Vísperas de los Sanfermines, ahora convertida en un acto oficioso de protesta alegre bajo el nombre de “riau-riau”. HEMINGWAY Y LA INTERNACIONALIZACIÓN Si hubo un personaje que contribuyó a la inmortalización de los Sanfermines, ese fue Ernest Hemingway. Genio controvertido y aventurero donde los haya, hizo de «Fiesta» de 1926, la mejor carta de presentación de estas celebraciones de cara al extranjero. El escritor era conocido por los locales más populares de la ciudad, donde contaba sus increíbles historias de viajes alrededor del mundo que eran recibidas con escepticismo, pero con humor por parte de los lugareños. Valió su testimonio para que desde entonces y hasta hoy, manadas de turistas acudan a Pamplona a vivir una fiesta de la que no dan crédito, haciendo de ella una de las citas masivas más importantes del mundo. Por ello, una vez fallecido el escritor, en 1967, el Ayuntamiento decidió ponerle su nombre al paseo que va desde la entrada de los toros en el encierro hasta el parque de bomberos y adornarlo con un busto de Hemingway. En la placa se le distingue como “amigo de este pueblo y admirador de sus fiestas que supo propagar la ciudad de Pamplona”. El que sería premio Nobel , años más tarde. llegó por primera vez a Pamplona acompañado de su primera mujer, Hadley Richardson, el 6 de julio de 1923. Tan hondo calaron

Continúa leyendo

LOGROÑO

Acabo de volver de Logroño con un fuerte dolor de lumbago y es que viajar en coche cada vez me cuesta más. También hay que decir que el viaje Madrid-Logroño es algo complicado: Madrid – Aranda de Duero – Burgos – Miranda – Logroño. Unos 383 km Es la ruta más larga pero es todo autoví¬a – autopista, y puede ser la que sea más corta en tiempo. Eso sí¬, es la más cara en peaje y combustible. Madrid – Aranda de Duero – Burgos – Santo Domingo de la Calzada- Logroño. Unos 352 km. Se acorta bastante kilometraje yendo de Burgos a Logroño por Santo Domingo de la Calzada, y se evita el peaje, pero me temo que esa carretera no será demasiado transitable, por lo que se perderá bastante tiempo, ¿me equivoco? Madrid – Alcalá – Sauca – Soria – Logroño: Unos 344 km. Yendo por la N-II y cortando por Soria, el kilometraje es el más corto, pero parece que entre Soria y Logroño la carretera es bastante chunga … incluso con puertos y todo. Logroño es una ciudad que posiblemente tiene el mayor número de bancos públicos por m2, bancos cómodos, en buen estado, no como en muchas partes de Madrid que parecen más leños que bancos. Otra cosa destacable es que hay más pasos de cebra que semáforos. Además, Logroño es la octava ciudad española que más dinero destina al deporte, € 62,11 por habitante, casi el doble que la media. En Logroño me comí la tostada con mantequilla y mermelada más grande, más buena y mejor que he comido en mi vida; esto fue en un bar que se encuentra justo al lado de The drunken duck, otro bar que me sirvió un cordero a la Riojana absolutamente memorable. Del 13 de enero al 14 de abril de 1956 se rueda en Logroño, la película Calle Mayor, ganadora del premio de la crítica internacional en el festival de Venecia de 1956, del director Juan Antonio Bardem. A pesar de encontrarse también en la misma algunos exteriores rodados en Cuenca y Palencia, sus imágenes son un fiel reflejos del Logroño de mediados del siglo XX. Y termino con un par de personajes célebres que nacieron en Logroño, según la Wikipedia: Pedro J. Ramírez, el factótum de “El Mundo”, y Pepe Blanco ( o sea, “Madrid tiene seis letras……”) Hay otros muchos, pero estos son los que me apetece recordar. Forneas .

La verbena de San Antonio de la Florida es una festividad popular celebrada anualmente cada 13 de junio en honor del santo casamentero. Según la tradición popular esta fiesta nace de la costumbre de unas modistillas madrileñas del siglo XIX que vertían trece alfileres en la pila del agua bendita de la ermita, simulando el acto de las arras matrimoniales. El objeto era, y todavía es, invocar a San Antonio como casamentero (procurador de novios). Reconozco que, a lo largo de mi vida, he ido varias veces a la Verbena de San Antonio, pero nunca fui a pedir un novio. Siempre me guié por aquella máxima de que “boda y mortaja del cielo bajan”. No me gusta guardar cola y era imposible no hacerlo si querías echar los alfileres y además era inútil porque eso era –dicen- sólo para las modistillas. Cuando yo era muy joven, puede ser que me gustaran las verbenas, pero hoy me aterran. Por eso, este año he decidido emular a Mesonero Romanos, en “La Romería de San Isidro” porque, al igual que él, “no cuento sino lo que veo”. Ahora bien, yo no me he quedado dormida como Mesonero, sencillamente, es que, en esta ocasión y sin que sirva de precedente, he decidido emular a los “viajeros de mesa camilla” del siglo XIX. San Antonio me lo trajo y San Antonio se lo llevó. Me topé con él al bajar de una atracción y gracias a que me recogió en sus brazos. Era un muchacho extranjero, rubio y de ojos verdes. Yo me acordé de aquella canción que decía: “Ojos verdes son traidores, azules son mentireiros, los negros y acastañados son firmes y verdadeiros”. Pasó el tiempo y aquel estudiante de español, se volvió a su tierra porque aquí no encontraba un trabajo a su gusto. (Entonces, los trabajos podían ser “a gusto del trabajador”) Y este es el relato del único novio que me trajo San Antonio, los demás me los busqué yo, por mi cuenta. ooooOoooo La aparición de la verbena de San Antonio en las obras de literatura, es habitual en las obras del género chico o costumbrismo. Es por esta popularidad por la que se suele insertar en escenas de la literatura de finales del siglo XIX, o comienzos del XX. Es tradicionalmente una de las primeras verbenas del año, tal y como rezan unos versos del libreto de las “Leandras” de Antonio Trueba: “La primera verbena que Dios envía es la de San Antonio de la Florida” (Estrenada en 1931 en el Teatro Pavón). Es frecuente que aparezca la verbena, o su ambiente, reflejada en canciones populares, bien sean mazurcas (como en el caso de “Luisa Fernanda” en su popular mazurca de las sombrillas), zarzuelas y de protagonista absoluta al libreto de Eusebio Siena “San Antonio de la Florida” con música de Isaac Albeniz (estrenada en el Teatro Apolo). LA ERMITA La Ermita de San Antonio de la Florida, declarada Monumento Nacional en 1905, es un pequeño museo con significado muy especial. Al valor artístico de las pinturas murales que la decoran, realizadas por Francisco de Goya en 1798, se suma el valor conmemorativo que le confiere el albergar los restos mortales del artista. Hasta 1929, en que se transfiere el culto a una ermita gemela construida a su lado para preservar el valor artístico de los frescos de GOYA, fue el centro de una de las tradiciones más antiguas y arraigadas de Madrid: la devoción a San Antonio de la Ribera del Manzanares. Útil, muy útil San Antonio de Padua para encontrar las cosas perdidas. RESPONSORIO A SAN ANTONIO DE PADUA Si buscas milagros, mira: muerte y error desterrados, miseria y demonio huidos, leprosos y enfermos sanos… El mar sosiega su ira, redímense encarcelados, miembros y bienes perdidos, recobran mozos y ancianos… El peligro se retira. Los pobres van remediados… Cuéntenlo los socorridos… díganlo los Paduanos. El mar sosiega su ira, redímense encarcelados, miembros y bienes perdidos, recobran mozos y ancianos… Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo. (…)

LA AMISTAD

“Quien tiene un amigo, tiene un tesoro”. Esto es cierto. Yo tengo muchos amigos y sé bien que la amistad es una relación afectiva entre dos o más personas y una de las relaciones interpersonales más comunes que la mayoría de las personas tienen en la vida. La amistad se da en distintas etapas de la vida y en diferentes grados de importancia y trascendencia y nace cuando las personas encuentran inquietudes comunes. Hay amistades que nacen a los pocos minutos de relacionarse y otras que tardan años. Puede haber y hay otro tipo de relaciones amistosas. Por ejemplo, algunas personas catalogan como amistad a su relación con un perro, no en vano a éste último se le conoce, y con razón, como «el mejor amigo del hombre». También se puede dar la amistad incluso entre dos o más animales de especies distintas, aunque es una relación sin el uso del razonamiento y la libertad de pensamiento humano. ¿Se puede buscar la amistad de una persona, sólo por interés? Sí, pero hay distintas clases de interés. El interés que lleva a alguien a utilizar al otro para su propio beneficio que, a mi modo de ver, abunda bastante. Otra clase de interés es el que nace de la necesidad de relacionarse anímicamente con alguien. Los seres humanos nos hacemos y nos deshacemos en función de los otros, los demás. La soledad no es nada rentable y, claro, de ahí viene eso de que “no es bueno que el hombre esté solo”. Tal vez, de ahí viene también el egoísmo masculino, el egoísmo de algunos hombres que piensan que todo les es debido, que lo merecen todo. Consecuentemente, la amistad entre un hombre, de los de esta clase, y una mujer no existe, según ellos. De la amistad entre dos hombres no hablo. Las mujeres, por otra parte, somos algo distintas y capaces de una mayor generosidad. No todas claro, hay una clase de mujeres a las que yo califico de “brujas” por no utilizar un calificativo peor, que carecen de empatía, de esos sentimientos altruistas, que se les supone a las mujeres por tener la obligación de cuidar de la prole. La amistad entre mujeres pasa por una relación de solidaridad de la que una de las partes también puede aprovecharse. Otra cosa es que hablemos de verdadera amistad, cuando ambas partes comparten una relación igualitaria. A mí me han fallado algunas personas a lo largo de la vida, me refiero ahora a una “amiga” de muchos años y no quiero hablar de ello, pero no tengo más remedio. Y me refiero a la evolución humana porque, como todos sabemos, hay personas que evolucionan y otras que se estancan, y la AMISTAD, al igual que el AMOR, sin afinidad intelectual, nunca podrá existir de verdad. Sin embargo, tengo el caso de un amigo, un verdadero amigo, con el cual se puede conversar de lo divino y de lo humano, que, hoy por hoy, todavía no me ha fallado. . Hay algo que siempre me he gustado y es hacer nuevos amigos. HACER NUEVOS AMIGOS es como explorar nuevos mundos. Hay etapas en las que no tienes tiempo para atender tantos compromisos, pero hay que ser fuerte y no arrugarse ante lo desconocido. Lo mejor siempre está por venir. Hoy hablo de la amistad, otro día puede que hable del amor, que son dos cosas diferentes. Forneas

LA FERIA DEL LIBRO

____________________________________________________________________________________ “””Por muy grandes y profundos que sean los conocimientos del hombre, el día menos pensado encuentra en el libro que menos valga a sus ojos, alguna frase que le enseñe algo que ignora. “”” Mariano José Larra .____________________________________________________________________________________ La Reina inauguró la 72 edición de la Feria del Libro de Madrid, una de las citas culturales más importantes del año y donde la industria editorial ve una oportunidad contra la crisis para paliar los descensos de ventas de los últimos años. Bajo el lema “El libro es la respuesta”, editores y libreros han decidido que en esta edición se haga una especial defensa a favor del libro en papel y de las librerías, sin olvidar la importancia de las nuevas tecnologías en la lectura; por ello, incluye por primera vez un pabellón sobre libros y contenidos digitales. Han pasado varios días y, hoy,8 de junio, me he acercado a la Feria para ver de comprar un libro sobre el amor que acaba de publicar la Editorial Alfaguara, “La invención del amor”, de José Ovejero, pero me ha sido imposible porque había demasiada gente. Grandes colas para lograr la firma de nuestro autor preferido, un altavoz que no deja de anunciar que en tal caseta firma Periquito Pérez y en tal otra Paquito Maravilla. Yo me quedo con el recuerdo de haber visto a Joaquín Leguina, el expresidente de la Comunidad de Madrid, tertuliano y autor de libros, y quiero dejar constancia de la buena impresión que me ha causado. En mi opinión, se puede ser de izquierdas o de derechas, pero lo que hay que ser es coherente con las ideas y, sobre todo, tener sentido común. Hacía veinte años que no visitaba la Feria (mejor dicho diecinueve) desde aquel 1994 en que publiqué mi primer libro “Toros en Madrid” y vendí y firmé, in situ, 30 ejemplares. No lo he olvidado, pero me es imposible explicar la sensación que se tiene al publicar el primer libro y firmar ejemplares en la Feria del Libro de Madrid. La primera vez que se celebró la feria, denominada Feria del Libro, fue del 23 al 29 de abril del año 1933 y se ubicó en el Paseo de Recoletos. Estaba organizada por los libreros madrileños. Desde entonces se han celebrado setenta ediciones llegando a exponer más de 300 casetas con diferentes temas. No fue hasta la cuarta edición, en 1936, que la Feria tomó carácter oficial. Sin embargo, el estallido de la Guerra Civil trajo su suspensión. La quinta edición no se convocó hasta1944, mudando su época de celebración a finales de mayo y principios de junio. Desde ese año, sería el Instituto Nacional del Libro Español el encargado de la organización del evento, que pasó a denominarse Feria Nacional del Libro. La localización de la feria seguía siendo la misma, el Paseo de Recoletos. En años sucesivos, la feria viajaría a diversas ciudades españolas, alternándose con alguna suspensión, como las ediciones de 1950 o 1954: en 1946 y 1952, a Barcelona, en 1948, a Sevilla. En la década de los sesenta, se van creando ferias del libro en otras localidades españolas, a imagen de la de Madrid. En 1967, la feria se desplaza al Parque del Retiro, concretamente al Salón del Estanque. En 1970, siempre dentro del Retiro, la ubicación elegida es la zona situada entre el Paseo de Coches y la tapia del entonces Parque Zoológico. En 1979, la feria es trasladada al Palacio de Cristal del Buen Retiro, con un gran fracaso de asistencia, por lo que vuelve al año siguiente al Retiro. La de 1981 fue la última edición organizada por el Instituto Nacional del Libro Español, pasando a serlo por una comisión inter gremial de libreros, editores y distribuidores. En 1982, la feria adopta su denominación definitiva: Feria del Libro de Madrid. Forneas

Wonderful Copenhaguen

“To be or not to be. That is the question”. Como todo el mundo sabe, ésta es una cita del “Hamlet” de William Shakespeare. Con este príncipe de Dinamarca me he encontrado yo recientemente en Elsinore, al releer una información turística sobre el castillo de Kronborg y al viajar a Copenhague para olvidarme un poco de mi ajetreada vida en Madrid. El primer día, climatológicamente hablando, fue de esos que hay que decir: “What a lovely day,today”, pero luego… Sí acabo de regresar de Copenhague tras vivir una serie de peripecias que si bien me han hecho más fuerte, me gustaría no haberlas vivido. Para ir a la T-4 me tocó un taxista que no sabía dónde estaba, así que se puso a dar vueltas y a subir el contador, a pesar de advertirle que por ahí no se iba a la Terminal de Iberia. Eso, eso, Iberia Express que dicen que es “low cost” y sí, ya, ya, te cobran un montón y encima tienes que pagar 30 € por maleta; luego llegas al avión y no te debes extrañar al encontrar todos los compartimentos superiores llenos de maletas y maletones, y a la vuelta otros 30 € y el avión lleno de personas y maletas porque sólo hay uno al día. Ya en Copenhague, que sí, que es bonito, pero triste. Muestra un pasado sólido y un futuro prometedor, pero un presente triste que me recordó a Varsovia. Digo “triste” porque he visto poca gente caminando por las calles y no eran gentes alegres, ni siquiera los que iban en bicicleta que esos sí que eran muchos, ya que dicen que allí hay más bicicletas que habitantes y que en Dinamarca hay dos reinas: la reina Margarita y la bicicleta. Una cosa que no quiero que se me olvide es el servicio de autobuses turísticos “Step on Step off”. Te venden un billete por 30€ (precio oficial de los catálogos) pero te dicen, me dijeron, que podía montar tanto en la línea roja como en la amarilla, que tienen itinerarios distintos. Luego resulta que no, que si quieres viajar en la línea amarilla tienes que volver a pagar otros 30 €. Para colmo de males, la línea roja que es la que va a la sirenita (mermaid) te deja tirada porque te has pasado un minuto del tiempo que te han dado para bajar y hacerle una foto. Claro que, como no hay mal que por bien no venga, este episodio sirvió para comprobar que el conocimiento del idioma inglés sirve para poco, pero sí para algo y sirvió para llegar hasta un autobús urbano que nos dejó en el Tívoli (parque temático muy interesante) y así conocer la existencia de un restaurante español llamado “Biscaya”, ubicado en los alrededores, donde te dan una tortilla de patatas y una ensaladilla rusa muy aceptables. Ahora bien, si quieres acercarte a Hans Christian Andersen tienes que ir a Odense, pero no hay que dejar de visitar la fábrica de porcelanas Royal Copenhaguen, que aparecía en una película que yo he visto. Probablemente era “Topaz” y digo probablemente porque hay otras, también rodadas en Dinamarca, que también he visto, y mi memoria me dice que no, que tiene que ser “Topaz”. Estas otras películas son “Cortina Rasgada” con Paul Newman y Julie Andrews y la titulada “El príncipe y yo” con actores no conocidos del gran público que, desde luego, es muy mona, pero no tiene nada que ver con las porcelanas Royal Copenhaguen. Dinamarca es un país soberano miembro de la Unión Europea, situado en el norte de Europa, que conserva su moneda, la corona danesa, aunque pertenece al Mercado Común. Es el más meridional de los países nórdicos y también el de menor extensión. Oficialmente, el Reino de Dinamarca (en danés: Kongeriget Danmark) es una comunidad integrada por tres partes autónomas, la propia Dinamarca y sus dos territorios de ultramar o territorios dependientes, Groenlandia y las Islas Feroe. Su capital y ciudad más poblada es Copenhague que se encuentra en la isla Selandia. Dinamarca forma parte de Escandinavia y sólo tiene frontera terrestre con Alemania, aunque desde 1999 está unido por carretera y ferrocarril con Suecia, a través del puente de Oresund. El territorio danés está compuesto por la península de Jutlandia (Jylland) y por 407 islas de las cuales 79 están habitadas (2009). Dinamarca cuenta con 7.314 km de costas y está totalmente rodeado por el mar del Norte y el mar Báltico, a excepción de Jutlandia, que le une al continente europeo. Las principales islas danesas sonSelandia (Sjælland), Fionia (Fyn), Vendsyssel-Thy, Lolandia y Burgundia, la más alejada del archipiélago danés. Esta posición ha dado a Dinamarca, históricamente, el control sobre el acceso al mar Báltico. ¡Hasta pronto! Forneas

UNA BIRRA, PLEASE

La más antigua fábrica de cerveza existente en el mundo está en funcionamiento desde 1040, la Bayerische Staatsbrauerei Weihenstephan en Freising. La cervecería más antigua de un monasterio en el mundo se encuentra en el Monasterio de Weltenburg cerca de Kelheim, está en funcionamiento desde 1050. Ambas fábricas están situadas en Alemania. El 17 de octubre de 1815 el conde de Moctezuma de Tula y de Tultengo otorgó licencia para establecer la fábrica de cerveza Santa Bárbara en la calle Hortaleza nº 2. Así nace “Santa Bárbara” Benito Pérez Galdós en los “Episodios Nacionales, ya nombraba la cerveza “Santa Bárbara” “…su almuerzo, el cual según observé, era el mismo todos los días. En la propia mesa de su despacho le sirvieron una chuleta con patatas, una ración de queso Gruyère y un vaso de cerveza Santa Bárbara, cuando vino el mozo del café a recoger el servicio, don Francisco pagó de su bolsillo y seguimos trabajando”. En el año 1900 se abre el primer despacho de cerveza en la propia fábrica y fue en abril de 1947 cundo abrió sus puertas la Cruz Blanca en la calle Alcalá 149, ubicada en el edificio conocido como Casa de las Bolas que era Alcalá, 145-147-149, proyectado por el arquitecto Julián Marin en la última década del siglo XIX y de construcción neomudejar.. Posteriormente alrededor del año 1965, el despacho fue remodelado y el 26 de mayo de 1966 se abrió la CERVECERIA SANTA BARBARA que todavía hoy se ubica en la plaza Santa Bárbara de Madrid Todavía no existía la moda de las tapas actuales, pero entonces también te ofrecían exquisiteces como la banderilla boquerones en vinagre con aceitunas o las patatas fritas de calidad, un pincho de tortilla española y cosas así. El consumo de cerveza en España, en 2012, ha descendido un 1,5 %, aunque se han mejorado las exportaciones, Y eso que hemos adoptado la Oktober Fest ( Fiesta de la Cerveza que se celebró por primera vez en Munich. Hoy se celebra en Madrid, Salamanca, Fuengirola, Mallorca y algo más. Forneas

ROMANTICISMO

Ayer fue el Día de los Museos. Me enteré porque fui al Museo Nacional del Romanticismo, situado en la calle San Mateo, 12 de Madrid, y no me cobraron la entrada. Ya había previsto esta visita la semana anterior, pero la climatología esta primavera en Madrid está tan desequilibrada que no pude ir. Me llevó allí mi afán por investigar algo más el período conocido como el Romanticismo (Español) y más concretamente Mariano José de Larra por si puedo incluirlo en la novela histórica que estoy escribiendo y que mi salud me ha impedido acabar, por el momento. Y sí, descubrí que Dolores Armijo, la amante de Larra, la “bella traidora” que le causó la muerte porque Larra se suicidó justo después de entrevistarse con ella, devolverle sus cartas y negarse ella a volver con él, en aquellos entonces de 1837, era ya lo que se dice un matrona; bella, pero matrona. Y si no me creen vayan al Museo Nacional del Romanticismo y descubrirán, en la sala XVII, el cuadro de Dolores. Luego pasé por el Café del Jardín del Museo que es un remanso de paz en el corazón de Madrid. En él puedes desconectar, relajarte o charlar, mientras degustas café o té o saboreas tartas caseras. Yo tomé una tarta de calabacín con limón realmente fascinante. No pude evitar viajar con la imaginación al Romanticismo, ya que esta vivencia me transportó al JARDIN DE LAS DELICIAS, abierto a mediados del Siglo XIX, en el paseo de Recoletos. Presentaba por su situación geográfica un punto de recreo lleno de amenidad. Era pequeño, pero bonito. Una buena fonda y café, anejos al jardín proporcionaban a la concurrencia toda clase de refrigerios de buena confección y bien servidos. Una buena música amenizaba el paseo y podía servir para bailar. Nota: Sí, ya sé que “El jardín de las Delicias” es también una obra de El Bosco, siglo XV. Considerada como una de las obras más fascinantes y misteriosas de la historia del arte, el cuadro forma parte de los fondos de la exposición permanente del Museo del Prado de Madrid, donde ingresó como depósito del Patrimonio Nacional en 1939. Forneas

De entre la paja (nueva novela de Ana María Forneas)

“DE ENTRE LA PAJA” es la nueva novela de Ana María Forneas, mi hermana. Abelardo es un taxista padre de dos hijos varones. Este hombre, producto de un desliz, fue concebido en un pajar de un pueblo de la Castilla rural y deprimida, en un día de fiesta con comida, bebida y desmadre. Allí, de entre las pajas, surge un hombre bueno que busca mejorar el porvenir de su familia a base de esfuerzo y trabajo. Es un hombre romántico, extraño, débil, carece de cultura, pero tiene un arraigado espíritu de perfección. Abelardo ha tenido dos amores: Eloísa y Manuela. Eloísa, amiga de su madre y su madrina de bautismo, fue también su gran amor y la persona que le enseñó a descubrir el sexo. Manuela es la mujer que él eligió como madre de sus hijos. Esta es una novela de personajes masculinos: Abelardo y sus dos hijos, cuyas personalidades rudas y sofisticadas a la vez nos permiten ver a los hombres actuales de una manera más clara y hasta nítida. Y es también una novela de personajes femeninos: las hermanas: Julieta y sobre todo Felicia, una mujer de verdad con todos los atributos. Ana María es periodista, doctora en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Esta es su segunda novela, la primera “Préstame el Sombrero” (Romance en Lugo ) la publicó en mayo de 2012.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer