LOS TESOROS DE MADRID

Me escapé. Sí, hice una escapada a Talamanca de Jarqama (Madrid) para recordar viejos tiempos. El primer lugar que yo visité cuando estrené el carnet de conducir fue El Pardo, ese lugar donde estaba ubicado el palacio del mismo nombre que solo pude visitar una vez muerto el general Franco. Me lo recomendaron porque era de fácil acceso para una principiante. Y yo diría que Talamanca del Jarama fue casi el segundo.

Talamanca es hoy la misma, no ha perdido su esencia, su belleza y sigue siendo un refugio gastronómico. Ahora bien, toda la zona se ha llenado, más todavía, de chalets unifamiliares. En eso sí que ha cambiado. Pero aquel restaurante que yo conocí y cuya tortilla de patatas recordaba sigue allí al pie de la carretera. Hoy está muy mejorado y tiene un parking en frente. Se llama “Casa Plácido”
y sigue teniendo unas magníficas patatas (fritas en esta ocasión) que parecen gallegas. Por cierto, comí salmorejo, chuletas de cordero (muy buenas) acompañadas de unas excelentes patatas fritas, y de postre… arroz con leche.

Talamanca del Jarama es un municipio de la Comunidad Autónoma de Madrid. Se extiende sobre la comarca natural de la Campiña del Henares y por él discurre el tramo medio del río Jarama. Tiene una población creciente de 3.371 habitantes , según datos de la Wikipedia (año 2015). La villa posee un patrimonio histórico-artístico y en ella se conservan los vestigios de su pasado.

El primer elemento de su término municipal, que se encuentra documentado con efectos históricos, es un camenterio romano. El rastro más destacable de esta época es el Puente Romano que, aunque fue reconstruido en la Edad Media, en su parte más antigua data del siglo I o II y era entonces una construcción importante que permitía cruzar el río Jarama. Durante la época andalusí, Talamanca de convirtió en uno de los núcleos urbanos y militares más destacados. Además, Talamanca fue una ciudad visigótica de cierta importancia. Recientemente se halló en el centro del pueblo, en la plaza de la Constitución, junto al Morabito una necrópolis visigótica integrada por sepulcros sofísticadamente elaborados en ladrillo. Dicho sea de paso, pero oportunamente, el rastro visigótico de la Comunidad de Madrid es muy escaso.

Situado en la Plaza Mayor de Talamanca del Jarama, nos encontramos con una construcción del siglo XIII que se conoce con el nombre de el “Morabito”. De estilo románico-mudejar, se trata de los restos de lo que antes sería una iglesia de cuya nave no queda absolutamente nada, perdurando en la actualidad el ábside semicircular y un pequeño tramo recto con un arco triunfal. Su construcción está formada por muros de mampostería con cantos rodados y cimientos de piedra y tanto el exterior como el interior se encuentran revestidos con ladrillo.

Talamanca de Jarama ha servido de escenario para distintas producciones cinematográficas. Es el caso del filme Alatriste (2006) que utilizó varios edificios de la localidad en algunas de sus localizaciones. Otras producciones internacionales que se han rodado en todo o en parte en esta localidad son Conan, el bárbaro, Farinelli, il castrato y también se han rodado conocidas películas españolas como Abuelo made in Spain, y El bosque animado. La localidad es la protagonista absoluta del cine rodado en la región y acumula de hecho más de 130 largometrajes en su haber.

La Comunidad de Madrid tiene muchos tesoros. Esto es solo una pequeña muestra.

¡Hasta pronto Talamanca!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer