LA VIRGEN DE MADRID

En el año 1983, el 13 de febrero, publiqué en el periódico “YA”, un reportaje titulado “LA VIRGEN DE MADRID”, reportaje de hoy resucito acicateada por la cercanía de la fiesta de la Almudena, la patrona de Madrid e invito a los posibles lectores a completarlo con investigaciones recientes. Hay algunas pistas en Google, pero poco claras y definitivas.
LA MADONNA DE MADRID
Por un lado tenemos la Madonna de Madrid, que ha vivido siempre en clausura y es objeto de devoción de la comunidad de monjas de Santo Domingo, la primera comunidad de monjas de clausura que hubo en Madrid, en su casa de la calle Claudio Coello. El origen y procedencia de esta madona son muy inciertos para la mayoría de los que han escrito sobre ella, ya que no existe prueba o documento alguno que lo especifique. Por eso, algunos dicen que fue una donación personal de Santo Domingo a la comunidad de religiosas con ocasión de su visita a Madrid en 1218. Otros afirman que fue el pueblo de Madrid, en los tiempos de la fundación del primitivo convento de Santo Domingo el Real, quien hizo entrega a las monjas de esta primitiva imagen de la virgen. Sin embargo, la mayor parte de los que han escrito sobre esta imagen están de acuerdo en considerarla como un regalo de Fernando III, el Santo, quien tomaba a este convento bajo su real protección en 1223.

NUESTRA SRA. DE MADRID
En la Iglesia de Nuestra Sra. De Madrid, del Hospital Provincial, de la calle doctor Esquerdo, en el lado de la epístola del presbiterio y sobre un dosel, se halla colocada, la imagen de Ntra. Sra. De Madrid que fue trasladada en 1968 desde la capilla del antiguo Hospital General, que tenía su entrada por la calle Santa Isabel. (Hoy esta imagen parece ser que se encuentra en la parroquia de San Vicente Ferrer y el próximo domingo me acercaré a confirmarlo)

Las primeras noticias que tenemos de esta imagen datan del Año 1582. Por una “relación” de Lorenzo de Mendoza, impresa pero sin año ni pie de imprenta, depositada en la sección de manuscritos de la Biblioteca Nacional, sabemos que el año 1582, siendo Corregidor don Luis Gaitán de Ayala se cometió el hurto de una imagen de Nuestra Señora, cuya hermosura del rostro y las manos era singular. Cuenta dicha relación que la imagen fue sacada de la ermita donde se encontraba y escondida cerca de un arroyo. Más tarde fue aserrada por el pecho y los hombros y se le separó la cabeza del resto del cuerpo, las cuales fueron montadas en otra talla que fabricó el propio ladrón. De vuelta a Madrid alquiló éste un cuarto en la calle de la Concepción Jerónima y colocó la imagen en la ventana con un instrumento de música en las manos. De esta forma cuantas personas pasaban por la calle se sentían atraídas por la belleza de la señora y por la música que, aunque interpretada por el ladrón, parecía proceder de ella y subían al piso para comprobar de cerca el “prodigio”. Es decir, convirtió a esta imagen en un reclamo para sus poco claros negocios. Pasado algún tiempo el corregidor recuperó esta talla y el ladrón fue condenado a galeras.

Se decidió entonces, como desagravio,depositarla en el Hospital General y, más tarde, a mediados del siglo XVII, Madrid la tomó por patrona. Durante el siglo XVIII se continuó la tradición. Interrumpida por la Guerra de la Independencia, se reanudó en los últimos tiempos de Isabel II. En el siglo XX y terminada la Guerra Civil de 1936 se volvió a celebrar el culto a esta imagen, según el testimonio recogido por don José Castillo Escudero, uno de los capellanes del Hospital Provincial de Madrid y rector de la iglesia de Nuestra Sra. De Madrid donde se guarda actualmente la imagen. Sin embargo, en el año 1968 concluyó esta bella tradición, olvidándose de Nuestra Sra. De Madrid, los madrileños y hasta el Ayuntamiento de la Villa.

LA DONA DE MADRID

Es una copia de la Madona de Madrid que se custodia en el Convento de las Dominicas de la calle Claudio Coello y su fiesta se celebra el día 2 de febrero. La Dona de Madrid fue tallada ex profeso para presidir la parroquia de Nuestra Sra. de Madrid, (anteriormente Santa Teófila de Antioquía) situada en el Paseo de la Castellana 207. Este título de parroquia de Nuestra Sra. De Madrid lo ostenta sólo desde el 7 de julio de 1957 y le fue dado por el arzobispo de Madrid-Alcalá, al no existir en la zona ninguna iglesia dedicada a la Santísima Virgen.
En noviembre de 1982 Su Santidad Juan Pablo II bendijo la primera piedra del nuevo edificio de esta parroquia de Nuestra Sra. de Madrid que se construirá justo al lado de la actual ubicación.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer