RESEÑA

Tengo que agradecerle a Antonio J. Rojo Sastre que haya escrito una novela titulada “Los peluqueros de Salamanca”, Ediciones Endymion S.L., Madrid, 2012. Es una novela que trata de la guerra civil española de 1936 y sólo en las últimas páginas (muy pocas páginas) aparecen detalles escabrosos. Se trataba de dar noticia del fin, a manos de los indios, del villano Lisardo Doval en la selva de la frontera entre Panamá y Colombia.
Los protagonistas y héroes de esta historia, Demetrio y Elena, es decir, los peluqueros de Salamanca, nacen y se forman en Béjar, allí mismo aprenden peluquería, se apuntan al Partido Socialista, se casan y se van a vivir a Salamanca. Regentan una peluquería que es un centro de espionaje y conspiración, pero ellos ya no son socialistas porque se han apuntado a la Falange y trabajan para Serrano Súñer (personaje real que tiene un apartado especial en la novela). Aparece Lisardo Doval en sus vidas, entonces comandante de Servicios Especiales, conminándoles a presentarse ante él y dada su fama de torturador sanguinario, nuestros protagonistas escapan a la zona republicana y viven diversas peripecias hasta que, finalmente, y desde Cartagena, embarcan para Marsella. Entre unas cosas y otras Elena, (Lenita) se queda embarazada y tiene un niño, Luis.

Esta novela tiene las características de un cuento: Elena y Demetrio, en un solo día, encuentran casa y trabajo en Salamanca, lo cual visto desde el presente es un detalle casi mágico. Luego, en zona republicana, ella se hace enfermera y Demetrio llega a ser teniente de caballería, unas heridas de guerra le permiten la licencia y abandonar España justo a tiempo. Tiempo después, ya en Francia, y con la ayuda del tío indiano de Demetrio, se aprestan a partir para Venezuela; ahora bien, para ello tienen que cruzar Francia, en 1939, y lo hacen como si se tratara de un viaje turístico. Un ejemplo de lo que digo es que, en su visita a Limoges, Lena compró seis platos que les acompañaron a Venezuela. Y, para que no les falte de nada, consiguen cambiar la moneda española a francos franceses.

Es una historia interesante y más después de todo lo leído sobre la guerra civil española. Forneas

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer