Adela&Viki, trajes de baño sin necesidad de Photoshop

El día que Adela Penedo y Victoria Orgaz decidieron retomar su marca de trajes de baño lo hicieron con un fiel compromiso con las “mujeres reales”. Mujeres como ellas. Mujeres que demandaban una solución que les permitiera sentirse cómodas, seguras y libres de complejos. 

Así arranca el ¿Quienes Somos? de la web principal de esta firma de traje de baño surgida gracias a el tesón de estas dos empresarias quienes han querido implementar una nueva forma de concebir la moda de baño que ha democratizado y revolucionado el mercado gracias a la introducción del shapewear desde una perspectiva ‘chic’. Moda de baño sencilla y elegante al alcance de cualquier bolsillo.

Profesionalmente estoy de acuerdo con todo el conjunto de materiales y valores de la firma, pero personalmente no con él concepto de “mujeres reales” puesto que la realidad de una mujer no se mide en base a una talla. El momento de enfrentarse a el traje de baño es difícil para el 99% de todas las mujeres y más ahora donde a través de las redes sociales hay un continuo bombardeo de cuerpos perfectos modelados a base de gimnasio, genética o bien mediante el uso abusivo de los retoques.  Culo perfecto, vientre plano, abdominales marcadas, dientes más blancos y cero arrugas….

El bisturí en las redes se hace patente cada vez más y las inseguridades al ver nuestro cuerpo real frente a un espejo se incrementan.  Todos los modelos de Adela y Viki, incluyen un forro reductor y se diseñan a partir de un patrón de corsetería que estiliza y modela la silueta femenina en función del tipo de cuerpo y las necesidades de cada mujer (ocultar la tripa, realzar o disimular el pecho, elevar el trasero…) sin importar cuál sea su talla.  Las tallas van desde la XS, equivalente a una 38/40, hasta la XL, equivalente a una 54.

A la hora de seleccionar un modelo de baño es primordial tener claro el uso de este ya que, aunque el diseño es importante, lo fundamental es tener claro que una vez que los tejidos entran en contacto con el agua estos inevitablemente se dan de sí o bien se adaptan al cuerpo actuando en forma de faja, estilizando así la figura. Este material sin duda es la lycra y para que esta funcione debe de ser de gran calidad. 

Ya es verano, es momento de tumbarse al sol y sobre todo es el momento de que empecemos a entender que la perfección no existe y más vale cinco gramos más en el cuerpo que cuatro neuronas menos en el cerebro. 

Si queréis más información no dudéis en poneros en contacto en el correo electrónico: info@adelayviki.com

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer