¿CÓMO ACTUAR FRENTE A LA ALERGIA ESTACIONAL?: PRODUCTOS NATURALES

¿QUÉ ES LA ALERGIA?

Una reacción alérgica es una reacción de nuestro organismo frente a ciertos factores externos en la que nuestro organismo se defiende frente a esos cuerpos extraños. Las alergias son reacciones exageradas de nuestro organismo, en la que el sistema inmunitario pone en marcha ciertas reacciones de hipersensibilidad, cuando estos cuerpos extraños o alérgenos se inhalan, se tocan o se ingieren.

El sistema inmunitario reacciona y produce anticuerpos. Se producen unas sustancias llamadas histaminas, que son las que provocan los síntomas de las alergias. Las alergias son repetitivas por que el organismo tiene memoria y cuando ha habido una reacción alérgica una primera vez, es muy fácil que se repita esta reacción y mucho más exagerada cuando se esté en contacto con el alérgeno de nuevo.

No todas las alergias son iguales, de hecho pueden afectar a diferentes órganos, digestivos, respiratorio, cutáneas, incluso puede tratarse de una combinación de varias afecciones. Puede variar el tipo de respuesta, si más inmediata o reactiva a más retardada, y dependiendo del tipo de alérgeno, la reacción será diferente, alimentaria, fármacos, químicos, minerales o metales, animales…

La reacción alérgica también depende del estado de salud de cada persona, no es lo mismo una persona débil inmunitariamente, o con un estado de salud más precario o con ciertos factores hereditarios. Es por ello es muy importante que el estado inmunitario tenga un componente.

Por lo que para solucionar el problema de las alergias es importante eliminar el contacto con el alérgeno pero también es necesario restaurar el sistema inmunológico. ¿En verano mejoran? Sí, ya que el periodo de polinización disminuye, sin embargo el calor y la sequedad aumenta el incremento de polvo y eso puede igualmente producir los mismos síntomas.

Las alergias alimentarias pueden, sin embargo, aumentar ya que se aumenta el consumo de frutas, por ejemplo.

SOBRE LAS ALERGIAS ALIMENTARIAS

Debemos diferenciar que son las alergias alimentarias de lo que son intolerancias alimentarias. Cuando hablamos de alergia es cuando al ingerir estos alimentos el organismo reacciona de forma que aparece la reacción histamínica. No es lo mismo en la que una intolerancia alimentaria produce una dificultad en la asimilación o digestión de ese alimento, que puede ser por alguna deficiencia.

Las alergias alimentarias son peligrosas, sobre todo porque se hipersensibiliza el organismo a este alimento y la segunda reacción puede ser mucho más exagerada. Es importante saber que pueden ocurrir alergias cruzadas. Estas son las que aparecen a alimentos diferentes de los que conocemos que somos alérgicos, pero producen la misma reacción, incluso puede ser una alergia cruzada a otra sustancia. Para ello es necesario eliminar de la dieta todos estos alimentos, y los cruzados que puedan provocar.

Por ejemplo, se puede tener alergia a algún alimento y del mismo modo al contener moléculas similares, pueden ser provocadas por un polen o alimento vegetal. Es muy habitual, por ejemplo, la alergia a las gramíneas y a su vez a frutas como el melocotón, albaricoque, manzanas, almendras o cerezas. La alergia al abedul cruzada con avellanas, nueces, almendras y otros frutos secos.

ALERGIA AL POLEN

Es mucho más frecuente en inviernos secos en que la floración se adelanta al aumentar la temperatura ambiental y la humedad, sobre todo los días de viento en la que el polen se disemina con más facilidad.

La reacción más típica es picor, estornudos, rinitis, tos, ojos irritados… Del mismo modo puede aparecer rash cutáneao, aumentan los problemas eczematicos, la psoriasis, el inflamaciones cutáneas. Es imprescindible muchas veces que debamos tomar antihistamínicos, fármacos que ayudaran a disminuir esta reacción alérgica, por otra parte incluso corticoides. Sin embargo, podemos ayudarnos con algunos tips y productos naturales que ayudaran a disminuir esa reacción alérgica.

DILUIR EL ALÉRGENO

Para ello es aconsejable mantener el organismo hidratado. es aconsejable para ello beber agua en abundancia.

Por otra parte, la reacción histamínica produce una mayor sequedad en el organismo y al mantenerlo hidratado conseguimos que se disminuya la reacción.

MODIFICAR LA DIETA

Es muy habitual que algunos alimentos produzcan más reacción alergénica, por ejemplo. Disminuir la ingesta de lácteos, o el contenido en lactosa son alimentos pro-inflamatorios, alimentos como el tomate, los guisantes, o el trigo, y los alimentos con gluten vuelven a ser alimentos que tienen más incidencia a las alergias.

Otros alimentos como el huevo, más concretamente la yema, las carnes rojas o los moluscos que tiene un alto contenido en acido araquidónico. De hecho, eliminar los alimentos más reactivos de forma paulatina que pueden agravar esta reacción alérgica incluso al polen.

IRRIGACIONES NASALES E HIDRATACIÓN

La irrigaciones nasales o los baños nasales, son usualmente usados como soluciones a las alergias y a la alergia del heno. Estas van a ayudar a mantener libres de polen las fosas nasales y evitar que se “respiren profundamente”. Incluir un poco de vaselina mentolada en las fosas nasales, ayudara a modo de filtro al respirar el polen.

LAVARSE A MENUDO MANOS

Del mismo modo que las manos pueden ser vehículos para bacterias y virus también lo pueden ser para el polen, que sin darnos cuenta podemos tocar partes de la cara, como la boca, nariz o los ojos.

PROTEGER LOS OJOS

Las gotas oculares con ácido hialurónico van a ayudar a mantener los ojos hidratados y minimizar la reacción alérgica. las gotas oculares las aconsejó usarlas por la mañana y por la noche de forma regular cuando se tenga esa alergia.

Las gotas oculares pueden contener compuestos homeopáticos para ayudar a disminuir esta reacción alérgica. Usar gafas cuando se esta en el exterior, para evitar que el aire lleve las partículas de polen directamente a los ojos. No tocarse los ojos con las manos.

ALGUNOS REMEDIOS NATURALES

1) Quercetina

Este antioxidante que forma parte del grupo de los flavonoides ayuda a las personas con problemas de alergia estacional debido a que inhiben que el cuerpo segregue la histamina (altamente inflamatoria). Alimentos con alto contenido en quercetina son el ajo o la cebolla, el té verde, el vino tinto.

Este componente ayuda a disminuir la inflamación, la sinusitis y la congestión nasal e incluso la congestión ocular. Se aconseja una dosis de  200 a 400 mg tres veces al día.

2) Ortigas

La ortiga urtica dioica igualmente es muy útil en las alergias, sobre todo en la alergia primaveral debido al polen, y ayudará a disminuir la congestión nasal, el asma, la tos. Se suele tomar en infusión, con te verde, con limón, aunque también podemos encontrar extractos secos.

3) Butterbur  (Petasites hybridus)

O PETASITA es un arbusto que crece en el norte de Asia, Europa o Norte América. Es otro de los productos naturales más populares en el tratamiento de la alergia por polen.

El extracto de esta planta, se ha usado en la medicina tradicional asiática y norteamericana, para asma, resfriados, dolor de cabeza y migrañas. Actúa en cierto modo como lo hacen los mismos antihistamínicos, bloqueando los leucotrienos.

Los extractos naturales de esta planta pueden contener alcaloides por lo que es importante usar siempre que sea posible productos comercializados y estandarizados.

4) Carotenoides

Conocemos su acción y efectividad al observar que las personas que consumen alto contenido de alimentos ricos en carotenos, sufren menos problemas alérgicos, mejora el sistema inmunitario y a la vez y en consecuencia estos procesos alérgicos sobre todo la inflamación.

Algunos de los alimentos ricos en carotenos son los más coloridos, rojos, naranjas, azules, verdes, como pueden ser los albaricoques, zanahorias, calabaza, espinacas.

5) Ácidos grasos Omega-3

El omega 3 tiene una importante acción antiiinflamatoria, como el resto de ácidos grasos. Va a ayudar a disminuir la producción de prostaglandinas y citoquinas. Aunque no existen estudios, la experiencia sí indica su efecto en que ayuda a disminuir los síntomas de la alergia primaveral.

Se puede tomar en capsulas o en liquido, de aceite de pescado, o de semillas de lino.

5) Echinacea

Ayuda a mejorar el sistema inmunológico, y es uno de los productos naturales más efectivos en procesos de resfriados, gripes, en el que disminuye las rinitis y los síntomas de estas dolencias, del mismo modo va a actuar frente a las alergias.

6) Euphrasia officinalis

Esta planta es especifica para las alergias oftamológicas.

Sobre todo en gotas oculares, parecido a como actúa la camomila, va a ayudar a calmar los ojos, la irritación ocular, picor, rojez e inflamación ocular.

ACUPUNTURA

La acupuntura es una ciencia de origen asiático, es un remedio proveniente de la China, los primeros escritos y referencias son de hace más de 5,000 años.

En la acupuntura, se conocen ciertos puntos conocidos como “acupuntos” que ayudan a equilibrar la energía, son más de 300 puntos en el cuerpo y dependiendo de la técnica y el problema a tratar se aplican unas agujas muy finas, que presionan estos acupuntos.

El tratamiento de acupuntura suele ir acompañado de tratamientos naturales, tanto hierbas chinas como otras sustancias usadas en esta medicina tradicional china.

INMUNOTERAPIA

Esta técnica, actúa de modo similar como si fuera una vacuna frente al alérgeno, para ello los laboratorios preparan el fármaco con esas sustancias a dosis mínima.Es una opción cuando las alergias son frecuentes y es muy difícil evitar el contacto con estos alérgenos.

Las vacunas con esa dosis mínima. Se va inyectando de forma progresiva y regular, de modo que el organismo vaya reaccionando, como si de una habituación o adaptación se tratara. Es importante hacer un test de alergia antes, y el laboratorio especialista lo preparará de forma individualizada para evitar efectos secundarios como las alergias cruzadas.

HOMEOPATÍA

La homeopatía es un tratamiento que utiliza los similares a altas diluciones (muy diluido), de forma similar que lo hace la inmunoterapia, sin embargo de forma oral y siempre usando una variedad importante de sustancias en dilución centesimal, para tratar los síntomas que provoca la al.ergia

Igualmente debería ser una terapia absolutamente personalizada, jugando con las diferentes variedades de cepas de las sustancias, dosis, y diluciones.

Las cepas suelen ser las mismas que en dosis altas podrían provocar alergias.

POUMON HISTAMINA 9CH, alergia general.

URTICA URENS 5CH, picores.

EUPHRASIA 5CH, irritación ocular.

APIS MELLIFICA 5CH, picaduras.

ALLIUM CEPA 5CH, rinitis alérgicas.

KALIUM BICHROMICUM 5CH, rinitis espesas.

DROSERA 5CH, tos seca.

CALENDULA 5CH, heridas e irritaciones cutáneas.

MIS RECOMENDACIONES

PRANARÔM BIO ALLARFORCE ANTI-ALERGIA 21COMP

NASALKID ALERGIA SPRAY 20ML

INTERSA APROLIS RINI-STOP ROLL-ON 10ML

SYNACTIFS ISTAPROTECT BIO 20CAPS

BOIRON POLLENS 30 CH 30 DOSIS

SIMILASAN ALERGIA ALIVIO OCULAR GOTAS,.33 OZ

Responder a Más información Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.