CINTURA DE AVISPA

Es algo antiguo este nombre pero me ha parecido divertido volver a ponerlo. Esta manera de mencionar la cintura pequeña en comparación con el pecho y la cadera, nos recuerda los trajes y los corsés, fajas de hace muchos años.

Fue muy popular en el siglo XIX y XX (la moda comenzó sobre el 1870), ya que gracias a los corsés y las fajas se consigue esta cintura extremadamente pequeña, de avispa, ya que parece que el cuerpo este partido en dos, como las avispas que tienen dos partes. Hasta que gracias a las alertas de problemas de salud que estaba provocando y la tranquilidad que dio a muchas mujeres la liberación de ir totalmente encorsetadas.

Actualmente parece que vuelve la moda en una parte de algunas mujeres. La moda parece que esta de nuevo en alza. Quizás no tanto las cinturas encorsetadas, sino mucho más voluptuosas, aumentando extremadamente las caderas y el busto, y visualmente la cintura se ve mucho más pequeña. Por fortuna, no todo es real como lo era hace dos siglos, la ropa no lo es todo, también lo es el photoshop, no todo es como se ve en las redes sociales.

Por otra parte la evolución de la cirugía ha hecho que la cintura no sea tan pequeña en medidas, sino que sí lo es proporción con las caderas y el busto.

1.- ¿ES SANO USAR FAJA O CORSÉ?

Aunque sí podemos encontrar estos corsé de nuevo, por fortuna este tipo de piezas de ropa han cambiado mucho y algunos de los elementos que podían dañar han desaparecido, como pueden ser las varillas metálicas. Actualmente es más habitual encontrar varillas en los corsés en material plástico no tan rígido.

Las fajas son de tejidos elásticos como el spandex, un tipo de poliuretano, y también lo podemos encontrar en lycra o elastane.

2.- EJERCICIOS

Hay trabajos específicos para reducir la cintura, como pueden ser los efectivos que hagan fortalecer los músculos abdominales laterales y disminuir el contenido de grasas de la zona abdominal:

  • Twist o rotaciones con plataforma móvil o rotatoria
  • Flexiones laterales con peso
  • De pie con pesas en las manos, podemos ir doblándonos a un lado y al otro
  • Abdominales laterales, tocando la parte exterior del tobillo de cada lado
  • Abdominales oblicuos, levantando las piernas de lado
  • Planchas laterales

Por otra parte para que la cintura se vea más fina, debemos también mejorar la forma de la cadera, trasero y el pecho, por lo que igualmente las sentadillas, elevaciones de las piernas. Tonificar el glúteo, subir escaleras, correr, andar, yoga, pilates.

Aunque esta claro que algunos de estos ejercicios pueden lesionar la espalda por lo que es importante antes de forzar la cintura y el esqueleto debemos ir haciéndolo de forma progresiva hasta estar entrenadas y siempre parar cuando se siente algo de dolor.

Se pueden usar fajas para hacer ejercicios, que generalmente están realizadas en neopreno, estas aumenta la sudoración de la cintura.

3.- LLEVAR FAJA

Este tipo de faja, va a ayudar a que visualmente se vea más fina la cintura, sin embargo al quitársela  la cintura vuelve a la postura inicial. Eliminar agua es solo los que nos hace sudar. El efecto es igualmente temporal y no va a hacer adelgazar esta zona. Sin embargo, mientras se lleva la faja los músculos de esa zona no trabajan y por ello puede ocasionar atrofia de esta musculatura.

Estrujar el estomago puede hacernos evitar comer ya que la situación de tenerlo comprimido no nos deja digerir correctamente, nos llenaremos antes o tendremos esa sensación.

4.- Y LLEVARLA DESPUÉS DEL PARTO

Después del parto se suele recomendar para ayudar a soportar y alinear el abdomen, hasta que los músculos abdominales puedan de nuevo hacer su función de contención.

Incluso puede ayudar a que órganos como el útero vuelva a su estado inicial. Si se tiene una cesárea puede ayudar a que la cicatriz se cierre de forma correcta y hasta más rápidamente, no una faja de mucha compresión. Sin embargo en caso que la cicatriz este infectada o inflamada no se debe usar. También puede ayudar a mejorar la movilidad pero si la intención de usar esta faja es para adelgazar o disminuir la retención de agua, no va a actuar en esa dirección.

5.- CONTRAS DE LLEVAR FAJA

Principalmente es que no es lo más confortable ir totalmente con la faja. Puede dificultar la respiración de forma natural, disminuye la velocidad de respiración y la cantidad de aire que inhalamos y exhalamos.

Si llevas la faja todo el tiempo el músculo no hace esfuerzo, se hace más débil y no tiene la resistencia que tenía antes de llevarla. Del mismo modo si lo llevamos mientras estamos haciendo ejercicio no vamos a ejercitar esta zona.

Después del parto el suelo pélvico suele estar debilitado y se necesita un tiempo para recuperarse. Si usamos una faja para entrenar puede evitar que esa recuperación sea correcta e incluso empeorar la recuperación y provocar incontinencia.

Puede provocar meralgia parestesia al poder dañar el nervio que va hacia la ingle. Esta compresión puede provocar parestesia, cosquilleo y hasta dolor. Este síntoma era habitual en el siglo XIX con el uso de los corsé.

Dolor gastrointestinal: puede provocar problemas digestivos, ardor estomacal, reflujo gastroesofágico e irritación, y puede llegar al síndrome de colon irritable.

El mismo tejido puede irritar la piel y hasta infecciones por hongos.

Otros problemas en los órganos debido a la presión que evita que sea la función correcta, pueden ser en la vejiga, riñones o hígado.

Si entre los pros y los contras, se decide usar faja, es importante no usarla durante muchas horas. Lo ideal seria, si es para que quede mejor la ropa, solo en este momento o si es para sudar en este momento, nunca para dormir si es posible.

Ser lógico en el  momento de usar la faja, lo justo para poder sentirse sujeto pero no oprimido, poder respirar es importante …

6.- TIPS PARA REDUCIR LA CINTURA

Para reducir cintura, además de hacer ejercicio para eliminar lo que conocemos como el belly fat o el típico michelín, aconsejo eliminar unos alimentos concretos de la dieta e incluir otros que pueden ayudar a disminuir ese problema.

  1. Comer demasiado, a más cantidad nos engordamos y se nos acumula en la barriga, pero también comer mucho provoca que el estomago se haga más grande, las digestiones son más lentas, hay que intentar comer poco cantidad
  2. Digestiones lentas, provocan tránsito intestinal lento y ello provoca formación de gases, comer alimentos fáciles de digerir
    Podríamos añadir enzimas digestivas.
  3. Algunos alimentos por si mismos (los que debemos suprimir), mayoritariamente los que contienen azufre en el estomago y forman gases, para ello hemos de evitar bebidas gaseosas.
  4. Los chicles: puedes tragar aire, pero además los edulcorantes artificiales como los polialcoholes, el xilitol, manitol o sorbitol provocan la formación de gases
  5. Alimentos que de forma individual seamos intolerantes o tengamos más difícil digestión
  6. Por estrés o cambios hormonales.

Es por ello si queremos conseguir un vientre plano hay que enfocarse en contrarrestar estos 5 puntos anteriores. Además si añadimos alimentos que sean drenantes que ayuden a la eliminación de líquidos, mejorar si se sufre algún problema de estreñimiento y para ello podríamos aumentar el contenido de fibra.

En resumen, en nuestra dieta es evitar los alimentos que pueden provocar la formación de alguno de los puntos anteriores.

  1. Podemos añadir probióticos y prebióticos para mejorar la flora intestinal y aumentar el contenido de enzimas digestivos.
  2. Añadir una infusión, con hierbas digestivas como el hinojo, menta, comino, coriandro, anís estrellado y regaliz.
  3. Comer tranquilamente, saborear los alimentos, masticarlos correctamente y despacio.
  4. No hablar y comer a la vez, no ingerir aire que puede provocar la hinchazón del estomago.

7.- ¿QUE DEBERÍAMOS ELIMINAR DE LA DIETA?

 

  1. Verduras que tienen alto contenido de sulfuros, como son brasicaceas, coles, coliflor, col de bruselas, repollo, cebolla, puerros, ajos y pimientos. Estos alimentos además tienen un alto contenido de fibras solubles que pueden provocar más flatulencia.
  2. Lácteos. No todo el mundo tolera bien la leche y menos en la cena. Aunque no sea intolerancia es un problema habitualmente a que la combinación de grasas, hidratos de carbono (disacáridos) que provocan esas digestiones más lentas o más difíciles
  3. Gluten y fibra. Los intolerantes al gluten ya saben que no deben tomarlo, sin embargo, hay personas que sin ser celiacos puede provocar digestión más lenta. Del mismo modo las fibras solubles aunque pueden tener cierto efecto laxante, algunas veces es al contrario. Esa fibra absorbe agua y mejora el transito, y si es demasiado alto este contenido en fibras, como pueden ser las legumbres, las alubias por ejemplo que contienen la rafinosa (mezcla de tres azúcares simples glucosa, fructosa y galactosa) al digerir se produce en el intestino grueso hidrógeno, dióxido de carbono y metano (los gases).
  4. Los cereales integrales excepto el arroz también pueden provocar estos gases
  5. Frutas como ciruelas y peras
  6. No a la cebolla, al digerirse la flora intestinal produce gases
  7. Pasta poco cocinada, al igual que el pan poco horneado y más si es caliente puede producir gases
  8. Alimentos muy salados que provocan la retención de líquidos
  9. Bebidas gaseosas, alcohol y fermentadas, como puede ser la cerveza

 

8.- ¿ALGUNOS ALIMENTOS QUE PUEDEN AYUDAR?

  1. Yogur. Aunque sea un lácteo, si tenemos un problema de intolerancia deberías ser sin lactosa, pero es una buena fuente de probióticos, ayudara a que sea la digestión más ligera. Yogur preferentemente natural y no edulcorado.
  2. Sopa o caldo vegetal. Vegetales cocidos y en caldo que aportan un alto contenido de nutrientes y mejoran la hidratación y la eliminación de líquidos.
  3. Pepino. Con alto contenido de flavonoides, como la quercetina, que ayuda a disminuir la inflamación, tiene alto contenido en agua y es ideal en sándwiches o crudo como para picoteo. El apio del mismo modo actúa mejorando el vientre plano.
  4. Jengibre. Añadirlo va a ayudar a mejorar las digestiones. Se puede añadir rayado encima de la comida o añadirlo en purés o incluso en infusión con limón.
  5. Espárragos. Muchos antioxidantes, mejoran el transito intestinal sin absorber el agua del sistema digestivo. Actúa como diurético para eliminar la retención de líquidos y eliminar toxinas. Contienen muchos prebióticos que ayudan a mejorar el contenido de flora bacteriana.
  6. Papaya y piña, frutas muy ricas en enzimas digestivas, como la papaína y la bromelaína, ayudan a digerir la comida a disminuir la hinchazón del estómago.
  7. Pescado, aves como pollo y pavo, siempre cocinado en plancha, vapor, horno, y siempre con poca sal.

 

MIS RECOMENDACIONES

FANGUI D’ALGA GUAM LACOTE PANTY VENTRE PLATTO SNELLENTE

FARMALASTIC FAJA REDUCTORA DE NEOPRENO

SOMATOLINE REDUCTOR VIENTRE Y CADERAS EXPRESS

ELIFEXIR VIENTRE PLANO

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.