¿FIEBRE?

1.- ¿A QUÉ TEMPERATURA PODEMOS CONSIDERAR QUE ES FIEBRE?

La fiebre es un incremento temporal de la temperatura de nuestro cuerpo. Tener fiebre siempre es un signo de que algo extraño esta ocurriendo dentro de nosotros.

Como la misma definición indica es algo temporal que no debería durar muchos días, generalmente esta directamente relacionado a padecer infecciones.

En niños podemos considerar fiebre cuando:

  • A los 3 meses la temperatura rectal es más de 38ºC.
  • Entre 3 y 6 meses cuando esta temperatura rectal es más de 38.9ºC.
  • Entre 6 a 24 meses igualmente cuando la temperatura rectal es superior a 38.9ºC.

La fiebre suele ir ligada a diferentes síntomas, en la que puede indicarnos la gravedad de la fiebre si se padece más o menos síntomas.

SIEMPRE QUE EL NIÑO TIENE FIEBRE DEBE AVISARSE AL MÉDICO.

En adultos necesitaríamos inmediata atención médica si se supera la barrera de 39.4ºC. Puede ir unida a otros síntomas como: importantes dolores de cabeza, rash cutáneo, sensibilidad especial a la luz, rigidez de cuello, confusión mental, vómitos, dificultad en respirar, dolor abdominal, convulsiones.

Hasta hace poco podíamos considerar fiebre a partir de 37ºC, sin embargo se ha demostrado que los niveles de temperatura normal del organismo han bajado.

La respuesta a cuándo debería ir al médico un adulto, sería 2 grados por encima de nuestra temperatura habitual, aunque en fiebre cuando sube 0.5 grados de la temperatura corporal habitual. En niños mayores de 3 meses la fiebre puede definirse en estas temperaturas aproximadamente. Si hemos tomado la temperatura en la boca, 38.3º o más, y si dura más de una hora. Si la temperatura se toma debajo del brazo, a 37.7º o por encima de la misma, y si dura más de una hora seguida.

2.- DISMINUCIÓN DE LA TEMPERATURA CORPORAL

Hacia el siglo XIX, el Dr Carl Wunderlich, midió la temperatura de alrededor 25.000 personas y la media estaba en 37ºC.

www.sciencedaily.com

Sin embargo, los nuevos estudios se ha demostrado que la temperatura normal ha descendido y los nuevos valores que se encontraron en el año 2017 es casi un grado menos, 36ºC, aunque es variable según las personas, género, edad, peso, o incluso el momento del día en el que nos encontremos.

¿Por qué puede haber bajado la temperatura corporal?

  • Pesamos más que las personas. La tasa metabólica es más baja que anteriormente, se produce menos calor porque nuestro organismo produce menos procesos metabólicos que producen menos calor, debido a que la masa corporal es menor.
  • Temperatura ambiente. Estamos continuamente a la misma temperatura ya que en verano nos resguardamos del calor con el aire acondicionado, y en invierno con la calefacción. Incluso la ropa de abrigo hace que no necesitemos calentar nuestro organismo de forma natural.
  • Menos infecciones. En el siglo XIX habían más infecciones tanto víricas, como problemas, incluso infecciones bucales. Lo que provocaban era que aumentara la temperatura corporal. Las medidas de higiene, vacunas… han hecho disminuir la incidencia de infecciones y los fármacos son mucho más efectivos
  • Los termómetros actuales son más buenos que los de antes

Por ello consideramos que es fiebre cuando superamos 37.5ºC, en general. Deberíamos acudir al medico cuando nuestra temperatura es más alta de 2 grados de lo habitual, aunque podemos encontrarnos mal con menor temperatura, sobre todo dependiendo de cada persona, edad, estado de salud. Son siempre aspectos a tener en cuenta.

Durante el día igualmente la temperatura corporal puede variar de hasta 0.6º desde la mañana que es cuando tenemos la temperatura corporal más baja hasta la noche o al final del día que es más alta. También varía dependiente del ciclo femenino, si hacemos deporte… Con la edad nuestra temperatura corporal suele disminuir, y ese es otro de los motivos por el que las personas mayores suelen notar más el frío.

3.- SÍNTOMAS QUE PUEDE PROVOCAR LA FIEBRE

Como he ido explicando, se tiene fiebre en cuando aumentamos la temperatura que podemos considerar habitual en nosotros. Pero la fiebre suele acompañar otros síntomas:

  • Sudores, dolor de cabeza, dolor muscular, perdida de apetito, irritabilidad, escalofríos, deshidratación, sensación de pesadez o sueño.
  • En fiebres más altas puede llegar a convulsiones.
  • En niños es habitual el rash cutáneo con la aparición de la fiebre.
  • Es normal que se tengan sensación de calor, rojez e inflamación de la cara, sudoraciones.

4.- COMO DEBEMOS MEDIR LA FIEBRE

Cómo vamos a medir la temperatura y dónde, dependiendo del termómetro:

  • Oral
  • Rectal
  • Oído
  • Frente (arteria temporal)

La temperatura oral y rectal son las más precisas, en el oído y en la frente no lo son tanto, pero lo más importante es siempre tomar la temperatura en el mismo sitio.

En los niños sería lo ideal en el recto.

Puede usarse termómetros de cristal, pero los más cómodos y efectivos, y a la vez fiables, son los termómetros electrónicos. No se deben usar métodos que no sean precisos cuando vamos a tomar la temperatura.

Cuando tomamos la temperatura en la boca:

  • Lavarse las manos con agua y jabón
  • No comer ni beber al menos en 15 minutos antes de tomar la temperatura, ni frio ni caliente, ni por supuesto que tengan nada en la boca
  • Poner el termómetro debajo de la lengua y cerrar los labios firmemente
  • Mantener la boca cerrada y el termómetro en ella durante 30 o 40 segundos generalmente hasta que el termómetro suene

Los termómetros cuando miden la temperatura oral siempre marcan un poco menos que cuando se mide la temperatura rectal.

Posteriormente lo más adecuado es lavar el termómetro con agua y jabón, aclarar con un poco  de alcohol y volver a aclarar.

Temperatura debajo del brazo, en la axila:

En cualquier edad se puede tomar esta temperatura, ya que es exacta y cómoda para ello.

  • Evitar la ropa ajustada en la zona
  • Poner el termómetro en el centro de la axila, aguantando el brazo
  • Dejar el termómetro hasta que suene
  • Retirar el termómetro y lavarlo

En los niños pequeños que se debe tomar la temperatura rectal, se puede aplicar un poco de vaselina para facilitar su uso, se debe mantener durante 30 segundos.

Es recomendable tomar la temperatura durante el día varias veces, aunque no se sienta y a ser posible anotarla. Con ello llevaremos un control exacto de la misma y nos puede ayudar en conocer el progreso de la dolencia.

Como limpiamos el termómetro:

  • Lavar el termómetro es muy importante antes y después de cada uso :
  • Puede pasarse una toallita con alcohol y aclarar posteriormente
  • Secarlo con una toallita o dejarlo secar al aire libre
  • No hervir ni sumergirlo en agua, ni en el lavaplatos
  • Lavarse las manos antes y después de manipular el termómetro

 

5.- QUÉ PUEDE HACER VARIAR LA FIEBRE

La fiebre ocurre en el termostato corporal, en el hipotálamo. Si en el momento de fiebre nos abrigamos más o nos tapamos con una manta, como erróneamente piensan algunas personas, puede hacer aumentar la temperatura.

Incluso la temperatura ambiental, si hace mucho calor es más difícil que baje la fiebre que en ambientes más frescos. Por la mañana la fiebre es más baja y durante el día va aumentando siendo la temperatura más alta durante la noche.

6.- POR QUÉ PUEDE APARECER LA FIEBRE

La fiebre siempre es un signo de algún problema en nuestro organismo, como puede ser (solo describo algunos):

  • Infección por virus o bacteriana
  • Reacciones inflamatorias, como puede ser la artritis reumatoide
  • Algunos fármacos como podría ser antibióticos o antihipertensivos
  • Vacunas
  • Tumores
  • Deshidratación por alta temperatura

Es posible que aparezca fiebre sin ningún motivo aparente. Si es frecuente o dura más de 6 días seguidos es preferible consultar con el médico, ya que puede ser debido a alguna dolencia escondida. La fiebre es siempre un signo de que algo malo está ocurriendo en nuestro organismo.

7.- DURACIÓN DE LA FIEBRE

  • Aguda. Dura hasta 7 días.
  • Subaguda. Dura máximo 14 días.
  • Crónica. Es persistente y dura hasta 14 días.

8.- TRATAMIENTO

Los antipiréticos son los tratamientos de elección:

  • Paracetamol
  • Aspirina
  • Ibuprofeno
  • Naproxeno

Sin embargo, los analgésicos cuando hay dolor al ser también antipiréticos pueden esconder que el organismo padecía fiebre.

La pauta de la mayoría de antipiréticos es cada 8 horas. Se puede tomar más a menudo si la fiebre es muy alta y no baja, incluso cada 6.

Alternativamente se puede combinar cada 4 horas paracetamol e ibuprofeno, siempre bajo recomendaciones médicas y a la dosis adecuada según la edad y el peso del niño.

Paracetamol

Deben indicar el médico, las dosis en bebes recién nacidos:

  • En niños menores de 10 años se indica una dosis de paracetamol de 60mg/Kg/día, repartidos en 4 o 6 tomas diarias15 mg/kg cada 6 horas o 10 mg/kg cada 4 horas.
  • A partir de los 10 años, la dosis máxima es de 500mg en cada toma cada 6 o 8 horas, máximo total 6 gramos/día.
  • En adultos con receta médica la dosis máxima son 1000mg en cada toma cada 6 u 8 horas, máximo total 6 gramos/día.

La aspirina no está indicada en niños ni en personas que estén tomando anticoagulantes.

Las altas temperaturas pueden provocar deshidratación, que a su vez puede agravar el problema de la fiebre. Es por ello es aconsejable beber a menudo. Siempre el consejo es buscar el motivo de esta fiebre y tratarlo.

Ibuprofeno

Al igual que el paracetamol, las dosis de ibuprofeno depende de la edad y del peso del niño. En general la dosis es de 20 a 30 mg/kilo de peso repartido en 3 o 4 veces diarias, nunca sobre pasando 40 mg/kg de peso. No en menores de 3 meses.

  • Niños de 3-6 meses (peso de 5 a 7,6kg) 150 mg/día, repartidas en 3 veces al día.
  • Niños de 6-12 meses (peso de 7,6 a 9kg) 150-200 mg/día, repartidas en 3 veces al día.
  • Niños de 1-3 años (peso de 10 a 15kg) 300-400mg/día, repartidas en 3 veces al día.
  • Niños de 4-6 años (peso de 16 a 20kg) 450- 600mg/día, repartidas en 3 veces al día.
  • Niños de 7-9 años (peso de 21 a 29kg) 600-800mg/día, repartidas en 3 veces al día.
  • Niños de 10-12 años (peso de 30 a 40kg) 900-1200 mg/día, repartidas en 3 veces al día.
  • Adultos y adolescentes 1200 -1600 mg/día repartidas en 3 dosis.

Hay que tener en cuenta que con enfermedades renales el médico debe ser el prescriptor y generalmente se recomiendan dosis más bajas. Al igual en mayores de 60 años la dosis de inicio siempre es más baja.

9.- ¿QUÉ DEBEMOS HACER SI HEMOS DETECTADO FIEBRE?

Después de haber tomado la temperatura más de una vez y observamos que tenemos fiebre, a parte de las recomendaciones que he mencionado anteriormente.

Padecer fiebre nos hace sentir mal y si bien los adultos lo suelen llevar peor que los niños, incluso algunas veces cuando es muy leve la fiebre con el mero control puede ser suficiente.

Como he dicho en el punto anterior, los antipiréticos son los fármacos de elección.

  • A niños menores de 3 meses no se puede dar ningún fármaco sin la consulta previa del pediatra, si el bebé tiene fiebre hay que contactar de manera urgente con el médico
  • Paracetamol se puede dar siempre con recomendación médica a partir de los 3 meses.
  • Ibuprofeno se puede dar a niños a partir de 6 meses.
  • Aspirina solo se puede dar en adultos.

Recomendaciones:

  • Beber líquidos abundantes para mantener nuestro organismo hidratado. Hemos de tener en cuenta que con altas temperaturas nuestro organismo tiende a deshidratarse. Si los líquidos son frescos pueden ayudar a disminuir la temperatura corporal.
  • Bañarse. Lo ideal sería en agua fresca si la temperatura es muy elevada y es necesario bajar esta temperatura corporal con urgencia. El baño debe ser con agua fría. El efecto del baño no tiene porqué solo ser para bajar la temperatura corporal. Un baño con agua templada puede ser relajante y ayudar a mejorar el estado de salud en general.
  • Poner packs de frío debajo de los brazos, es una de las maneras más sencillas de bajar la temperatura corporal, aunque puede que vuelva a subir la temperatura corporal, cambiando toallas frías también es una solución.

Que no deberíamos hacer:

  • Masajes con alcohol. Es rubefaciente, puede aumentar la temperatura corporal
  • Baños con hielo. Pueden ser muy traumáticos
  • Tomar demasiados antipiréticos. Aunque sean diferentes no es más efectivo ni hace bajar la temperatura antes. Las dosis deben ser las adecuadas. Es importante, en consecuencia, si se toman antigripales que se lea la composición ya que muchos de ellos llevan también antipiréticos.

 

10.- FEBRÍCULA

La febrícula es una fiebre baja pero continuada o recurrente a las mismas horas. Por ejemplo, son signos de una enfermedad o dolencia leve. Se le puede llamar incremento patológico de la temperatura corporal.

Podemos padecer febrículas simples o complejas.

  • Febrículas simples. Son las que duran de unos segundos a hasta 15 minutos y suele sufrirse de forma cotidiana.
  • Febrículas complejas. Duran más de 15 minutos, son más frecuentes.

De hecho, son mucho más preocupantes que las simples. En niños pueden indicar un dolencia peor más adelante.

11.- FIEBRE Y COVID

Uno de los síntomas más evidentes de la infección por Covid es la aparición de fiebre, aunque durante todos estos meses han ido modificando criterios. Si bien es cierto que el síntoma de fiebre es sospechoso de una infección y en estos momentos de infección por este virus es muy probable.

Durante la infección por Covid puede variar mucho la gravedad de la fiebre que se sufre, aunque no siempre tiene que padecerse ni la gravedad de la misma tiene que ser alta. Por encima de 37.3º es fiebre, y aunque muchas personas empiezan con fiebres bajas, puede ir subiendo.

Si se sospecha que se tiene fiebre se debe tomar la temperatura y anotarla para posteriormente hablar con su médico. Cada cuanto hay que tomar la temperatura depende de cada persona pero lo mínimo ideal sería mañana y noche, dos veces al día.

Es recomendable lavar el termómetro antes y después, tal y como indico en el punto 4. Hay que tener en cuenta que aunque no se sufra fiebre puedes infectar a otras personas si estas infectado.

La fiebre en personas con una infección media pueden padecerla hasta 2 semanas, sin embargo la fiebre puede estar al principio de la infección o al final también. Es por ello es importante no tener fiebre cuando se termine la cuarentena.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.